El top 10 de las 'celebrities' del packaging

La lista, encabezada por Coca-Cola, Absolut Vodka, Toblerone y Chanel Nº 5, se ha elaborado a partir de una encuesta del Salón Hispack a más de 200 actores destacados del sector del packaging a nivel internacional. Los elegidos, se exhiben en la exposición Pack. Historia, Memoria y Cultura del Packaging dentro del salón en el seno de la propia feria, del 15 al 18 de mayo en Barcelona.

1. Coca-Cola. Las curvas de su botella ha cautivado a todo el planeta. Pero no siempre fue así. Creada en 1886 por un farmacéutico y comercializada inicialmente como medicina, empezó a venderse como refresco en 1894 con un botella recta y muy fácil de imitar. En 1915, la marca decidió diferenciarse con un nuevo diseño. Root-Glass, la empresa que recibió el encargo, buscó la inspiración en los componentes del refresco, pero confundió coca con cacao. Sin advertir el error, diseñó una botella aflautada como un grano de cacao y la empresa aceptó el prototipo. El envase más famoso del mundo, la botella contour, rediseñado en diversas ocasiones, es hoy una referencia en el mundo del diseño y se expone en Museo de Arte Moderno de Nueva York.

2. Absolut Vodka. Åhus, un pueblo al sur de Suecia, es el punto de origen de uno de los vodkas más vendidos del mundo. Lars Olsson Smith empezó a comercializarlo en 1879 y la agencia Carlsson and Broman le propuso una solución innovadora: una botella transparente, sin etiqueta y con las letras grabadas para poder ver a través de ella, igual a una botella de jarabe medicinal de la época. Con toques plateados y la foto de su fundador. Así nacía uno de los grandes diseños de la historia, que conocería el verdadero éxito a partir de 1980. En 1985,  Andy Warhol pedía pintar la botella mágica medicinal y, tras él, centenares de artistas han diseñado los anuncios de la marca.

3. Toblerone. El envase de Toblerone es el más golosos de todos. El chocolate suizo es mundialmente conocido por su envase en forma de prisma y con base triangular. Comenzó a comercializarse en 1908 y fue creado en Berna por Theodor Tobler y su primo Emil Baumann. Diversas leyendas intentan explicar su origen: hay quien asegura que la forma reproduce el monte Matterhorn, en los Alpes suizos; otra teoría sostiene que Tobler se inspiró en las bailarinas del Folies Bergères de París, alineadas en forma de pirámide. Y una tercera hipótesis asegura que el chocolatero eligió la pirámide como símbolo de la masonería.?Con los años, su envoltorio ha exhibido águilas, osos y banderas, pero nunca ha perdido la forma de prisma que lo convirtió en único.

4. Chanel Nº 5. Clásico entre los cásicos. Su envase y aroma lo han convertido en el perfume más famoso de la historia. Marilyn Monroe lo inmortalizó con su frase: aseguró: «Para dormir, sólo me pongo un par de gotas de Chanel Nº5». Fue en 1920, durante unas vacaciones de Coco Chanel en la Costa Azul, cuando escuchó hablar de un perfumista, Ernest Beaux, y le encargó una nueva fragancia. Beaux creó 10 muestras y ella escogió la 5. Tras comprobar el éxito del perfume, ella misma se encargaría de crear un envase atemporal, que reflejara la sobria elegancia de Chanel Nº 5.

5. Marlboro. En 1924, Philip Morris creó la marca Marlboro tomando el nombre de la calle de Nueva Jersey donde tenía su fábrica. Se trataba de cigarrillos con filtro dirigidos originalmente al público femenino; hasta 1954 la empresa no comenzaría a hacer publicidad para hombres. Fue la campaña ideada por Leo Burnett, protagonizada por un cowboy con su caballo y su cigarrillo, lo que popularizaría la marca y la llevaría al liderazgo, convirtiendo su logotipo en el más reconocido del sector a nivel mundial. El clásico paquete rojo y blanco de Marlboro, uno de los envases más conocidos y universales del siglo XX, se encargaría también de construir la identidad del producto, su marca.

