Se retoma el concurso de diseño para la nueva imagen de Santander

Tras el desastroso proceso que envolvió al concurso de diseño para la nueva marca de Santander lanzado el año pasado por el Ayuntamiento, la Junta de Gobierno Local ha aprobado esta semana las bases del concurso para la creación de la marca gráfica de la ciudad, así como las remuneraciones de los finalistas y el ganador. Si bien es cierto que el primer intento de concurso acabó en una rescisión de contrato –ya que se constataron que existían serias dudas sobre la originalidad del trabajo por la empresa adjudicataria–, en este nuevo concurso de diseño para la imagen de Santander se han seguido una serie de medidas que se aproximan más a lo que debería ser un verdadero concurso de diseño y no a un concurso especulativo.

nuevo concurso de diseño para la imagen de Santander

Con el objetivo de ser más rigurosos con el proceso, el nuevo concurso de diseño para la nueva imagen de Santander cuenta con notables diferencias respecto al anterior. Entre ellas, el llamamiento exclusivo a profesionales con un mínimo de experiencia y trayectoria, la creación de un jurado profesional y la remuneración por la presentación de bocetos e ideas.

La concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, ha explicado que el concurso tiene como fin obtener una imagen que pueda ser empleada como identificador de la ciudad en todos los soportes municipales, de promoción e institucionales, partiendo de las bases del estudio de posicionamiento de la ciudad que elabora la empresa Proyecta –ganadora del concurso convocado para este fin–, que lleva desde finales de mayo trabajando en el briefing de marca con el que contarán los participantes durante el concurso.

Díaz también ha destacado el rigor con el que se está llevando a cabo el proceso para la obtención de la imagen de marca y la participación del sector y los profesionales del ámbito del diseño y por varios estudios y profesionales de reconocido prestigio con los que se han mantenido encuentros con el fin de llevar a cabo un proceso de creación de marca excelente, como lo es Santander.

Asesoramiento para la elaboración de un briefing

La concejala ha detallado que los participantes en el concurso trabajarán de la mano de Proyecta, que prestará asesoramiento en relación al concepto de ciudad, las expectativas que suscita y las oportunidades de futuro, en base al trabajo de investigación por el que se han analizado y revisado el plan estratégico, plan smart, planes de innovación, así como la situación actual de la imagen de ciudad.

Igualmente, se han realizado 600 encuestas entre turistas y ciudadanos de Santander, se han puesto en marcha paneles de escucha en redes sociales, y en las próximas semanas, esta labor se completará con reuniones y entrevistas con personas de referencia y agentes locales.

Los creativos dispondrán de información sobre las ventajas y desventajas de Santander frente a otras ciudades, sobre cómo se percibe la ciudad por parte de sus ciudadanos y de los visitantes, distintos estudios a nivel empresarial y de servicios, y propuestas de valor que reflejan qué ofrece la capital cántabra.

Las fortalezas y debilidades de Santander, los iconos y datos relevantes para la construcción gráfica de la marca también serán facilitados a los candidatos.

Díaz ha destacado que este trabajo conjunto «permitirá a los creativos disponer de una radiografía real de la ciudad asociada a unos valores diferenciales, por lo que será clave para guiar a los profesionales a la hora de enfrentarse al diseño».

Nuevo proceso de selección exclusivo a profesionales

Según las bases, este concurso está dirigido a profesionales y estudios creativos con experiencia, trayectoria y solvencia técnica, de forma que los candidatos deberán presentar un portfolio que incluya como mínimo dos trabajos realizados con anterioridad en proyectos similares, entendiéndose como tal el desarrollo de la imagen de marca o identidades gráficas de ciudades, países, ayuntamientos, diputaciones u otras entidades públicas. Adicionalmente, se valorará la presentación de trabajos creativos para empresas privadas.

La responsable municipal ha explicado que los candidatos tendrán que justificar también el equipo de trabajo que formará parte del concurso, que deberá incluir un diseñador gráfico con un mínimo de cinco años de experiencia y personal adicional que en todos los casos deberá tener más de un año de experiencia.

Fases del concurso y remuneraciones

Según se explica en la web del ayuntamiento de Santander, el concurso se iniciará con la presentación de los portfolios, y los tres creadores seleccionados para la fase II serán remunerados con la cantidad de 2.000 euros por la presentación de bocetos e ideas, mientras que el ganador obtendrá un contrato con el Ayuntamiento para el desarrollo completo de la marca, un trabajo por el que recibirá una cantidad adicional de 14.000 euros. Las personas y empresas interesadas en formar parte del concurso tienen que presentar sus candidaturas en el plazo de 10 días hábiles a contar desde el día siguiente a la publicación de estas bases en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC).

Jurado profesional y no votación popular

El concurso se desarrollará en dos fases y contará con un jurado profesional, del que formarán parte diseñadores de prestigio nacional como Emilio Gil (Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2015 y fundador Tau Diseño, una de las empresas españolas pioneras en servicios de diseño, comunicación institucional y creación y desarrollo de programas de identidad visual corporativa), Nacho Lavernia (director de diseño y fundador de Lavernia & Cienfuegos Design, fue reconocida en 2012 con el premio Nacional de Diseño) y Albert Culleré (consultor de Branding a marcas como Terra Netwoks, Uni2, Wanadoo, Orange, UNE, Colombia es Pasión, NH Hoteles, CEPSA, Agencia EFE o el Real Madrid, colaborando en el proceso de creación de marca de ciudades como Zaragoza.); así como dos diseñadores reconocidos en el ámbito local como son Carmen Quijano (especializada en la gestión de proyectos de comunicación e identidad corporativa cultural, es profesora en los Grados Oficiales de Diseño del Centro Universitario Cesine y directora de la agencia Carmen Quijano Studio) y Carlos Limorti (con más de treinta años de actividad profesional en el campo del diseño, ejerce como responsable de las actividades culturales de la Autoridad Portuaria de Santander).

Díaz ha destacado la calidad del jurado, «sobre el que va a recaer todo el peso del concurso», así como la remuneración económica que obtendrán los finalistas, «una decisión con la que el Ayuntamiento de Santander quiere motivar y premiar el trabajo creativo de los participantes».

Aunque todavía no es perfecto, con este nuevo concurso de diseño para la imagen de Santander –que elimina el carácter abierto permitiendo la participación exclusiva e profesionales del sector, con una selección mediante portfolios, con un jurado profesional que evalúe las propuestas y con la remuneración de bocetos (aunque en este caso solo son remunerados los de los tres finalistas y no los de todas las propuestas que se presenten)–, se da un paso más hacia la normalización de los concursos de diseño que no incurran en malas prácticas que disfrazan de oportunidad profesional  un daño a la profesión que lamentablemente ya parece crónico.

→ santander.es

Si quieres saber más sobre cómo debería ser un concurso de diseño para que no se considere especulativo y que su resultado sea satisfactorio, puedes echarle un vistazo a La Asociación Galega de Deseñadores se posiciona contra los concursos de diseño, Comunicado de la READ sobre los concursos de diseño, o a La EASD se niega a participar en un concurso de diseño que premia al ganador con 300 €, un lote de productos y visibilidad