5 cosas que puedes hacer por tus clientes en Navidad

La Navidad es una de esas fechas en las que (por tradición histórica, o convencionalismo social) apetece hacer buenas acciones. Felicitar la Nochebuena, o desear un próspero año nuevo, son detalles que no sorprenden a nadie, y menos si los dedicamos a nuestros clientes, aquellos que nos han acompañado durante todo el año o aquellos que acabamos de conocer. Estas cinco cosas pueden ser claves para despedir el 2017 por todo lo alto, y hacer perdurar nuestras relaciones laborales para el año siguiente.

clientes Navidad 1

Imagen: rawpixel.

Regalos personalizados y, sobre todo, útiles


Aunque el espíritu de la Navidad apela a lo intangible, un pequeño obsequio material puede convertirse en el detalle idóneo para diferenciarnos del resto. Antes de apresurarse en la elección de ello, sin embargo, resulta importante considerar qué es lo que le puede hacer falta a nuestro cliente. Cuanto más tiempo dediquemos a esa premisa, mejor podremos afinar nuestro olfato, acertar con la opción que escojamos y, consecuentemente, realizar una inversión coherente y apropiada. Si, además, tratamos de personalizar nuestro regalo y hacerlo único y especial para cada cliente conseguiremos nuestro propósito con total seguridad.

Felicitaciones por email

Parece una obviedad, pero preocuparse por tus clientes en estas fechas (y en otras) pasa, necesariamente, por expresárselo. Y no hay mejor manera de hacerlo que a través de las felicitaciones navideñas. Los más nostálgicos todavía observarán con melancolía las tarjetas postales pero, si eres de los que conoce las ventajas del email marketing, sabrás que es una manera muy recomendable de llegar a todos tus clientes de forma rápida, sencilla y fácil.

Las bases de datos de cada estudio o agencia manejan diferentes cifras de clientes y conviene asegurarse de que nuestra felicitación navideña llegue con todas las garantías. Para ello, existen programas para enviar mails masivos que pueden convertirse en nuestros aliados perfectos, como Mailrelay, que ofrece la posibilidad de enviar hasta 75.000 emails a 15.000 suscriptores de forma totalmente gratuita. Ello no exime, por otro lado, de confeccionar un buen diseño que desate toda nuestra creatividad, o (ante la falta de tiempo) escoger algunos de los que nos propone esta plataforma especialmente confeccionados para Navidad.

Plazos cumplidos, clientes felices

Ya sabemos que, en algunas ocasiones, los clientes no son todo lo comprensibles que nos gustaría, y que ciertos plazos de entrega acaban asfixiando al estudio más planificador. La Navidad, no obstante, es una fecha perfecta para ponerse en la piel de otros y analizar qué podemos hacer para cumplir con estos plazos. Quizá con un pequeño esfuerzo podamos acabar a tiempo todo el trabajo previsto, y dar a nuestros clientes el mejor regalo posible para cerrar 2017.

Reuniones para avivar relaciones

Cerrar el año con una reunión con nuestros clientes puede ser clave. Echar la vista atrás y recordar los aspectos positivos y aquellos que podemos mejorar es un ejercicio de empatía y responsabilidad que puede convertir el encuentro con nuestros clientes en un diálogo recíproco muy provechoso para la relación. Si mostramos interés en revisar nuestro último año junto con nuestros clientes estaremos más cerca de aproximarnos al 2018 con unos objetivos más compartidos, claros y coherentes.

¿Cuáles son los propósitos para 2018?

Muy estrechamente relacionado con el punto anterior se encuentra este último, que consiste en plasmar de manera gráfica o verbal cuáles son nuestros propósitos para el año venidero. Puede que con algunos clientes nuestra relación sea efímera y que, con otros, tengamos que comenzar ya mismo a planificar la estrategia para el 2018. En un caso u otro, sentar unas bases sólidas de cómo queremos que se desarrolle nuestra relación y qué fechas del año que viene serán las más adecuadas para ir revisando y acercando posturas resulta un consejo bastante recomendable.

La mejor manera de asegurar una continuidad con nuestros clientes comienza ahora, y nos recuerda a aquella máxima de «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy». Un 2018 lleno de éxitos empieza con una óptima planificación, organización y firme voluntad de hacer del año que viene el mejor posible.

CONTENIDO PATROCINADO

Deja un comentario