Treinta años sin Hergé

Hergé, padre de Tintín

El 3 de marzo de 1983 fallecía el historietista belga Georges Prosper Remi, más conocido como Hergé y padre de Tintín. A los 7 años, Hergé cursaba estudios primarios en la escuela municipal donde demostró su gran habilidad para el dibujo. Con la Primera Guerra Mundial ya inciciada, sus primeras ilustraciones estaban inspiradas en la contienda bélica, que con las que iba rellenando los márgenes de sus cuadernos. El hecho de haber participado activamente en el movimiento scout y sus viajes, entre ellos a España, marcaron la línea de sus historias.

Tintín en el Congo
EL LADO OSCURO DE HERGÉ
La figura del dibujante siempre ha estado ensombrecida por su supuesta colaboración con los nazis durante la ocupación belga. Estas sopechas se apoyaban en el hecho de que, en 1939, una vez cerrado Le XXème Siécle, Hergé fichó por un medio abiertamente filonazi, Le Soir, dirigido por Raymond de Becker. Durante esa época es cuando más dibujó y más dio a conocer a su personaje. A este dato hay que sumar la denuncia por xenofobia que el ciudadano congolense Mbuto Mondondo elevó a los tribunales belgas a los que solicitaba la prohibición de la venta de Tintín en el Congo (1930), y que al final fue denegada.

Inicialmente publicó sus viñetas en Le Boy-Scout —más tarde convertida en Le Boy-Scout Belge. En 1922 firmó la primera historieta y dos años más tarde lo haría con el seudónimo Hergé, que lo acompañaría por el resto de su vida y que realmente es un juego de palabras que corresponde a la pronunciación en francés de las iniciales de su nombre R. G. No será hasta julio de 1926 cuando Hergé realice su primera serie oficial: Totor, C.P. de los abejorros, donde el protagonista seguiría apareciendo en la revista mensual hasta el año 1930.

Con los estudios secundarios finalizados, en 1925, ingresa en Le XXème Siècle, periódico ultraconservador de orientación clerical y nacionalista. Se inició en el servicio de suscripciones de dicho periódico, pero prontó asimiló nuevas tareas como ilustrador y fotógrafo. Paralelamente, seguía ilustrando las aventuras de Totor. Así hasta que en 1928 apareció el primer número de Le Petit Vingtième, bajo la dirección de Hergé. Tiempo después retomó a Totor. Le hizo unas variaciones en el nombre, le asignó el oficio de reportero y le buscó un compañero de aventuras al que llamó Milú y que tenía cuatro patas. El 10 de enero de 1929, Tintín apareció por primera vez en las páginas de Le Petit Vingtième.

Le Petit Vingtieme

A partir de ahí las aventuras de Tintín fueron surcando las páginas numerosos cómics. A él se fueron añadiendo un sinfín de carismáticos personajes como el capitán Haddock, el profesor Tornasol, los detectives Hernández y Fernández y la cantante Bianca Castafiore.

También en 1930 creó otros de sus populares personajes, llamados Quique y Flupi (Quick et Flupke en idioma original), quienes permanecerían en las páginas del suplemento Le Petit Vingtième hasta fines de los años 30.  A la intensa actividad como historietista de Hergé, se agregó una no menos importante labor como ilustrador. Sus dibujos aparecieron en varias tapas de libros y revistas, así como también en varios trabajos publicitarios que se realizaron bajo la marca Atelier Hergé (Taller Hergé).

A partir de 1934, Ediciones Casterman publica los álbumes de las aventuras de Tintín, que van apareciendo regularmente hasta 1940. Entre Los cigarros del faraón El Loto Azul tiene lugar un encuentro decisivo para Hergé. Conoce al que será su gran amigo Tchang Tchong-Jen, joven estudiante chino de Bellas artes en la Universidad de Lovaina, quien le introduce en la compleja realidad de China y su cultura. Podemos reconocer a Tchang  en el personaje de Hergé de su mismo nombre y apellidos, Tchang el pequeño gran amigo de Tintín. A partir de ahora, Hergé se documentará bien a fondo sobre los lugares a los que debe de viajar Tintín, y cuidará minuciosamente cada detalle.
Tintín en el Tibet

En 1944 se produce liberación de Bélgica. El alto mando aliado aparta de su trabajo a todos los periodistas que han colaborado en la redacción de cualquier periódico durante la ocupación. Este es el caso de Hergé, que había trabajado en en la revista infantil Le Soir. Tintín resurge en 1946. En 1950 se crea Estudios Hergé, que reunirá una docena de colaboradores, pero al final de la década, entra en un período de trastornos personales. Su verdadera terapia la constituye su trabajo de Tintín en el Tíbet, que se publica en 1960. Este año, Tintín es llevado al cine con El misterio del Toisón de Oro, y cuatro años más tarde Tintín y las naranjas azules.

En 1982 Hergé cumple 75 años y la Sociedad Belga de Astronomía decide bautizar con su nombre al planeta descubierto en el 1953 por el astrónomo Silvain Arend. El planeta Hergé se sitúa entre Marte y Júpiter. La última aventura del famoso reportero –Tintín y el Arte Alfa– quedó interrumpida por su muerte. Hergé había dejado indicaciones precisas para que no se continuaran las aventuras de su personaje, pero finalmente, fue publicada inacabada tal como la había dejado.
________
+info: museeherge.com