Laura Castelló: «Me interesa mucho lo que se hace fuera de los circuitos convencionales»

Laura Castelló es licenciada en Bellas Artes, su especialidad es la ilustración, ha publicado con Ultrarradio Ediciones, colaborado en diferentes revistas y expuesto en ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. Actualmente prepara su primer libro The Bubble Tree de la mano de Josie Moon. Comenzó su carrera dibujando para Inditex y pronto decidió emprender otro camino para dedicarse a su trabajo de manera independiente. Tiene especial predilección por el dibujo a lápiz aunque cada vez más experimenta con pinceles. Su próximo proyecto expositivo indaga en estas nuevas técnicas y se presentará en grandes formatos, algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados.

Foto retraro de la ilustradora Laura Castelló

Nombre completo: Laura Castelló.

Fecha y lugar de nacimiento: 11 de abril del 83 en Castellón, la ciudad del aeropuerto sin aviones.

De pequeña querías ser… Por orden: pintora, veterinaria y astronauta.

El cómic/tebeo que jamás te cansas de leer… Cualquiera de Julia Wertz, The Fart Party o Whisky & Nueva York, por ejemplo. Sus libros son autobiográficos y a veces tratan temas difíciles como el alcoholismo y las drogas, pero tiene un sentido del humor que me fascina. Es capaz de reírse de sí misma y su patetismo sin piedad, me identifico mucho con eso.

Un ilustrador/dibujante a reivindicar. ¿Por qué? Podría decir muchos pero me quedo con Leah Reena Goren porque me encanta su trabajo sencillo y expresivo. Además es capaz de aplicarlo en soportes muy distintos y el resultado siempre es atractivo. Me encanta la espontaneidad que refleja.

Si no te hubieras dedicado a la ilustración hubieras sido… Pues podría haber sido muchas cosas, soy una persona con bastantes inquietudes. Lo que es seguro es que sería algo en lo que pudiera desarrollarme creativamente. Me encantaría dirigir una publicación en papel de contenido cultural y artístico independiente. Me interesa mucho lo que se hace fuera de los circuitos convencionales, hay tanto talento y trabajo de calidad a los que dar voz. Es un proyecto que no descarto en un futuro.

ilustración de Laura Castelló

Dibujar es… Una necesidad, una satisfacción, un placer, mi manera de expresarme. Para mí dibujar es todo eso, pero sobre todo es un lenguaje, más allá de la estética es comunicación. En mi caso, a veces me resulta más sencillo hablar con imágenes que con palabras.

¿Cómo definirías tu estilo? Personal, irregular y en constante evolución.

Actualmente trabajas como ilustradora freelance. ¿Cómo llevas eso de ser ‘tu propio jefe’? Ser tu propio jefe es perfecto pero hay que tener claro que requiere mucha disciplina y constancia. Hay que ser sincero con uno mismo y trabajar al máximo cada día. Tienes que ponerte las pilas en todo, horarios, burocracia, actualizaciones, envíos, etc. y tienes que estar al 100% para que todo funcione.

Lo más duro del día a día como profesional… Para mí, la soledad que a veces requiere este trabajo, pasas días y días sin ver a nadie y cuando sales te sientes como un completo inadaptado.

Y lo más reconfortante… Ver el resultado final, poder tocar ese libro, inaugurar esa exposición o disfrutar de ese proyecto acabado. La satisfacción del trabajo bien hecho.

En tus ilustraciones el retrato y la figura femenina está muy presente… ¿Algún motivo en especial? Siempre me ha interesado la figura humana, la creación de personajes y rostros. Disfruto mucho con la figura femenina y evidentemente me identifico con ella. Actualmente preparo un proyecto relacionado este tema, con contenido histórico y social y espero poder contaros más cosas en breve.

