Sid Avery, el fotógrafo que se coló en la cocina de los famosos

Simpático, cercano, tranquilo y –ante todo- un fotógrafo excepcional, nadie ha sido mejor testigo de la era dorada del séptimo arte como la cámara de Sid Avery. Un genio incontestable que convirtió el retrato en el género por excelencia, cuyo legado La Térmica (Málaga) ofrece por primera vez en Europa en la exposición Esplendor de Hollywood y que rezuma estilo y nostalgia a partes iguales.
_

Sid Avery, cartel expo La Térmica

Muchos han soñado con colarse en casa de las estrellas, ya fuera por compartir un rato en sus dominios o simplemente para saber qué hacen los iconos en su intimidad. La obsesión con los famosos no es cosa del presente: Hollywood fue –seguramente– el precursor de todo ello. Sin embargo, a medida que el cerco se estrechaba en torno a actores, actrices y demás gente del cine, la posibilidad del acceso real a sus vidas, a sus sueños, se cerraba en banda.
Sid Avery, Paul Newman y Joan Woodward

Por eso, cuando uno mira las fotografías de Sid Avery no puede evitar sonreír. Avery se coló –literalmente– hasta la cocina de los famosos, de las auténticas celebridades. No las de ahora, manipuladas por los medios de comunicación como si fueran un plato recalentado, sino de las de verdad, las que convirtieron el séptimo arte en un fortín, a base de talento y glamour: Steve McQueen, Yul Brynner, Paul Newman y su inseparable Joanne Woodward, Anthony Perkins, James Coburn, James Dean, Frank Sinatra… la lista es inacabable. Si eras alguien en Hollywood el objetivo de Avery te inmortalizaría tarde o temprano. Simpático, cercano, tranquilo y –ante todo- un fotógrafo excepcional, nadie ha sido mejor testigo de la era dorada del séptimo arte como la cámara de Avery.

Sid Avery, James Dean
Sid Avery
descubrió su amor por la fotografía y su talento desde muy joven debido al hecho de que estudió con su tío, Max Tatch, fotógrafo especializado paisajes y arquitectura. Su tío fue quien le enseñó las habilidades necesarias en el uso de las cámaras, las técnicas de filmación y los cuartos oscuros. Después de graduarse de la escuela secundaria, Avery trabajó en una tienda de cámaras en Sunset Boulevard, Hollywood, donde creció aún más su amor e inspiración para la fotografía. Mientras trabajaba en el taller, tuvo oportunidad de conocer a muchos fotógrafos famosos. Esto también le animó a tomar más clases de fotografía. Sid Avery ganó experiencia como ayudante de laboratorio. Tras un parón profesional por su servicio en el ejército durante la Segunda Guerra Mundial, comenzó su trabajo más célebre, las fotografías de famosos. En breve, Sid Avery se convirtió en uno de los fotógrafos publicitarios con más caché en Los Ángeles. Profesionalmente fue creciendo y adquiriendo nuevos conocimientos, adaptándose a los nuevos formatos televisivos, ejerciendo como director de spots publicitarios.

Sid Avery, Audrey Hepburn
Sid Avery fue el fundador del Hollywood Photographer’s Archive (HPA) –conocido hoy como mptvimages.com–, con el fin de preservar el trabajo de los primeros fotógrafos de Hollywood. las fotografías de Sid Avery ocuparon frecuentemente numerosas portadas y reportajes en publicaciones como Life, Look, Colliers y The Saturday Evening Post. La colección Hollywood at Home: A Family Album 1950-1965, que publicada por la Crown en 1990 reúne su obra.

Un genio incontestable que convirtió el retrato en el género por excelencia, cuyo legado La Térmica (Málaga) ofrece por primera vez en Europa y que rezuma estilo y nostalgia a partes iguales.

Exposición: Esplendor de Hollywood, de Sid Avery
Del 11 de octubre  de 2013 al 7 de enero del 2014
Inauguración: 11 de octubre a las 20.00 horas
______
+info: www.latermicamalaga.com

Sid Avery, Liz Taylor