Huelga en los principales museos de Barcelona

Los trabajadores de los principales museos de Barcelona han convocado tres jornadas de huelga para los días 27 de marzo, 3 y 5 de abril que podrían prolongarse indefinidamente si no se consigue negociar sobre las reivindicaciones de los trabajadores. Entre los afectados se encuentra El Museu Picasso, la Fundació Tàpies, el Museu del Disseny, el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) y el Arxiu Històric de Barcelona, entre otros.

Museo Picasso, Barcelona

Entre las peticiones de los trabajadores que se han unido a la huelga se encuentran: «todos los fijos indefinidos o fijos discontinuos de la empresa principal o subsidiariamente un compromiso indefinido de subrogación completa; la eliminación de los acuerdos de horas complementarias obligatorias y consolidación de jornada; la recuperación de festivos trabajados; equiparación de todos los centros en jornada y salario, un plus de mantenimiento de vestuario; el cobro antes de finales de mes y entrega de nóminas sin petición y claras, así como la consideración de la hora del almuerzo como tiempo efectivo de trabajo».

Según el sindicato, las dos convocatorias se han presentado de forma paralela con la misma tabla reivindicativa que «recoge la problemática de un sector en el que a pesar de todas las huelgas llevadas a cabo todavía tiene una larga lista de atropellos y arbitrariedades contra quien trabaja».

Si el día 5 de abril la empresa no accede a las reivindicaciones decididas por la asamblea, los museos iniciarán una huelga indefinida y la convocatoria se hará extensiva a otros centros en la medida en que se incorporen. La primera adhesión ha sido la plantilla de la Sala Ciudad del Ayuntamiento de Barcelona (organizada también con el sindicato SUT), apunta el comunicado.

No es la primera vez que los museos catalanes cierran en los últimos tiempos debido a conflictos laborales. La Fundación Miró estuvo en paro durante 10 días en octubre del 2017 hasta que sus empleados lograron un acuerdo con Ciut’art. También el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (el MACBA) se vio afectado por la huelga del año pasado: el personal del museo mantuvo protestas durante 66 días, lo que redujo 275.000 euros de ingresos y el 37% de los visitantes.

Deja un comentario