La ilustración española viaja a México

Las imágenes cuentan mucho en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México) desde que naciera el Foro Internacional de Ilustración (FILustra), organizado por la FIL y la agencia vallisoletana Pencil Ilustradores -la primera creada en España-. En esta segunda edición artistas de talla global como Jutta Bauer, Anthony Browne, Noemí Villamuza y Katsumi Komagata ofrecerán charlas y talleres profesionales.

FILustra 2011 forma parte del Programa de Ilustradores de la FIL, un espacio en el que los profesionales inscritos podrán mostrar su trabajo a editoriales, comercializar sus derechos de autor, reflexionar sobre su actividad profesional, capacitarse en los talleres y compartir experiencias con sus colegas y el público en general en el Salón de Ilustradores. En su primera edición, el foro contó con 140 asistentes (ilustradores, editores, directores de arte, escritores, docentes…) procedentes de nueve países de Europa y América, 50 talleristas y más de 30 ponentes internacionales.

Noemí Villamuza (Palencia, 1971) será una de las estrellas de este año. Participará en la mesa redonda La idea y su desarrollo, moderada por Ángel Domingo (Pencil Ilustradores) e impartirá el taller Todos los colores dentro de un lápiz, del 29 de noviembre al 2 de diciembre, dirigido a profesionales avanzados de este arte cercano.

Sandra López, de Pencil Ilustradores, presentará a Jutta Bauer, autora alemana de La reina de los colores y Madrechillona, encargada de la charla inaugural. FILustra contará, además, con conferencias magistrales de otros dos importantes referentes de la ilustración contemporánea; Anthony Browne, creador de personajes entrañables como Willy el tímido y la familia Cerda, y Katsumi Komagata, ilustrador japonés cuyos libros-objeto hacen de la lectura de sus relatos una experiencia tanto visual como táctil.

Como aperitivo al foro, Sandra López y Ángel Domingo ofrecerán una charla profesional en el Salón de Ilustradores, el 26 de noviembre, titulada El portafolio, el mejor compañero del ilustrador, en la que aportarán las claves de esta herramienta de presentación de los artistas plásticos para contribuir a la profesionalización del sector en Latinoamérica.

“Algunos dibujos son esqueletos de ilustraciones futuras, otros son en sí mismos ilustraciones, unos están trazados a grafito, otros a pluma, a rotulador, a pincel… Todos tienen algo en común, todos están hechos de un solo color, la mayor parte de las veces es el negro”, explica Noemí Villamuza sobre su taller.

Villamuza resultó finalista del Premio Nacional de Ilustración, en 2002, por su trabajo en el álbum De verdad que no podía, editado por Kókinos en 2001. Destaca también El festín de Babette (Nórdica Libros, 2006), galardonado con el Premio Junceda al Mejor Libro Ilustrado para adultos 2007, y Abcedario, en 2010, finalista al premio Album Mejor Ilustrado del Gremio de Libreros de Madrid, también con Nórdica.

______

+info:  filustra.com //  pencil-ilustradores.com