¿Podrá la inteligencia artificial hacer peligrar el perfil del profesional creativo?

Pocas profesiones cambian y evolucionan tanto y tan deprisa como las relacionadas con la creatividad y la comunicación. Y es que, la tecnología y sus avances tienen mucho que ver en el tipo de perfil que el mercado necesita en cada momento. Sin ir más lejos, es más que notable las diferencias que existen entre el perfil tradicional de diseñador gráfico de hace apenas 50 años y el perfil profesional de hoy en día. ¿Qué creativo desarrolla ahora su actividad profesional sin usar algún tipo de software, dispositivo o herramienta digital?

Fernanda Romano

Fernanda Romano

La tecnología avanza a pasos agigantados y si el profesional no es capaz de adaptarse a los nuevos medios y técnicas, es muy probable que desaparezca. Pero, ¿es posible que la tecnología avance tanto que pueda desbancar por completo la función del creativo? ¿Serán las máquinas, algún día, más capaces que el ser humano para producir ideas y proyectos creativos? ¿Qué papel tendrá la inteligencia artificial en el diseño y la publicidad?

Para profundizar en ello y encontrar algunas respuestas, hablamos con Fernanda RomanoStrategy and Creative Director, Malagueta Group– quien participará como ponente el próximo 10 de noviembre con su charla sobre inteligencia artificial y creatividad en la 4º edición del European Creativity Festival del ADCE (del 9 al 11 de noviembre de 2017) donde también tendrá un espacio en forma de workshop el 11 de noviembre:

¿La inteligencia artificial algún día podrá remplazar al profesional creativo?

Fernanda-Romano-2Creo que los avances en inteligencia artificial necesitan ser desmitificados. La verdad es que hemos llegado bastante lejos y vamos a ir más lejos todavía en un período muy corto de tiempo, pero estamos hablando sobre la rapidez en cálculos. Esa inteligencia artificial está jugando a juegos y ganando; apostando en mercados financieros y haciendo dinero, porque realiza cálculos matemáticos más rápido que nosotros y con mucha precisión. El problema es que, al menos en un futuro previsible, esta inteligencia artificial no tendrá personalidad ni carácter; no tendrá ‘sentimientos viscerales’. Además, siempre digo que no puedo imaginar una inteligencia artificial que pueda llorar cuando nazca un bebé. Hasta el día en que sea testigo de que la inteligencia artificial siente ese tipo de emoción (y no porque esté programada para ello), no hay manera de que nos reemplace.

La tecnología nos está estandarizando (todos usamos las mismas herramientas digitales para producir los mismos resultados). ¿Crees que esta matará nuestra creatividad?

Creo que la tecnología ya está haciendo eso. No en todos, sino en mucha gente. El hecho de que las personas ahora solo puedan presentar una idea o compartir hechos respaldados por un powerpoint o un keynote es un gran ejemplo de ello.

Esta incapacidad para improvisar es una señal muy mala. Lo mismo se aplica a las personas que viven en los mundos de Facebook, Amazon y Google. Todo está filtrado, todo se calcula mediante un algoritmo que decide si debes recordar que hoy es el cumpleaños de Robert y el modo disponible para desearle lo mejor es comentando en su muro. O que cuando buscas dulces de Halloween, una caja llena con chocolate de Hershey es tu mejor opción.

Una vez escuché un podcast sobre pies humanos. Los expertos dicen que los zapatos son realmente malos para nosotros. Nuestros pies están realmente bien diseñados y, en realidad, son muy hábiles para apoyarnos y ayudarnos a mover todo nuestro cuerpo en múltiples velocidades y direcciones diferentes y, sin embargo, usamos zapatos para “que nos ayuden a correr, a caminar o a jugar mejor al tenis”. Vemos a todos estos corredores profesionales con sus zapatos de alta tecnología cuando, de hecho, todos estos expertos dicen que caminan descalzos siempre que pueden.

