Una segunda vida a los poemas de Joan Brossa en #brossainmotion

Joan Brossa fue uno de los grandes poetas catalanes del siglo XX. El barcelonés abarcó todas las ramas de la poesía, desde lo literario a lo escénico, pasando por lo visual o, incluso, lo objetual. Un trabajo que ha servido de inspiración para muchos y por el que multitud de artistas siguen recordándolo, de la mano de proyectos como #brossainmotion.

#brossainmotion

Desde el 21 de septiembre del año pasado hasta el pasado 25 de febrero, el Museo d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) realizó una exposición llamada Poesía Brossa en honor al poeta que tanto dio a la poesía catalana. Una revisión del trabajo de este artista a través de los libros, las investigaciones plásticas, atravesando el teatro, el cine, la música, las artes de acción y los gestos de los que fue pionero.


Esta exposición sirvió de inspiración para el diseñador Daniel Cavalcanti y la animadora Juliana Rabello para crear una serie animada de los poemas visuales de Joan Brossa, a la que han llamado #brossainmotion.

«Varios de sus poemas visuales me llevaban a pensar en una pequeña historia, como si fueran un frame de algo que no es estático. Así que tuve la idea de contar esas pequeñas historias e invité a Juliana, con quien ya había trabajado anteriormente en la animación de algunos logotipos, para hacer las animaciones», nos explica el diseñador. 

Si bien se trata de una idea que ya habían introducido antes otros artistas, tanto Daniel Cavalcanti como Juliana Rabello han querido transportar una perspectiva actualizada del trabajo de Brossa a la red social más importante del momento, Instagram, y así. A partir del hashtag #brossainmotion, hacer que la obra de este gran poeta catalán llegue a un público que, tal vez, no la conozca.

Según nos señala el diseñador, no fueron difíciles las ideas de las animaciones ya que «el propio poema de Brossa nos propone esos guiños». Esto, por tanto, ha hecho que coincidieran algunas de las animaciones de Cavalcanti y Rabello con las del homenaje de L’hora del lector en 2008. Sin embargo, en #brossainmotion el diseñador y la animadora han querido incluir sonido a estas animaciones, lo que les da una mayor frescura.

Los artistas se apoyaron en el libro Joan Brossa, poesía tipográfica, editado por la Fundación Joan Brossa y el Ayuntamiento de Barcelona. Tal y como nos explica Daniel, Juliana se encarga de la animación, mientras que él ha sido el director de arte. «Algunas veces tuve que cambiar las tipografías, por no encontrar las usadas por Brossa y otras veces tuve que buscar ilustraciones similares», nos cuenta. De momento, han publicado 11 animaciones pero su idea es compartir un total de 20.

Brossa in motion

 

Deja un comentario