6. Campbell Soup. Andy Warhol convirtió el bote de sopa de tomate Campbell en un auténtico icono del arte y la sociedad de consumo. Parece ser que el artista quiso pintar una simple lata de sopa como símbolo de la producción en masa, hacer una representación de la sociedad de consumo y la cultura de masas. Desde entonces, las sopas creadas por Joseph Campbell y el hojalatero Abraham Anderson en 1860 son conocidas en todo el mundo, aunque ni siquiera se comercialicen en muchos países.

7. Campari. Gaspare Campari inventó en 1860 un nuevo licor llamado Rosa Campari: una infusión de hierbas, plantas aromáticas y frutas maceradas en alcohol y agua. Seguía así una tradición heredada de los monjes europeos del siglo XVI, que fabricaban infusiones alcohólicas para purgar el cuerpo y el alma. La bebida fue lanzada comercialmente en el Café Campari de Milán, propiedad del creador del aperitivo. Con los años, se convertiría en una de las bebidas más conocidas del siglo XX, gracias en parte a los carteles publicitarios de Marcello Nizzoli y al diseño de la botella, obra del escultor futurista Fortunato Depero en 1932.

8. Jack Daniel’s. Jack Daniel perfeccionó la elaboración del whisky en 1866 mediante el proceso de suavización con carbón vegetal, una innovación que otorgaría a su marca una suavidad y exquisitez incomparables. En 1904 inscribió su exquisito whisky Tennessee Old No.7, con su botella cuadrada y su etiqueta negra, en la Feria Mundial de Missouri y allí recibió la Medalla de Oro que lo acreditaba como el mejor whisky el mundo. Desde entonces, la etiqueta de Jack Daniel’s siempre ha conservado su famoso No. 7, que algunos atribuyen a la séptima fórmula y otros a simples anotaciones de un jefe de almacén.

9. Heineken. La historia de Heineken se remonta a 1592, cuando la viuda de un cervecero holandés decidió abrir la cervecería Haystack en el corazón de Ámsterdam. Trescientos años después, Gerard Adriaan Heineken, de 22 años, compraba el establecimiento y empezaba a vender su cerveza tipo Pilsen. En 1884, registró la marca Heineken con su etiqueta verde y encargó a unos laboratorios que dieran con la fórmula de la cerveza perfecta. El equipo de expertos descubrió así la levadura-A, todo un hito en la historia de la cerveza. Tras la Ley Seca, Heineken pasó a ser la cerveza de importación más consumida en EE.UU., introduciendo en ese momento su famosa botella verde.

10. Lucky Strike. Cuando el doctor R.A. Patterson, de Virginia, creó su picadura de tabaco para mascar en 1871, pensó que sería buena idea asociarla con los buscadores de oro californianos. Por eso decidió llamarle «Lucky Strike»,  o «golpe de suerte». En 1905, la American Tobacco Company compró la compañía de Patterson y en 1916 presentó Lucky Strike como una caja verde de cigarrillos sin filtro. Años más tarde, el famoso diseñador industrial Raymond Loewy cambió la antigua imagen de la cajetilla: rediseñó el logotipo y la hizo completamente blanca. Su objetivo era reducir costes, modernizar la etiqueta y aumentar el atractivo del envase entre las mujeres fumadoras.

A este top 10, les siguen otras marcas en la lista, como Tanqueray (Ginebra), Schweppes Heritage (Tónica), Pringles (Snack), Ketchup Heinz (Salsa de tomate), Red Bull (Bebida energizante), Maggi (Cubo de caldo), Kellog’s (Cereales en copos), Anís del Mono (Anís), Ipod Apple (Reproductor de audio digital)…

______

+info: hispack.com