Rosario Weiss, una dibujante brillante del siglo XIX e infravalorada por la época

Rosario Weiss es una de las pocas dibujantes que se pueden encontrar en la historia de España en el siglo XIX. Introducida en la pintura por su padrino Francisco de Goya y posteriormente educada en la escuela de artística de Burdeos, Weiss ha sido una de las reconocidas mejores dibujantes de este siglo. La Biblioteca Nacional de España le dedica una exposición que presenta más de un centenar de sus dibujos. Con esta muestra se quiere exhibir la obra de una dibujante brillante, infravalorada por la época. 

Retrato de Rosario Weiss Zorrilla – BNE

Rosario Weiss Zorrilla (Madrid, 1814-1843) vivía con su madre, Leocadia Zorrilla y junto a Goya en diferentes periodos en Madrid y Burdeos. Weiss comenzó a dibujar gracias a esbozos del pintor, que hacía que ella los copiara. En esta época donde las mujeres no solían progresar en este, ni en ningún otro, ámbito Weiss se convirtió en una sobresaliente dibujante la mejor de la primera década del siglo XIX, y porque murió con 28 años en 1843.

En esta época muy pocas mujeres se consideraban artistas, pero Weiss lo era y se definía como tal. Toda su vida ha trabajado por sus dones y su talento profesional. Toda su vida es una declaración de intenciones.

En 1825 entró en la escuela pública de dibujo de Pierre Lacour en Burdeos, donde le dieron instrucciones académicas. Su formación relajó la expresividad de sus comienzos con Goya. Desde este momento los trazos eran más precisos, limpios y ordenados, que era lo que predominaba en Francia al estilo del pintor Ingres.

La exhibición que se muestra en la Biblioteca Nacional de España, en Madrid, incluye más de cien de los dibujos junto a estampas y pinturas de la autora.

Cuando volvió de Burdeos, en Madrid, Rosario Weiss se adaptó a un estilo del romanticismo hispano de una forma exitosa y desarrolló una breve pero intensa carrera profesional. Además, compagino la copia de pinturas de grandes maestros, lo cual era lo que demandaba la burguesía de entonces, con retratos a lápiz de personajes burgueses y escritores. Otro de los sectores que tocó era el dibujo del natural como plantas y árboles, así como paisajes idealizados con castillos, lagos o ruinas.

La litografía fue otro de los sectores que también aprendió en su etapa en Burdeos y que mantuvo practicando en Madrid. Weiss ha sido una de las pocas mujeres que ha ingresado como académica de mérito por la pintura de historia en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. A principios de 1842 fue reconocida con el honor de ser la maestra de dibujo de Isabel II y de su hermana la infanta Luisa Fernanda, que mantuvo hasta su muerte el 31 de julio de 1843. Una muerte que detenía una prometedora carrera para la artista.

La exposición reúne obras de la Biblioteca Nacional, del Museo Lázaro Galdiano, de la Bibliothèque de Bordeaux, del Museo del Prado, del Museo del Romanticismo y de colecciones privadas, junto a piezas de otros museos e instituciones públicas españolas.

 Qué: Dibujos de Rosario Weiss Dónde: Sala Hipostila. Biblioteca Nacional de España, Madrid Cuándo: Del 31 de enero hasta el 22 de abril de 2018 → bne.es     rosario weiss

Deja un comentario