Se cumplen 76 años sin el poeta Miguel Hernández

Hoy se cumplen 76 años de la muerte del poeta y dramaturgo, Miguel Hernández, y qué mejor forma de recordarlo que a través de la representación de uno de sus poemas más conmovedores, Nanas de la Cebolla. El autor lo escribió para su hijo en 1939 –mientras estaba en la cárcel– después de enterarse de que únicamente se alimentaba a base de pan y cebolla.

Miguel Hernandez

El vídeo fue dirigido por Carlos Franco y Minxi Shi, dos estudiantes de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Sevilla, y se trata de una libre interpretación del poema. Su composición es un manifiesto de la vida del poeta que empatiza con él y con su ansia de libertad.

La voz de Minxi Shi, que relata los versos del poema, va acompañada de una serie de imágenes que dan vida a las palabras.

«Ser el poeta del pueblo representa una relación estrecha con las personas, una comunicación directa de su poesía y la utilización de esta como una herramienta de poder del pueblo durante el período de guerra. Miguel es un poeta del pueblo, para el pueblo», afirman los autores.

Miguel Hernandez

«Para nosotros, la comunicación audiovisual ayuda no solo a difundir de forma atractiva y dinámica Nanas de la Cebolla, sino que también nos ayuda a expresar todo lo que llevamos dentro», afirma Carlos Franco.

El corto se llevó a cabo el año pasado, cuando se cumplían 75 años de la muerte del poeta y la Comisión de Cultura del Congreso declaró dicho año como: el “Año Miguel Hernández”. En este contexto, sus autores consideraron que era necesario recordar su figura, promover su obra y poner en relieve la importancia del poeta en la historia de nuestra literatura.

Del mismo modo, otro año más, continúa siendo imprescindible rendir homenaje al escritor y rememorar uno de sus grandes poemas. Sus versos desprenden su amor y sus sentimientos más profundos:

«Tu risa me hace libre,
me pone alas.
Soledades me quita,
cárcel me arranca.
Boca que vuela,
corazón que en tus labios
relampaguea».

Animación ‘Nanas de la Cebolla’

Deja un comentario