Alumnos de diseño se quejan de las lamentables condiciones en las que estudian

Los alumnos de la Escuela de Arte Superior de Diseño de Orihuela (EASDO) se han visto obligados a publicar fotografías que muestran las lamentables condiciones en las que se encuentran las instalaciones donde estudian. El edificio se encuentra apuntalado en algunas zonas, las ventanas están oxidadas, la calefacción es casi inexistente y los agujeros en los techos de uralita (sí, de uralita) permiten que de vez en cuando las ratas se paseen por el edificio. 

Aulas Escuela de diseño

Todo comenzó cuando, hace un año, dos palmeras en mal estado cayeron y destrozaron el coche de una de las profesoras de la escuela. Aprovechando que se cumplía un año de este suceso, los alumnos de la EASDO decidieron hacer eco de la noticia y denunciar las lamentables condiciones en las que se encuentra el centro donde estudian 400 alumnos de arte, diseño y fotografía.

A pesar de ello, el director de la escuela asegura que el edificio es seguro. «El edificio tiene 45 años pero se puede usar con seguridad. Es cierto que necesita remodelaciones. La dirección territorial de educación y la unidad técnica nos dijeron que sí es seguro y que con el apuntalamiento todavía más», añade el director de la escuela.

Sin embargo, han sido los propios alumnos del centro los que se han visto obligados a hacer públicas las fotografías que muestran el lamentable estado de las instalaciones. «Tenemos pilares apuntalados en la entrada del aparcamiento y también en una de las aulas del sótano. Nos dicen que no hay ningún peligro. Pero, si no lo hay, ¿por qué están apuntaladas nuestras aulas?», se queja un estudiante.

Hace a penas unos meses, miembros de la comunidad educativa de esta escuela denunciaron la presencia de una plaga de ratas vinculada con la falta de limpieza del Palmeral, donde se sitúa el centro educativo. Incluso los alumnos del centro llegaron a quedarse sin acceso a Internet varios días debido a que los técnicos encontraron todo el cableado, situado en el tejado, mordido por las ratas.

EASDO

Las quejas han venido acentuadas cuando los alumnos de la escuela se han enterado de que el Ayuntamiento de Orihuela no está por la labor de sumarse al Plan Edificant de la Generalitat para la mejora de los centros educativos de la Comunidad Valenciana. Ante esto, los alumnos decidieron protestar e informar a los medios de comunicación de las penosas condiciones en las que estudian.

El éxito académico y las buenas condiciones de los edificios escolares están estrechamente vinculados. Estudiar en una escuela destartalada y en malas condiciones físicas afecta de manera directa el desempeño académico de los alumnos. Estos apoyan que la EASDO debería de ser un centro modelo en Orihuela porque los estudios que se ofrecen en esta escuela no pueden cursarse ni en la Universidad Miguel Hernández de Elche ni en la de Alicante. ¿Por qué entonces se ha dejado tanto en el olvido?

«¿Alguna de nuestras autoridades locales y educativas va a hacer algo para que estudiemos en un centro en las condiciones de seguridad que marca la Ley de Educación?», se quejaba un alumno.

EASDO

Aula escuela de Orihuela

 

 

Deja un comentario