El fenómeno híbrido de leer. ¡Feliz Día del Libro!

Los dispositivos de lectura se han multiplicado (e-Readers, tabletas, teléfonos ‘inteligentes’) y el lector alterna la multipantalla con el papel. Hace cinco años se estimaba que la batalla entre el libro digital y el papel quedaría saldada en 2018 teniendo como vencedora a la primera. Hoy todo apunta que el único perdedor es el sector. Y es que la forma de leer se ha transformado en un fenómeno híbrido en el que la cifra de lectores aumenta, pero no sucede lo mismo con las ventas.
_

Día del libro

Hoy numerosos actos conmemoran el Día del Libro. Y como viene siendo habitual, cada 23 de abril el sector hace balance. Para nosotros lo interesante es ver cómo la amplitud de dispositivos y la capacidad de albergar contenidos en la nube ofrece nuevas posibilidades al lector, si bien este se resiste abandonar definitivamente al papel. Así, cada vez más se alternan, para un mismo relato, tanto el libro convencional como el digital, en cualquiera de sus múltiples pantallas, dependiendo del lugar y del momento del día. Estas conclusiones son las que se extraen de las declaraciones a Efe realizadas por los responsables del sector, con motivo del Día del Libro.

Incluso desde un smartphone se pueden leer «unas pocas páginas en la sala de espera del médico, en el aeropuerto o en la cola del autobús, y aprovechar así tiempos muertos», según ha explicado a Efe el responsable de la división de gestión de publicaciones y tecnologías en España de la consultora GfK, David Pemán, quien ha asegurado que «muchas plataformas de libros digitales permiten la lectura continuada multidispositivo». Dice que desconoce qué dispositivo predominará en unos años, pero ha asegurado que está siendo «excelente» la acogida en España de e-Readers y tabletas electrónicas, con cinco millones de unidades contabilizadas, según datos de su consultora, a cierre de 2012. De acuerdo a sus cifras, la facturación de eBooks o libros digitales (contenidos) en España se ha multiplicado por seis en 2012, frente a los dos millones de euros registrados en 2011. Por otra parte, en lo que va de año el aumento acumulado ha sido del 87 %, ha agregado.

La lectura es un fenómeno que crece. Sin embargo, la crisis ha hecho mella y, según el sector editorial, la cifra de ventas ha caído en un 20%; un derrumbe imparable y cuyo gran problema, según achacan los editores, está en las descargas ilegales y la falta de medidas que frenen esta práctica. Así frente al incremento de lectores en soporte digital, aquellos que pagan por la descarga legal de las obras han descendido en un 32 por ciento. Los editores y libreros expresan su amarga queja por la «enorme relajación» que existe ante los «malversadores de elementos culturales» y por la «ineficacia» de la Comisión de la Propiedad Intelectual puesta en marcha hace un año.

Como reflejo de la tendencia a nivel nacional, el consumo de libros en Cataluña creció durante 2012 un 1,2 por ciento, aunque el número de ventas bajó en torno al 10 por ciento, evolución que se ha mantenido en el primer trimestre de 2013. Según los datos del Gremio de Libreros de Cataluña, obtenidos del último Barómetro de la Comunicación y la Cultura, en la jornada de Sant Jordi se prevé la venta cercana al 1,5 millones de ejemplares y una facturación de unos 18 millones de euros. La misma tendencia se confirma en todo el país, según la cual el porcentaje de lectores de libros en España alcanza ya al 63 por ciento de la población, aunque ese aumento no se corresponde con una subida de las ventas de libros sino con un descenso del 20 por ciento en los últimos cuatro años, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros de 2012.

Kindle

En el ámbito digital, hace un año Amazon –el mayor vendedor de libros a nivel mundial– confesaba que vende más libros digitales que de papel, tendencia que se mantiene y amplía. Este 2013 la compañía se niega a ofrecer datos de ventas, lo que sí ha manifestado es que «la aceptación del público español» respecto al uso de sus dispositivos Kindle de lectura «está siendo mucho mejor de lo esperado, y eso que las expectativas eran muy altas», ha indicado a Efe la responsable de adquisición de contenidos de Kindle España, Koro Castellano.

Las mismas fuentes han explicado que los clientes que compran libros electrónicos son muy diversos. Por un lado, todos aquellos «lectores empedernidos que devoran un libro tras otro y disfrutan al llevar consigo parte de su biblioteca», pero también esos admiradores de la tecnología que buscan gran portabilidad y tienen un estilo de vida dinámico».

El Día del Libro se celebra en España desde 1926. Las ciudades lo celebran con ferias, conferencias o concursos de escritura.

¡Feliz día del Libro!

Feliç Sant Jordi!