Música para diseñar

musica-para-disenar

Querido Manuel,

Últimamente ando pensando en las vacaciones y en la cantidad de música que escuchamos a lo largo del año, y me siento afortunada. Hay multitud de profesiones en las que es impensable que suene una sola melodía. El silencio es un buen compañero en muchos momentos, pero la mayoría de nosotros solemos disfrutar de la música la mayor parte del tiempo e, incluso, recordamos más de un proyecto por la banda sonora que acompañó a su creación.

A mí la música me evoca paisajes, personas, viajes, propósitos, recuerdos y miles de caminos por recorrer. No concibo una vida sin la medicina que alimenta el alma, y estimula el espíritu y la creatividad. Muchos estudios coinciden en que la música incide en los estados de ánimo, y te he de decir que estoy totalmente de acuerdo.

Hay tanta música como milésimas de segundos se encuentran en nuestros millones de vidas y, a pesar de que unos sonidos pueden ser reminiscencias de otros en algún lugar del planeta, siempre habrá algún ser que los disfrute como algo inédito y personal.

Para mí, la música puede ser la extensión de una persona, el ruido de un pensar, los acordes del movimiento de un cuerpo o el sonido en ausencia de palabras, pero también un color, una forma, un espaciado, una tipografía o una fotografía.

Siempre hay sonidos que estarán por llegar, sonidos escondidos y sonidos olvidados. Sin embargo, hoy me he puesto a listar (tarea ciertamente imposible) un milésima parte de esas compañías sonoras para compartirlas contigo.

Entre los diseños en blanco y negro siempre encuentro a la gran Joséphine Baker descrita por Picasso como la Nefertiti de la época, icono del pensamiento vanguardista y amante de Le Corbusier. A ratos también hallo a Helen Kane, la artista sobre la cual creó a Betty-Boop el pionero en la creación de dibujos animados Max Fleischer, aunque siempre acompañadas de otros, como:

Cambiando de ritmos, pantones e imágenes más intrépidas me sugieren diferentes compañías que van agolpándose en las listas diarias:

En los días donde el sol se esconde y las fotografías pierden su gama cromática siempre me suelen acompañar, entre otros:

También hay días en los que me siento extrañamente atraída por esa música que endulza las comedias francesas, italianas y españolas. El resultado es una mezcolanza donde los diseños tienen sabor a guateque junto a la piscina y cocktail bajo las palmeras… En estos días están muy presente Ennio Morricone, Alfonso Santiesteban, Hugo Montenegro, Piero Umiliani, Henry Mancini, Stelvio Cipriani y algunos más:

En un cajón desastre. En el fondo del tímpano siempre se encuentran, entre otras compañías, Sílvia Pérez Cruz, Kevin Johansen, Andrea Motis, Zenet, Rodrigo Leão, Stan Getz, las lágrimas negras de Bebo y el Cigala, y tantas y tantos otros que llegarán…

Necesitaríamos varias vidas para listar toda la música que va construyendo la bandas sonoras de nuestras vidas. La música es algo muy personal que nos suele provocar sensaciones muy universales.

Espero que estés bien y que sigas disfrutando de diseñar sin clientes.

¡Nos vemos en breve!

Besos.

Cira

  • SoloSalsero

    Sencillamente excelentes listas, muchas gracias

  • La Cosa Gráfica

    Habeis probado a diseñar SIN música?
    El cerebro trabaja mejor, pues no tiene que dividir su actividad entre la asimilación de la música (aunque no le prestemos atención el cerebro emplea recursos).
    Llevo mucho tiempo diseñando y hace algún tiempo he decidido no utilizar música ambiental ni nada que me descentre de lo que estoy haciendo.
    Probadlo.

  • Felipe Flórez

    Escucharé esta playlist por mucho tiempo. Gracias por compartir.