Has trabajado como ilustradora para marcas como Inditex, ¿se pagan bien estos trabajos? ¿O se podrían pagar mejor? Trabajé para ellos como dibujante fija, es decir, no me pagaban por dibujos individuales si no que recibía un sueldo mensual. Es un trabajo intenso en donde aprendí mucho sobre cómo funciona el mundo de la moda, el trabajo en equipo y los clientes. En mi caso estaba bien pagado pero desconozco lo que pagan por pieza suelta.
Old School – ilustración de Laura Castelló

Ilustración, editorial, agencias, marcas, proyectos personales… ¿en qué apartado te sientes más cómoda trabajando? Me siento cómoda en todos los ámbitos si se trata de un proyecto interesante, ya sea una agencia o una editorial. Trabajar para una marca grande o pequeña no me resulta relevante si el cliente es serio, respeta y valora la labor del artista.

Un proyecto por el que sientas especial cariño o que consideras que ha marcado un antes y un después en tu carrera… Le tengo especial cariño a Old School, fue una ilustración un poco más pulida que lo que había hecho hasta entonces, marcó lo que después desarrollaría en mi estilo. Además es uno de los prints que más se venden tanto en tiendas como en galerías. Me ha dado muchas alegrías y por eso tiene un valor especial para mí.

¿Crees que fuera de España hay más oportunidades para los ilustradores? Sobre todo estamos más reconocidos profesionalmente. Hay un respeto por el trabajo y la dignidad de los ilustradores que aquí muchas veces se pierde. Es un trabajo y como tal se debe remunerar. En España hay oportunidades pero en muchos casos están mal pagadas y así es normal que busquemos fuera.

¿Te has planteado dar el salto y salir más allá de nuestras fronteras o piensas que no es necesario? En mi caso es una opción que barajo, no porque no esté a gusto trabajando aquí, que sí lo estoy; si no porque creo que es mi evolución natural, hay que expandirse y aprovechar todas las oportunidades.

Actualmente preparas tu primer libro The Bubble Tree, ¿qué significa para ti? Significa tener un proyecto del que estoy muy orgullosa, trabajar en algo así requiere dedicación y coordinación entre todas las partes. Personalmente tengo muchas ganas de que salga a la luz y espero que tenga buena acogida, por lo demás me encanta el mundo editorial y estoy deseando trabajar en nuevas historias.

¿Puedes avanzarnos un poco sobre este proyecto? El libro sale a la luz en un par de meses, estamos trabajando a contrarreloj para que esté listo cuanto antes. La autora es Josie Moon, una escritora estadounidense afincada en Barcelona y la historia habla sobre sus experiencias vitales. Nos cuenta un viaje onírico a través de los ojos de una niña. Mediante el trayecto descubrimos que todas esas vivencias nos hacen madurar y definen quienes somos. Es una historia preciosa con la que me siento identificada y creo que es una buena lectura tanto para niños como para adultos.

ilustración de Laura Castelló

A la hora de trabajar…
– ¿Prefieres lápiz y papel o eres de los que va directo al ordenador y la tableta gráfica? Prefiero lápiz y papel, es con lo que más cómoda me siento, pero dependiendo de las características del proyecto y qué estética me interese, utilizo una herramienta u otra. La verdad es que me siento muy cómoda con las dos.

– ¿Te consideras ave nocturna o diurna? No soy ni muy nocturna ni muy diurna, trabajo mejor cuando el día está avanzado, tampoco es que trabaje hasta altas horas de la noche, pero desde luego mi cerebro está más activo y despierto.

– ¿Gran formato o pequeño? Me siento más cómoda con el pequeño formato, me resulta más manejable y trabajo más a gusto y si lo tengo que digitalizar es mucho mejor. El formato grande me llama sobre todo cuando trabajo con pinceles, para según qué cosas luce muchísimo y es un valor añadido, pero lo utilizo en menos ocasiones.

– ¿Prefieres hacerlo sola o en compañía? Trabajo mejor sola, la verdad. Me concentro mejor y soy más productiva.

– ¿Piensas que la creatividad llega sin más o hay que trabajarla? La creatividad se trabaja, también tiene que ver con tu forma de ser, pero desde luego si no la trabajas se atrofia. Hay veces que tu mente necesita descansar del bombardeo de imágenes, estar en silencio y escucharse a sí misma. En mi caso, es ahí cuando empiezo a tener mejores ideas, cuando modero la avalancha de estímulos y selecciono el consumo que hago. No se trata tanto de la cantidad como de la calidad de lo que ves. Y sobre todo trabajar, la creatividad se trabaja y te tiene que pillar trabajando.

