‘Concursos: un paso adelante y otro atrás’, por la Asociación Gallega de Diseño

A raíz del concurso de ideas convocado por el Consorcio de Turismo y Congresos de A Coruña para crear una nueva marca turística y de la presentación de la propuesta ganadora, la Asociación Gallega de Diseño se ha pronunciado a través del siguiente texto:

'Concursos: un paso adelante y otro atrás', por la Asociación Gallega de Diseño

El pasado 28 de diciembre de 2017 el ayuntamiento de A Coruña presentaba la imagen turística de la ciudad que ha resultado ganadora del concurso de ideas convocado por el Consorcio de Turismo y Congresos de A Coruña a principios de noviembre.


Ante el malestar causado por las bases de este concurso entre la comunidad de diseñadores, la Junta Directiva de la Asociación Gallega de Diseño (DAG) les había remitido a los organizadores un e-mail en el que les explicaba las razones de los profesionales del diseño para estar radicalmente en contra de este tipo de convocatorias.

Tras la recepción del e-mail, la gerenta del Consorcio Lanzada Calatayud contactó telefónicamente con el presidente de la DAG para informarle de que querían introducir dos modificaciones en la convocatoria:

  1. Aumentar el plazo de recepción de trabajos.
  2. Incluír algún diseñador profesional en el jurado, y que les gustaría que este fuese de la Asociación Gallega de Diseño.

El presidente le explicó que era de dominio público que la Asociación Gallega de Diseño estaba en contra de la organización de concursos de diseño e que por tanto no podía formar parte del jurado cuando la convocatoria, tal y como ya le habían explicado en el correo, incumplía los mínimos que la propia DAG y el resto de asociaciones llevan años reivindicando.

Una vez que ya se ha hecho pública la resolución del concurso, solo podemos decir que lamentamos profundamente que los argumentos dados no hayan sido suficiente para persuadir a los responsables políticos de abandonar esta práctica, pero que está tozudez en organizar concursos  de diseño tampoco nos va a hacer desistir de nuestra reinvindicación y que continuaremos trabajando en favor de la dignificación del trabajo de todos los diseñadores y las diseñadoras gallegos y de lo que, honestamente, creemos que es justo.

Reproducimos a continuación el contenido del e-mail enviado:

«Estimados Alberto y Lanzada:

En los últimos días ha habido muchos diseñadores y personas sensibles a la cultura del diseño que nos han mostrado, a través de diferentes canales, su incomodidad por el concurso de ideas para el diseño de la marca turística de la ciudad de A Coruña. Dado el poder viral de las redes sociales, somos conscientes de que también tuvieron que llegarles muchos de estos comentarios negativos sobre las condiciones abusivas de la llamada a concurso y sobre los cuales pasamos a enumerar:

  • En un acto que solo podemos calificar como irresponsable, se invitaron a no profesionales a preparar una obra de tal transcendencia e importancia como la elaboración de la marca turística de la ciudad.
  • Increíblemente no hay ningún diseñador entre el jurado encargado de evaluar un trabajo de diseño.
  • El consorcio se reserva el derecho de tomar ideas o soluciones parciales de la propuesta ganadora y, si ese no fuera el caso, también tiene el derecho de modificarla y volver a elaborarla más adelante.
  • Tras la resolución del concurso, el Consorcio confiará al ganador/a la realización de otros trabajos gráficos y la producción relacionada con el objeto del concurso, no indicados en estas bases ni inicialmente previstos, así como otros trabajos necesarios para la adaptación de la marca que serán incluidos en el importe del premio.
  • El autor de la propuesta ganadora debe ceder, de forma exclusiva y sin limitación temporal, al Consorcio los derechos de explotación, propiedad intelectual y propiedad industrial de su obra.
  • El plazo de 20 días para presentar el manual de identidad y aplicaciones es claramente insuficiente para lograr un trabajo de calidad y excelencia que demanda la marca turística de A Coruña.
  • Y, como siempre ocurre en los concursos, a pesar de invitar a todos los ciudadanos a elaborar sus propuestas de diseño, solo una o dos de estas obras se pagarán finalmente.

La posición del DAG sobre este tema es pública y hace dos años tuvimos ocasión de presentar al concejal de Cultura, Educación y Deporte del Ayuntamiento de A Coruña, José Manuel Sande, que muy generosamente aceptó reunirse con un representante del DAG para hablar de buenas prácticas en la contratación de servicios de diseño. Una proposición que les volvemos a trasladar, con motivo del método de contratación elegido por el Instituto Municipal de Espectáculos de Coruña (IMCE) para la contratación del diseño, creatividad y servicio de disposición de la programación impresa.

Dado que una vez más nos enfrentamos a una nueva convocatoria de concursos de diseño, en este caso para el diseño del diseño de la marca turística de la ciudad de A Coruña, está claro que todos nuestros intentos de explicar el valor del diseño fallaron.

Como siempre puede haber algún fallo en la comunicación, DAG asume parte de la culpa por no ser capaz de transmitir argumentos con el fin de convencer a los responsables públicos de que apuesten de forma decidida por el diseño y los diseñadores, pero coincidirán con nosotros en que también podemos exigir a nuestros responsables más sensibilidad y receptividad hacia un sector estratégico como el nuestro de la que han demostrado hasta ahora.

En este sentido, nos gustaría decir que hace unos días bajo el FEED’17 que tuvo lugar la semana pasada en Santiago, tuvimos la oportunidad de hablar con varios diseñadores de Oporto que participaban en el foro, que nos explicaban que en 2019 Oporto acogerá la Bienal Internacional de Deseño, una iniciativa que se desarrollará de manera conjunta con el municipio de Matonsinhos y la Esad IDEA, que nace de la colaboración entre el Consejo y la Escuela de Artes y diseño (Esad), y que no está aislada, sino que se inscribe en un plan de acción desde la cámara del Oporto que contempla el diseño como un elemento estratégico para el desarrollo de la ciudad. En esta línea, también estaría la apertura de la  Casa do Design de Matosinhos; o la creación de la Incubadora do Design, también en Matosinhos; la exposición Design by Porto, Porto by design: 4 anos de design da Câmara do Porto  inaugurada este verano que mostraba cómo la Cámara de Oporto ha participado, en los últimos cuatro años, en la práctica del diseño gráfico y lo ha llevado al centro de su estrategia cultural y de comunicación.

En solo unos días se publicó la noticia de que el Consejo de Gobierno Local de Santander aprobó las bases, así como las remuneraciones de los finalistas y el ganador, de un nuevo concurso dirigido a profesionales y estudios creativos con experiencia en la creación de la marca gráfica ciudad después de que el Ayuntamiento tuviera que cancelar el concurso anterior a principios de 2016.

Citamos estos ejemplos para demostrar que es posible construir una colaboración y un entendimiento dinámicos entre los diseñadores públicos y los gerentes, solo el diálogo y las necesidades de ambas partes.

Con este correo electrónico, adjuntamos las recomendaciones del DAG sobre la contratación de diseño y, como siempre, estamos a su disposición para cualquier aclaración.

Un saludo cordial

El Consejo de Administración del DAG».

→ dag.gal

No es la primera vez que la Asociación Gallega de Diseño se manifiesta respecto al surgimiento de este tipo de concursos. Desde su fundación, en el año 2006, la DAG viene manteniendo una postura de claro rechazo de este tipo de prácticas que, bajo el disfraz de oportunidad profesional, en realidad ocultan un daño continuado a nuestra profesión. Puedes leer más acerca de su postura aquí.

Deja un comentario