La piel del mundo y otras cáscaras, en Pepita Lumier

La galería Pepita Lumier nos plantea una serie de reflexiones y refracciones en torno a la imagen y el objeto en su próxima exposición: La piel del mundo y otras cáscaras. Para ello, cuenta con la participación de Canoa, Lebrel, Cadascú, Totoomi, The Nude Label en la aportación de objetos y las ilustraciones de Carla Fuentes, Sara Luz, Cachetejack, Cocó Fernández y Ana Civera. La muestra se podrá visitar desde el viernes 15 de diciembre de 2017 (inauguración 20.00h) hasta el viernes 5 de enero de 2018.

La piel del mundo y otras cáscaras, en Pepita Lumier
Para el comisariado de esta exposición CANOA y Lanevera Ediciones han elegido un título incapaz de llevarnos a un punto concreto, a una idea central y clara que permita adentrarse en esta propuesta de forma segura. Más bien se trata de un fragmento textual que pretende dislocar y desestabilizar las expectativas del público, aunque también podríamos pensar que la decisión de aunar diferentes disciplinas ha dado pie a este encabezamiento particular, entendiendo pieles y cáscaras como superficies o materiales independientes pero sujetos a un mismo objetivo, la producción de “artefactos”. El subtítulo, “reflexiones y refracciones en torno a la imagen y el objeto” se encarga de introducirnos un poco más en el leitmotiv de la exposición y de acercarnos al interés que ha suscitado esta reunión.

La imagen y la palabra han mantenido un affaire muy fructífero, siendo testigos de muchas teorías que han reflexionado sobre dicha relación, al igual que ha sucedido con la palabra y el objeto. En esta propuesta lo que nos preguntamos es qué sucede cuando la relación se produce entre un objeto y una imagen, apareciendo cuestiones como: ¿es la imagen una repetición del objeto?, ¿es una falsa realidad?, ¿qué es un objeto?, ¿qué es una imagen?,¿qué tipo de relación mantienen entre ellos?,¿qué relación mantiene el objeto con el sujeto?, ¿y el sujeto con la imagen. Estas preguntas han vertebrado el planteamiento de una exposición que trata de separar la ilustración del texto y llevarla al campo de la ilustración de objetos. ¿Qué sucede cuando la abstracción de la palabra no se hace presente?, ¿cómo ilustrar un objeto sin que sea un retrato o una mímesis?. Los objetos, más allá de su funcionalidad, tienen su propio ser, sus cualidades son transmitidas a nuestros ojos no inocentes y transfieren una información que trasciende sus formas, texturas o colores, y que puede ser material para la reflexión “ilustrada”.

Este juego dialéctico forma parte del punto de partida de esta exposición, al igual que la temática elegida para ella. La idea de bodegón como registro pictórico por excelencia que representa la posibilidad de establecer diálogos entre el objeto y su representación pictórica será el segundo eje central, entendiendo este género bajo una visión amplia y contemporánea. ¿Qué necesitamos para que algo sea un bodegón? ¿Es una naturaleza muerta o es algo que está en suspensión? ¿Cómo se ilustra un bodegón? ¿Puede un bodegón contener una ilustración? ¿Puede la ilustración existir sin imagen figurativa? Tal vez estas preguntas tengan respuestas verbales, pero en esta ocasión dejaremos que las imagenes y los objetos respondan utilizando las verticales y horizontales de Pepita Lumier.
La piel del mundo y otras cáscaras, en Pepita Lumier

Qué: Exposición La piel del mundo y otras cáscaras
Dónde: Galería Pepita Lumier – C/ Segorbe 7, 46004 Valencia
Cuándo: Del 15 de diciembre de 2017 al 5 de enero de 2018
→ www.pepita-lumier.com

Deja un comentario