No estoy proponiendo que todos volvamos a ser hombres de las cavernas y estoy muy agradecida por los inodoros, los aviones, las palomitas de microondas y los cepillos de dientes eléctricos. Pero sí creo que debemos preguntarnos con frecuencia si la tecnología nos hace más inteligentes y más eficientes o más estúpidos y más ocupados.

¿Qué habilidades debería tener la creatividad del futuro?

Humildad, ingenio, curiosidad y persistencia. Las mismas cosas que siempre hemos necesitado. Pero intuyo que esta no era realmente la pregunta.

Creo que comprender el código será muy útil. Creo que el conocimiento sobre el análisis de datos será clave. Creo que una sólida formación en arte y diseño será aún más importante de lo que es hoy, así como una comprensión continua del comportamiento y las tendencias del consumidor.

‘Piensa como un emprendedor, crea como un diseñador y actúa como un hacker y podrás quedarte donde estás’. ¿Podrías ampliarnos un poco más el significado de esta afirmación?

Los emprendedores se las apañan con muy poco. Los diseñadores hacen cosas útiles y hermosas. Los hackers desafían al sistema. Si una persona se comporta así, hará mucho más en su vida: nada le detendrá. Y si algo se le sitúa delante, tratando de detenerle, simplemente lo sorteará.

¿Qué posibilidades brindará la tecnología a la creatividad y a la publicidad? ¿Conoces ejemplos reales o casos de éxito en este tipo de relación?

Precisamente la crítica que le hago a Facebook y a Google es la ventaja que ahora tiene la creatividad y la publicidad. Facebook permite lograr una comprensión potencialmente profunda de las personas y permite conocer cuál es su contexto y este tipo de información es muy poderosa. Por lo que es entendible que se esté buscando, discutiendo y haciendo clics en Google’s insights.

Si tenemos en cuenta la cantidad de dinero que se está invirtiendo solo en estas dos plataformas, creo que tenemos una historia de éxito bastante sólida.

Recientemente, Mark Zuckeberg y Elon Musk acrecientan el debate relacionado con los peligros de la inteligencia artificial. ¿Piensas que la inteligencia artificial implica algún peligro para nosotros?

Claro que sí. Especialmente cuando dejamos que la inteligencia artificial se vuelva más y más autónoma. Digamos que programamos la inteligencia artificial para tomar decisiones relacionadas con la inversión. Digamos que la inteligencia artificial está invirtiendo dinero de una anciana en nombre de un comerciante. El perfil es moderado. La inteligencia artificial calcula que comprar oro o acciones de una empresa de primera línea se ajusta al perfil. Algo inesperado sucede. Un ser humano sabría que no puede permitirse perder el dinero de la anciana y hará lo que sea necesario para solucionarlo. ¿Lo sentiría de la misma manera la inteligencia artificial? Apuesto a que no. La falta de empatía será un peligro para todos nosotros.

Algunas personas emplean la tecnología en sus propios cuerpos, como Neil Harbisson, el primer Cyborg del mundo. ¿Qué posibilidades tendremos en el futuro? ¿Cuáles son las consecuencias éticas de esto?

Hemos estado utilizando la tecnología en nuestros cuerpos desde hace bastante tiempo. Cuando comenzamos a usar bastones o gafas para leer, nos hemos estado mejorado. El futuro es un sinfín de posibilidades y de interacciones entre lo que hace un ser humano junto a otros materiales y tecnologías que amplían todo lo que nos rodea. Puede que lleguemos a ser capaces de volar. Todos podríamos llegar a convertirnos en telépatas. Puede, incluso, que ya no muramos más.

La ética será EL PROBLEMA. ¿Deberíamos permitir que algunas personas mueran porque no pueden pagar esta nueva tecnología? ¿Cuánto vale una vida? ¿Deberíamos desarrollar sub razas para hacer el trabajo que no queremos hacer? Creo que no, pero esta será una larga conversación en la que mucha gente tendrá que participar.

www.europeancreativityfestival.com