La NBA renueva su identidad visual con un sutil pero efectivo cambio tipográfico

Tras renovar la marca de la WNBA en 2013, el estudio neoyorquino OCD | The Original Champions of Design se ha encargado de la imagen de la NBA, diseñada en 1969. Para hacerlo contaron con la fundición Commercial Type y Erik van Blokland, que adaptaron Action, una tipografía creada originalmente para la web de Letterror. Por otro lado, los colores se han saturado para adaptarse a su reproducción en pantalla. El resultado es un ejemplo de rediseño sutil, práctico, funcional y efectivo.

rediseño del logo de la NBA

Antes / Ahora

Por ahora no ha transcendido el proyecto completo, y tenemos claro que una marca es mucho más que un logo, pero con unas pocas imágenes tenemos suficiente para disfrutar de algo bien hecho; además, no estamos en la sección de Branding, así que nos sobra con saborear la nueva tipografía realizada para la ocasión. Por lo que se puede ver, no se ha buscado un cambio radical en la marca NBA sino un ajuste técnico, una adecuación de la identidad visual a los nuevos sistemas de reproducción que no existían en 1969, pensamos sobre todo en el soporte web.

Para que los nuevos identificadores gráficos se vean mejor en pantalla se ha buscado una nueva tipografía con la misma taxonomía y morfología de la original —un palo seco grotesco, de proporciones estrechas (condensed), altura de x generosa— pero que se adapte mejor a los rigores del tamaño y resolución de las pantallas. La solución fue Action, una familia tipográfica experimental cuya peculiaridad más llamativa es que todos los caracteres, en todos los pesos de la familia, ocupan el mismo espacio; de esta manera puedes intercambiar pesos y generar animaciones sin que la línea se altere:

 

Esta característica no es lo que llamó la atención de los responsables del proyecto, sino lo bien preparadas que estaban las letras para pantalla; por eso contactaron con Commercial Type, los distribuidores de la tipografía, para encargar una versión especial para la nueva marca de la NBA. No sabemos si se ha hecho algún cambio o simplemente se ha licenciado para su uso específico, pero el resultado es estupendo.

En el logosímbolo se aprecia mejor lo compacto que es el nuevo diseño:

Izquierda: versión original | Derecha: nueva versión

Pero, sin duda, donde mejor luce la nueva tipografía es en las sub-marcas de la liga estadounidense:

Versiones antiguas de las sub-marcas de la NBA

En conclusión, no siempre hace falta una evolución drástica en la identidad visual de una marca; a veces un trabajo refinado, concreto y certero es más que suficiente. Cuando se intenta ser demasiado original, se corre el riesgo de pasarse de frenada, como les ocurrió al mismo equipo cuando rediseño la marca WNBA:

La tipografía elegida es la estupenda Cyclone, de Hoefler&Frere-Jones (o como demonios se llame ahora, después del carísimo divorcio de los fundadores), una variante de otra tipografía de los mismo autores, Knockout No. 67, con la caja alta y la caja baja de la misma altura combinables (unicase). Pero por buena que sea una tipografía, siempre se puede usar en el lugar o momento equivocado. Aquí —bajo nuestro punto de vista— el resultado es demasiado informal y juguetón para una liga profesional, y podrían haber unificado la tipografía, utilizando la de la NBA y la Cyclone como tipografía secundaria, donde tiene más sentido y se le puede sacarle partido a su personalidad, como en esta gráfica: