Ana Juan: «Seguiré trabajando igual, con premio o sin él»

anajuan

Con total humildad y sinceridad la actual Premio Nacional de Ilustración nos atiende después de cientos de llamadas y entrevistas. Amablemente nos contesta a unas preguntas sobre ella y lo que supone el galardón, pero también sobre cómo ve la profesión.

¿Qué supone el Premio Nacional para ti?
Me considero una persona afortunada de tener la gran suerte de vivir de mi trabajo y disfrutar con él, así que no se va a producir un cambio esencial en mi vida, seguiré trabajando igual, con premio o sin él.

¿Cuándo empezaste de forma profesional tenías metas en tu cabeza? ¿Echas la vista a atrás, qué es lo que ves?
Alguien empeñada en dibujar y hacer de ello su forma de vida. Esa era realmente la única meta que tenía y que sigo teniendo.

Todo el mundo tiene un proceso de trabajo. ¿El tuyo tiene fases, es ortodoxo, tienes colaboradores…?
Mi trabajo es bastante solitario, yo llevo a cabo todos los procesos, la documentación, la reflexión, suelo seguir unas pautas bastante ortodoxas. Además, aunque lleve varios proyectos al mismo tiempo, no me gusta saltar de uno a otro.

Los ilustradores suelen tener herramientas y técnicas con las que se sienten más a gusto. ¿Cuáles son las tuyas?
Mis herramientas son muy sencillas, papel, colores acrílicos, lápices de colores, lápiz carbón, pinceles y por supuesto el ordenador para escanear y retocar las imágenes cuando lo considero necesario.

Esta semana todo el mundo te habrá preguntado por tus referentes, tus ilustradores de cabecera… Vamos a ver si somos un poco más originales. ¿Qué no harías nunca aunque te pagaran mucho? ¿O qué es lo que te no te gusta hacer?
No puedo dibujar coches, máquinas, ordenadores… con todo lo orgánico me llevo mucho mejor y por supuesto nunca colaboraría con un proyecto que fuese contrario a mis ideas.

Cuéntanos un día normal en tu vida como ilustradora.
Me gusta madrugar, las primeras horas del día son mis favoritas para trabajar cuando los teléfonos no suenan y el edificio empieza a despertarse. La noche no está hecha para el trabajo.

Suelo trabajar hasta última hora de la tarde, todo parece rutinario pero todo pede cambiar cuando de un momento a otro algo pasa y el día toma un giro inesperado. No hay reglas.

¿Cómo ves la ilustración en España con relación a otros países con los que trabajas habitualmente?
Hasta hace poco la ilustración cumplía una función de ‘relleno’ utilizándose para cubrir espacios y sin tener una autonomía propia pero, poco a poco, y gracias a mucha gente que está trabajando actualmente, la ilustración, sobre todo en prensa, tiene voz propia.

Eres muy conocida por tu obra como ilustradora infantil, ¿crees que es el momento de reivindicar que la ilustración infantil no es un género ‘menor’?
No creo que haya géneros menores, simplemente buenas o malas imágenes. Hay libros infantiles que son piezas de arte y exposiciones en galerías que no deberían de ser calificadas como obras de arte.

Ahora, con esté galardón vas a estar una temporada cerca de los políticos ¿qué les vas a decir? ¿Qué les vas a pedir que hagan para mejorar la profesión de ilustrador?
No creo, ni espero tener que estar cerca de políticos, pero si tengo ocasión diría que
donde España falla sistemáticamente es en la salvaguarda de los derechos del ilustrador y la escasa renumeración por su trabajo.

El Premio Nacional de Ilustración es el máximo galardón en el ámbito nacional. ¿Los próximos retos serán fuera de España?
Dentro o fuera de España, mi reto será el de seguir trabajando como hasta ahora, esto sería algo más que suficiente para mí.

+info: anajuan.net

  • David

    Estupenda y enriquecedora entrevista!