¿Por qué la elección del cartel de la Magdalena de Castellón sigue siendo a votación popular?

El Ayuntamiento de Castellón continúa dejando en manos del público la elección final del cartel que da imagen a las fiestas de la Magdalena, un concurso en el que, además, pueden participar tanto profesionales del sector como amateurs. Estos procesos de selección ya suscitaron polémica el año pasado por parte de las diferentes asociaciones de diseñadores, que defendían la profesionalización del cartel. Por su parte, este año la Generalitat Valenciana ha querido promocionar las fiestas con un cartel creado por el estudio de diseño profesional Juárez Casanova, con el que tuvimos el placer de hablar en esta entrevista

Carteles Magdalena

Izquierda: cartel ganador del concurso popular / Derecha: cartel firmado por estudio Juárez Casanova

Ya el año pasado, València y Alicante dejaron de lado este tipo de procesos de selección. Joan Quiròs y Luis Demano fueron los encargados de crear tanto la imagen para Les Falles de València 2017 como la imagen autonómica. Poco después, el diseñador David Hernández Chamorro daba imagen a Les Fogueres de Sant Joan de Alicante y la Generalitat presentaba una adaptación de este. Y este año, Yinsen Studio ha sido el responsable de diseñar tanto el cartel tradicional como toda la imagen gráfica de las Fallas 2018.

Ayuntamiento de Castellón
Este sistema, sin embargo, no fue continuado por el Ayuntamiento de Castellón, que convocó, el pasado octubre, una votación popular en la página web municipal para elegir el cartel que representaría las fiestas de la Magdalena 2018. Para conocer más acerca de este proceso quisimos contactar con Sara Usó, la Concejala de Fiestas del Ayuntamiento de Castellón, pero desgraciadamente no pudimos hablar con ella. Sin embargo, la responsable de prensa tuvo la amabilidad de contestar a nuestras preguntas:

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de selección de los carteles finalistas? ¿Qué perfiles profesionales componen el jurado?

Hay una selección previa en la que participan algunos profesionales del sector del diseño. Me gustaría que recordarais que hasta 2015 se elegía a dedo en un despacho y ahora se ha abierto este proceso de selección. Todavía no estamos en el sistema de selección profesional pero aquí hay cierta tradición en el sistema que estamos llevando a cabo. Sí que hemos avanzado de la elección directa a abrir una convocatoria (donde puede participar todo el mundo, también profesionales), y donde hay una elección previa en la que un jurado (varios de ellos profesionales del diseño) hace una selección y con los carteles elegidos se abre la votación al público.

València y Alicante ya han optado por profesionalizar la imagen de sus fiestas, ¿por qué pensáis que es mejor continuar haciéndolo mediante concurso abierto a todo el público?

No es que pensemos que sea mejor, es una opción que está sobre la mesa. Nosotros no descartamos la profesionalización porque es algo que nos gusta y que se está planteando. No es que nos neguemos, pero hay una cierta tradición a hacerlo así. De hecho, de 2015 que fue una selección a dedo a ahora se ha avanzado. No es un avance que los profesionales quieren pero podemos seguir mejorando y llegar a algo que encaje con la profesionalización. No está descartado, de hecho es algo que desde el patronato de fiestas se está valorando.

¿Qué opinas, respecto a las voces dentro del sector de diseño gráfico que dicen que este sistema de concursos abiertos a toda la ciudadanía menosprecia el trabajo del profesional del diseño; que con otras profesiones –como en arquitectura– no pasa lo mismo?

Al final lo que queremos es buscar el mejor resultado. Por eso una de las vías es la profesionalización, pero venimos de un pasado que condiciona bastante y lo que tenemos que intentar es seguir avanzando. Estamos abiertos a estudiar las mejores posibilidades. Entendemos que un sector como el del diseño se merece todo el respeto, como cualquier otro profesional, y entendemos que los profesionales y el colectivo defiendan su trabajo. Nosotros lo valoramos, trabajamos con muchísimos profesionales del diseño en el Ayuntamiento de Castellón.

