El monstruo está triste

Hoy los monstruos lloran, están tristes. El célebre autor de literatura infantil estadounidense Maurice Sendak, considerado uno de los ilustradores de cuentos infantiles más importantes del siglo XX, moría ayer martes 8 de mayo en un hospital de Connecticut a los 83 años.

Sendak nació en 1928 en Brooklyn, Nueva York. Estudió pintura al óleo, composición y dibujo durante dos años en la Art Students League de Nueva York. Después de publicar sus primeros libros como autor e ilustrador, fue con Donde viven los monstruos (Where the Wild Things Are), obra publicada por primera vez en 1963, con la que Sendak adquirió renombre dentro del campo de los libros para niños. En el año de su primera edición fue elegido como uno de los mejores libros ilustrados. Traducido a numerosos idiomas, este libro significó una revolución dentro del ámbito de los libros ilustrados para niños al mismo tiempo que dio lugar a duras críticas.

Además, Sendak demostró a través de su trabajo que no le incomodaba romper con las tradiciones de la literatura infantil estadounidense, vale como ejemplo, los héroes y heroínas que creó y que, contra lo que dictaban las convenciones, no eran bien educados sino que podían ser tercos y hasta desagradables. Aparte de elogios, algunas de sus obras también suscitaron controversia, es el caso de La cocina de noche, que en su momento fue censurada por un desnudo infantil en el que algunos detractores vieron connotaciones eróticas.

En 1970 recibió el premio Hans Christian Andersen de ilustración, y en 2003 el premio Memorial Astrid Lindgren, ex aequo con la escritora austriaca Christine Nöstlinger. En 1964 había sido galardonado con la medalla Caldecott.

Entre su vasta obra literaria figuran cuentos como Outside Over There (1981), El letrero secreto de Rosie (1960), Dídola, pídola, pon! (1967), y Minibiblioteca (1962).

_____
+info: nytimes.com