Air Ink: la primera tinta creada con aire contaminado

El aumento de población ha conllevado también el incremento de la polución, sobre todo, en algunas grandes ciudades de Asia. Pero, ¿y si ese aire contaminado y perjudicial para la salud se convirtiera en una herramienta maravillosa para crear arte? Así ha nacido Air Ink, la primera tinta que se crea a partir del aire contaminado. 

Air Ink

El proceso de esta innovadora tecnología es más sencillo de lo que parece. Los gases que emiten los coches o las chimeneas llegan directamente a nuestro aire y, por tanto, a nuestros pulmones. El científico Anirudh Sharma es el inventor de este dispositivo. Sharma formaba parte del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y ahora, tras años de investigación, ha impulsado este proyecto con su empresa Graviky Labs y el apoyo para la inversión de la marca de cerveza Tiger. En este vídeo explican y presentan esta maravillosa idea.

La idea es la siguiente: la contaminación se convierte en tinta de alta calidad. Los dispositivos creados son capaces de recoger la contaminación antes de que esta llegue al aire. El dispositivo se une al tubo de escape del vehículo para capturar el hollín que genera y evitar que vaya al aire. Cuando el motor se activa, este también se enciende automáticamente. Los gases pueden fluir sin dañar el motor del vehículo, pero las partículas finas que son contaminantes se quedan dentro de esta unidad. En el exterior, este artilugio tiene una luz azul, que cuando se convierte en roja indica que la cuenca está llena.

En Asia se han montado estos dispositivos en camiones y generadores, y en solo un mes se han llegado a capturar más de mil millones de partículas.

air ink Unit

Después, este hollín recogido llega al laboratorio donde se purifica y pasa por varios procesos industriales que permiten obtener los distintos tipos de tinta y pintura. Con todas las partículas capturadas se han conseguido más de 150 litros de tinta, lo que equivaldría a unas 2.500 horas de emisión de dióxido de carbono.

Solo el marcador más pequeño, de punta fina de 0.7 mm, contiene aproximadamente 40 minutos de la contaminación que emitiría un coche diesel. Un pincel ancho de 50mm contiene unos 130 minutos de esta contaminación. El proyecto está todavía en una fase experimental, pero, de seguir por buen camino, puede llegar a tener un impacto muy positivo en la sociedad.

El proyecto se dio a conocer a través de una campaña de Kickstarter que tenía como objetivo conseguir 14,000$, y que superó esta cifra con creces, alcanzando más de 41,000$. Actualmente, hay una exposición en Brixton, “The Clean Air Gallery“, un espacio temporal donde se muestran distintas obras de arte hechas con esta tinta de aire. Además, la avenida Shaftesbury de Londres lucirá un cartel dibujado a mano por Kristopher Ho con el objetivo de convencer a Sadiq Khan, alcalde de Londres, de utilizar esta tecnología para capturar y disminuir la contaminación londinense.

mc_tiger_006

El inventor Anirudh Sharma

mc_tiger_007

Clear Air Gallery, Brixton

Kristopher-Ho-draws-with-Air-Ink-made-from-London-air-pollution

La cartelera de Kristopher Ho en Londres con Air Ink

  • Salvador

    La única función que tiene esta tinta es seguir contaminando el planeta, o no?