La Generalitat ha presentado otro cartel diferente para la promoción de las fiestas. ¿Ha creado esto algún tipo de polémica?

Los medios han hecho la polémica. A nosotros nos parece muy positivo que la Generalitat promocione la Magdalena, es sumar promoción a unas fiestas que son de Interés Turístico Internacional desde el año 2010. Nos parece perfecto que desde la Generalitat lo hagan. Por ejemplo este año creo que es la primera vez que va a haber una Gaiata en el Palau de la Generalitat. Nos parece perfecto que se sumen porque son fiestas tan importantes como las Fallas de València y las Hogueras de Alicante y creo que se merece esa atención desde la Generalitat, así que bienvenido sea.

Estudio de diseño Juárez Casanova
También hablamos con el estudio de diseño Juárez Casanova para que nos contaran cómo fue el proceso creativo del cartel presentado por la Generalitat. Nos contaron, además, que les habría gustado, evidentemente, que el Ayuntamiento de Castellón optase por contribuir a la profesionalización del cartel de las Fiestas de la Magdalena en beneficio de la proyección de estas fiestas, así como otras Instituciones ya están realizando, y añaden: «respecto a la selección de la votación popular, es significativo que en los dos años que lleva este sistema, haya ganado el mismo autor, esto evidencia que este método beneficia únicamente al que puede movilizar más votos en la redes sociales independientemente de la calidad».

También quisimos preguntarles qué les parecía el cartel que salió ganador en la votación popular: ‘Colors al vent’. Sin embargo, aunque no quisieron valorarlo, sí que quisieron «reivindicar –como se hace desde diferentes Asociaciones de Diseñadores e ilustradores (como ADCV, APIV o La Exprimidora)– la necesidad de que el sistema de elección sea de manera profesional».

Conclusión
Es evidente que convocar un concurso público de estas características y no ser consciente de la exposición pública a la que se enfrenta y las consecuencias que este implica, puede no dar siempre el resultado esperado, como ocurrió con el concurso organizado en Facebook para la elección del cartel que daría imagen a la Feria del Libro de Alicante 2017. Los organizadores del concurso tuvieron que suspenderlo tras ser boicoteado por los miles de profesionales del sector que se negaron a aceptar este sistema de votación popular. Hecho que evidencia que no se trata del mejor sistema para lanzar un concurso de diseño si se quieren conseguir resultados óptimos.

Para aquellos que se pregunten cómo debería ser un concurso de diseño más profesional, que no se considere especulativo y que, por ello, su resultado sea satisfactorio, puede echarle un vistazo a Llamada a proyectos: ¿qué podemos mejorar?, La Asociación Galega de Diseñadores se posiciona contra los concursos de diseñoComunicado de la READ sobre los concursos de diseño, o a La EASD se niega a participar en un concurso de diseño que premia al ganador con 300 €, un lote de productos y visibilidad.

Magdalena 2018

There is one comment

  1. Rubén

    Un jurado compuesto por profesionales debe cumplir con su labor y seleccionar el mejor diseño, venga de quien venga, no creo que ninguno de los que ponen tantas trabas esperara a sacarse el título para empezar a demostrar su interés por el diseño o sus ganas de desarrollar una idea que le pudiera hacer ganar un poco de dinero.
    Si el diseñador titulado es mejor que el aficionado que lo decida un jurado profesional y no una asociación que se crean como ruedas de churros. Un diseñador profesional que se apunta a un concurso en el que se premia con 300€ y visibilidad debería plantearse un cambio de profesión o dedicarse a diseñar y que hable su trabajo. Y para acabar diré que los jurados populares son una estupidez rotunda, no hay como defender esa idea de que un trabajo es ganador por muchos likes que tenga, tonterías de la época. Un saludo.

Deja un comentario