– ¿Necesitas orden absoluto o funcionas mejor en tu propio pequeño caos? Soy bastante desordenada, lo admito. Además no me gusta demasiado el orden excesivo, que no la limpieza, la cual considero ¡necesaria! Cuando trabajo con la tableta tengo el escritorio bastante despejado, pero si estoy pintando necesito tenerlo todo a mano y si está ordenado y en la estantería no me sirve. Definitivamente, funciono mejor en mi pequeño caos pero es algo que disfruto.

– ¿Música a toda tralla o silencio absoluto? Depende del momento. Si estoy trabajando en algo mecánico escucho música o podscats de temas que me interesen. Me gusta escuchar desde Bob Dylan, Belle & Sebastian o Woodkid hasta Juanita y los feos o los Ganglios. Si requiere más concentración prefiero el silencio. Disfruto mucho del silencio en según qué momentos del proceso de trabajo.
ilustración de Laura Castelló

¿Eres de las que opinan que tú lo habrías hecho mejor? Me gusta ver el trabajo de los demás y reconocer su valor, quizá más que hacerlo mejor pienso en cómo lo habría planteado yo. Evidentemente, si ves un trabajo que no ha estado a la altura lo puedes pensar pero, en fin, si es un buen trabajo habrá que reconocérselo. Es importante apoyarnos dentro del gremio.

Un cliente te dice ‘no me gusta’. ¿Qué le respondes? Si el encargo está bien cerrado con todas las condiciones habladas no debería haber problema. Normalmente los cambios posteriores o pruebas anteriores se pagan, es lo que debe exigir un profesional. Puede tratarse de un fallo de comunicación, o bien el cliente no ha expresado claramente qué es lo que quería o el ilustrador no lo ha entendido. La comunicación entre cliente y artista es esencial. De todas formas, si alguien te busca como autor es porque le gusta lo que haces, confía en ti y en tu criterio. Hay que dejarnos libertad para trabajar en nuestro campo, que para eso somos profesionales.

Un ilustrador/dibujante de cómic con quien te gustaría trabajar… Me encantaría trabajar con Nina Cosford o Lizzy Stewart. Me encanta el trabajo de las dos.

Un número de la pantonera con el que te harías un traje… El Pantone 188, un rojo inglés precioso.

Un libro, un político y una ciudad para vivir… Rant de Chuck Palahniuk, de los mejores libros de ciencia ficción que he leído últimamente, lo recomiendo mucho. Como ciudad para vivir me quedo con Londres o Barcelona, siempre he estado enamorada de las dos. Con políticos no me quedo con ninguno por el desencanto que tengo, se lo han ganado a pulso.

Mmmm… Échale imaginación y propónle a los políticos algo para mejorar el mundo… Por la parte que me toca les diría que es necesario que reformen las leyes con respecto a los autónomos, sobre todo que revisen y rebajen la cuota, es abusiva y desproporcionada con respecto a las del resto de Europa.
ilustración de Laura Castelló

Tu foto a toda página en la portada de una revista. ¿Qué revista y por qué? Me encantaría salir en The Great Discontentuna revista impresa sobre los comienzos y los riesgos en el mundo creativo, con entrevistas a artistas súper interesantes. Si me preguntas por portadas con mis dibujos sería un honor aparecer en Anorak Magazine, Nobrow, Wrap Magazine o Frankie Magazine.

Un ejercicio de cara al futuro. ¿Dónde te ves dentro de 20 años? No lo sé, no me gusta mucho imaginar mi vida a tan largo plazo, soy más de objetivos cortos, 5 años vista como mucho. Sí que me veo trabajando en proyectos creativos, tanto como autora individual como en proyectos colectivos de mayor envergadura, pero sobre todo disfrutando del camino. Eso lo sé seguro.

→ lauracastellothings.tumblr.com

ilustración de Laura Castelló