«El problema es que la mayoría de los lugares del mundo no están bien orientados a ofrecer experiencias únicas», George Ritzer

George Ritzeres es un sociólogo estadounidense y padre de las teorías de McDisneyización y post-turismo. Su libro McDonaldization of Society es uno de los pilares de la sociología. Para profundizar en el post-tourism Vincenzo Angileri entrevista a George Ritzeres en Folch Insights.

George Ritzeres por Javier Jáen.

Retrato de George Ritzeres por Javier Jáen.

Todo lo que sucede en un parque temático como Disney World está diseñado para ser eficiente, predecible, calculable y controlado. Los visitantes reciben exactamente lo que esperaban y los beneficios se maximizan. A medida que el turismo masivo crece en todo el mundo, estos principios se aplican a ciudades como Barcelona, ​​Venecia o Amsterdam. ¿Todo bien? De hecho, no. Este proceso es lo que el sociólogo estadounidense George Rizter se refiere a la McDisneyización: la cultura y el verdadero carácter de un destino se racionalizan en un paquete de vacaciones idealizado, seguro y fácil de consumir. Una conversación sobre el post-turismo, el lujo de la autenticidad y el futuro de nuestras ciudades.

Vincenzo Angileri: Usted dijo en 1992, que el turismo estaba experimentando una transformación dramática. ¿Cuál es el estado de la industria ahora, bajo su punto de vista?

George Ritter: Creo que, por un lado, el turismo ha sido altamente McDonalizado de varias maneras. Y por otro lado, lugares turísticos como Barcelona o Venecia, han sufrido una McDisneyización. Se han convertido en gran medida, o al menos hasta cierto punto, en simulaciones racionalizadas. Se han convertido en una especie de parques temáticos naturales.

VA: ¿Qué está en nuestras manos? ¿Qué podemos hacer como ciudadanos?

GR: No hay mucha cosa a hacer. La paradoja es que debes evitar los sitios turísticos más populares del mundo, porque han sido racionalizados por las ciudades en las que existen.Por lo tanto, debes buscar por tu cuenta esas experiencias no racionalizadas y puedes encontrarlas.Pero si lo comparo con el pasado, solía ser bastante fácil encontrar una experiencia no racionalizada. Para mí, ahora es cada vez más difícil encontrar en Europa algo que no está familiarizado y que no está racionalizado de la forma que critico.

VA: ¿Y conoce algún caso de un ayuntamiento o gobierno que realmente esté abordando el problema y que lo esté haciendo bien?
GR: No conozco ningún ejemplo, porque creo que los gobiernos locales y nacionales quieren maximizar los ingresos del turismo, y no creo que estén interesados ​​en la autenticidad. Creo que la autenticidad va a ser cada vez más difícil de conseguir. Y una cosa es que los estadounidenses vayan a París y corran a McDonald’s, pero otra muy distinta es que las personas de Irlanda o Polonia (o de cualquier otro lugar) quieran ir a McDonald’s.

VA: “Gaudí te odia” “El turismo está matando barrios” “Esto es una invasión” “Turistas, iros a casa” Estos son algunos mensajes que la gente de Barcelona transmitió a través de graffiti, pancartas, protestas callejeras y manifestaciones. La ciudad, como muchos otras en Europa, está harta del turismo. ¿Qué salió mal?

GR: Turismo masivo. Cada vez más personas quieren ir a los principales lugares turísticos del mundo. Y esos lugares buscan acomodarlos para sacar el máximo provecho de ellos. Para hacer eso, se racionalizan a sí mismos de varias maneras y, finalmente, pierden su autenticidad.

VA: ¿Crees que los turistas buscan autenticidad?
GR: Sí. Quiero decir, tienes que trabajar muy duro y buscar muy duro para encontrar un turismo auténtico. Aunque el término autenticidad es muy difícil de definir. Es muy difícil reconocer la autenticidad cuando la ves. Una vez tuve un estudiante de posgrado francés que vino a mi universidad durante un año para trabajar conmigo en la cuestión de la autenticidad. Y al final, nos sentimos muy frustrados por nuestra dificultad para definir la autenticidad, porque después de todo, puede haber autenticidad falsa, ¿no? Puedes hacer que algo falso parezca auténtico. Eso se llama un problema conceptual.


La entrevista íntegra la puedes encontrar aquí.

Folch Insights es un lugar efímero que trata de arrojar algo de luz sobre ideas contemporáneas en el ámbito de la comunicación y de los nuevos modelos disruptivos: «En una era de libre e ilimitado acceso al conocimiento, no nos estamos beneficiando suficientemente de esta oportunidad sin precedentes. ¿Qué cambiaría si ciertos contenidos no estuvieran siempre disponibles? Del mismo modo que las tradicionales publicaciones impresas, Insights estará disponible solo para personas curiosas, para un número limitado de 5.000 visitas», explica Folch.

→ www.folchstudio.com