Probamos la Lomo Instant Oxford, una de las últimas cámaras instantáneas de Lomography

Tras un tiempo después de su presentación hemos podido probar la Lomo Instant Oxford, una de las últimas cámaras instantáneas de Lomography inspirada en la ciudad norteamericana y sus altos edificios, en relación al formato de disparo de la cámara.

La Lomo Instant Oxford destaca por su diseño vertical, el cual se adapta muy bien al agarre y facilita un firme disparo. Además, tal y como se observa en la imagen, esta Lomo puede contar con objetivos adaptables como un fisheye, un macro o un gran angular.

En cuanto a las características técnicas, la cámara de Lomography cuenta con distintas variables que alejan al fotógrafo del disparo automático al que la mayoría de cámaras instantáneas nos tienen acostumbrados. En cuanto al foco, la cámara cuenta con dos posiciones de enfoque: una orientada a las tomas realizadas a muy poca distancia (entre 40 y 90 cm) y otra que abarca desde la distancia de un metro hasta el infinito.

Esta diferenciación está bien pensada para la hora de hacer un retrato a muy poca distancia, en el que el protagonista debe estar bien enfocado. Aun así, debemos tener en cuenta que este tipo de cámaras cuentan con una distancia focal muy amplia y esto hace que los elementos que están más lejos pierdan su nitidez.

En esta secuencia podemos analizar otro de los parámetros que la Lomo Instant Oxford te permite modificar antes de tomar la foto, la compensación de exposición. Todas las tomas han sido realizadas al mediodía, por lo que la luz que había era muy dura. En la imagen de la izquierda, disparamos con el modo automático sin tocar la compensación de luz. En la imagen del medio utilizamos el primer paso (-1) de la compensación de imagen para cuando hay mucha luz. Y en la imagen de la derecha utilizamos el segundo paso de compensación (-2).

Con los ejemplos anteriores, hay otro factor que podemos evaluar al disparar con la cámara Lomo; el viñeteado. Esta gran amplitud focal con la que cuentan la mayoría de cámaras instantáneas tiende a viñetear los bordes de las imágenes al igual que ocurre con algunos objetivos fisheye para cámaras réflex. Esto se suma a la dificultad que presenta estas cámaras a la hora de exponer bien una tema, debido a no tener una referencia a la hora de apretar el botón, por lo que se necesita de algunas fotos para practicar y conseguir una toma que no esté subexpuesta o sobreexpuesta.

Pero hablemos de qué hace diferente a la Lomo Instant Oxford de otras cámaras instantáneas. El problema con este tipo de cámaras es que suelen ser muy simples en cuanto al funcionamiento, por lo que el modo manual es prácticamente inexistente y esto hace que algunas capturas sean imposibles de tomar. Sin embargo, esta Lomo cuenta con un factor que nos da mucha versatilidad a la hora de tomar creativas capturas, el control del obturador.

Con este control sobre el tiempo de exposición se nos presentan varias opciones para conseguir tomas creativas y divertidas. Desde lightpainting, a tomas de larga exposición e incluso, con un modo exclusivo de esta cámara, podemos tomar imágenes con doble exposición y conseguir así un efecto muy llamativo.

→ Lomography

lomo instant oxford

Captura con Doble Exposición