¿Qué es el Fluent Design y por qué está más presente que nunca en Microsoft?

Si todavía no estás familiarizado con el término Fluente Design System, se trata del nuevo lenguaje de diseño para Windows 10 –antes conocido como Project Neon–, que ahora está dejando bien alta la expectación de aquellos usuarios –sobre todo a aquellos que desarrollan su actividad profesional en el ámbito de la creatividad– que esperan ver la nueva gran actualización de Windows 10.

¿Qué es el Fluent Design y por qué está más presente que nunca en Microsoft?

Microsoft lo venía anunciando desde la conferencia Build 2017 celebrada el pasado mes de mayo y ahora cada vez está más cerca la nueva actualización bautizada como Fall Creators Update. De hecho, ya son varias las aplicaciones de Microsoft las que están optando por esta estética.

Según Microsoft, el sistema Fluent Design es un diseño que está pensado para un mundo complejo en el que el entono digital está lleno de diseños en continua transformación y de experiencias sensoriales. Es por ello que el espectro dimensional se ha expandido rápidamente y el usuario está inmerso y rodeado de aplicaciones, interacciones y experiencias. Para traducir estas dimensiones y contextos, es necesario repensar el mundo digital y sensorial a través de diseños fluidos. Un ejemplo de cómo han querido solucionarlo es cómo han abordado el movimiento en la próxima actualización del sistema operativo.

«Piensa en el diseño del movimiento como si se tratara de una película. Las transiciones sin cortes te mantienen centrado en la historia y aportan experiencias. Podemos trasladar esa sensación a nuestros diseños, llevando a las personas de una tarea a otra con facilidad cinematográfica», asegura el equipo de Microsoft.

Otro ejemplo del intento de traducir el mundo que nos rodea al mundo digital en forma sensorial es la atención a los materiales, las texturas y las reacciones físicas a las que están sujetos; pueden doblarse, estirarse, rebotar, romperse o deslizarse. Todo esto se traslada al entorno digital haciendo que el usuario se vea atraído.

Como vemos, entre las mejoras que le esperan a este sistema operativo, están las que van enfocadas a mejorar la experiencia del creativo y su productividad. La novedad más llamativa es esta interfaz de Windows con la que se pretende aumentar la versatilidad del sistema operativo para, entre otros objetivos, poder trabajar en entornos mixtos.

Aunque todavía el Fluent Design System no ha llegado definitivamente, la compañía ha creado esta pieza audiovisual para ir abriendo boca, en la que ya se pueden ir viendo los nuevos efectos de la interfaz. Solo es cuestión de tiempo ver si este nuevo enfoque estético realmente facilita la usabilidad y el trabajo de los usuarios.

fluent.microsoft.com

 

  • Persona Inédita

    Vaya rollo que se clavan para contarnos que han cambiado el aspecto de las interfaces (como han hecho mil veces, unas más acertadamente que otras) de Windows. Parece ser que Fluent Design queda más pichi que Rediseño del Aspecto. Vendedores de humo que de alguna manera justifican el negociazo que tienen trayendo al mundo nuevas versiones que distan poco unas de otras. El precio de ser modernete.