Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo

El punk celebra su 40 aniversario. Este movimiento surgió en Londres y Nueva York entre 1976 y 1978 fue una explosión de malestar y descontento ante una situación sin futuro que enseguida prendió y se extendió geográficamente. Sus repercusiones gráficas y sonoras dejaron una amplia huella que todavía hoy se manifiestan.

Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo
El punk es una actitud de discrepancia y rebeldía frente al sistema económico, político, social y cultural. La exposición comisariada por David G. Torres, a propósito del 40 aniversario del surgimiento del punk, recupera antecedentes del movimiento, presenta a algunos de sus protagonistas y a otros autores en cuyas obras permanecen los principales factores de la crisis de los setenta. Algunas de las temáticas más recurrentes son el ruido, la negación, el nihilismo, la violencia o la sexualidad.

La exposición fue presentada anteriormente en el CA2M de la Comunidad de Madrid, ARTIUM de Vitoria-Gasteiz y Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA); ahora en el Museo Universitario del Chopo en Ciudad de México se exhibe una versión de la muestra que incluye al contexto mexicano.

Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo
El punk surgió en Londres y Nueva York entre 1976 y 1978 como una explosión de malestar y descontento ante una situación sin futuro que enseguida prendió y se extendió geográficamente. Una rabia que hoy todavía resuena. El periodista y crítico musical Greil Marcus esbozó por primera vez en 1989, en Lipstick Traces. A Secret History of the Twentieth Century (traducido al castellano: Rastros de carmín. Una historia secreta del siglo XX), un recorrido por los antecedentes del movimiento, remontándose al dadaísmo y el situacionismo. La exposición toma como referencia este libro y hace el mismo ejercicio a la inversa: es un ejercicio prospectivo que busca los rastros del punk en los artistas actuales.

En esta exposición, el punk aparece como una referencia explícita en muchos artistas; en los usos de elementos como el ruido, la tipografía de recortes, el antidiseño y el feísmo; o con la inclusión de referencias musicales explícitas a grupos musicales. Pero también se muestra el rastro del punk como actitud: la negación, la oposición y la destrucción; el hazlo tú mismo; la alusión al miedo y el terror en una sociedad que enajena al individuo; la propia alienación que provoca estados psicóticos; la valoración de lo que se sale de la norma; el nihilismo; la crítica al sistema económico y la anarquía; o la reivindicación de la propia libertad sexual, del cuerpo como lugar de batalla.
Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo

Más de cuarenta artistas nacionales e internacionales participan con obras que incluyen pinturas, instalaciones, fotografías, vídeos y documentación. Los autores son: Tere Recarens; Martin Arnold; Johan Grimonprez; Federico Solmi; Dan Graham; T.R Uthco/Ant Farm; María Pratts; Iztiar Okariz; Chiara Fumai; Raisa Maudit; Fabienne Audéoud; Eduardo Balanza; TRES; Raymond Pettibon; Die Tödliche Doris; Mabel Palacín; Christian Marclay; Guerrilla Girls; Brice Dellsperger; Jordi Colomer; Pepo Salazar; Juan Pérez Agirregoikoa; Jota Izquierdo; Israel Martínez; Aida Ruilova; Antonio Ortega; Luis Felipe Ortega; Daniel Guzmán; Jimmie Durham; Mike Kelley y Tony Oursler; João Louro; Paul McCarthy; João Onofre; Santiago Sierra; Yoshua Okon y Miguel Calderón; Nan Goldin; Enrique Jezik; Guillermo Santamarina; VALIE EXPORT; Kendell Geers; Laureana Toledo; Sarah Minter; Semefo; DR. LAKRA; y Gardar Eide Einarsson.

Dónde: Museo Universitario del Chopo. México DF. Galerías Rampas y Helen Escobedo
Cuándo: Hasta el 26 marzo 2017

→ www.chopo.unam.mx