Marta Cerdà: «Internet facilita las cosas, pero también hago viajes con el book bajo el brazo buscando clientes»

Marta Cerdà es el Premio Gràffica más joven de este 2012. Tiene cara de niña buena que nunca ha roto un plato, pero a sus 32 años esta barcelonesa ha trabajado en Alemania, Nueva York y cuenta entre sus clientes con marcas como Ray Ban, Penguin Books, Nike, Coca Cola, The Guardian, Beautiful Decay, Kleenex, Panasonic o Mother London y algunas de las agencias de publicidad más destacadas de España, Inglaterra y Estados Unidos. Marta toca prácticamente todos los terrenos de la creatividad visual: proyectos artísticos, culturales y publicitarios que combina con la dirección de arte, la tipografía customizada, la ilustración y el diseño gráfico. En 2008 recibió el premio ADC Young Guns y en agosto de 2012 realizó la portada de la prestigiosa revista The Guardian Guide. ¡Ahí es nada! ¿Cómo consigue todo esto? Atentos, porque nos lo cuenta ella misma en la siguiente entrevista.

MARTA CERDÀ

El jurado de los Premios Gràffica 2012 ha decidido premiar a Marta Cerdà por su contribución a la hora de situar el diseño español en el panorama internacional a sus 32 años y por el desarrollo de grandes proyectos gráficos para marcas internacionales. En 2008 recibió el premio ADC Young Guns. Desde entonces ha trabajado para marcas como Ray Ban, Penguin Books, Nike, Coca Cola, The Guardian, Beautiful Decay, Kleenex, Panasonic o Mother London y algunas de las agencias de publicidad más destacadas de España, Inglaterra y Estados Unidos. En agosto de 2012 ha realizado la portada de la prestigiosa revista The Guardian Guide.

¿Qué has sentido cuando te han dicho: «¡Enhorabuena! has sido elegida ganadora de uno de los 10 Premios Gràffica 2012!»?
Fue una sorpresa enorme, justamente la tarde que me llamastéis. Estaba mirando de inscribir un par de piezas en un premio antes de que se cerraran los plazos porque siempre se me pasan. Lo primero que me salió decir cuando recibí la noticia fue que yo no me había presentado, ¡que no era posible!

¿Cuándo decidiste que querías dedicarte al diseño gráfico?
Cuando yo era adolescente la novia de mi hermano era diseñadora, trabajaba con Enric Satué. No se me daba nada particularmente bien, pero disfrutaba con las clases de historia del arte y el dibujo, y solía ir a ver bastantes exposiciones. Y como lo más cercano al arte que conocía en casa era el diseño, pensé que dedicando mi carrera al diseño gráfico, igual podría llegar a disfrutar también de mi futura profesión, que al fin y al cabo sería mi día a día. Cosas de la vida, entré a estudiar otra carrera, pero a la mitad lo dejé y empecé con el Diseño Gráfico con un poco de retraso.

Tu perfil abarca, además del diseño gráfico, la ilustración, tipografía y lettering… ¿En qué faceta te sientes más a gusto?
En el diseño gráfico. Trabajo en las fronteras del diseño gráfico con otras disciplinas, pero siempre con un pie en casa, en el diseño.

¿Cómo se complementan unas y otras en tu trabajo?
Diría que se hibridan. Al final todo son formas que tienen un significado concreto. Pero trabajar con letras puede que haya influido en una tendencia a geometrizar, a racionalizar el dibujo. Y trabajar con ilustración puede que me haya dado flexibilidad con los acabados de los letterings, con la piel de la letra.

¿Recuerdas el primer trabajo de diseño que fue remunerado?
El primero lo hice mientras estudiaba en Elisava. Era un cuadríptico informativo para las víctimas de la violencia de género. Diría que fueron unos 300 euros.

¿Cuál ha sido tu evolución desde entonces?
Pasé por varios estudios y agencias entre Alemania y Barcelona de prácticas durante la carrera que combinaba con algún trabajo freelance. A partir del último año entré a trabajar en un estudio con una profesora. Trabajé durante los siguientes cinco años en varios estudios de Barcelona como Toormix o Vasava. A finales de 2008, después de ganar un ADC Young Guns me puse por mi cuenta, hasta día de hoy.

Entre tus clientes están The Guardian, Nike, Penguin Books, CocaCola, Cosmopolitan France… ¿Cómo se consigue esto siendo tan joven?
Con suerte, trabajo y persistencia. Hoy en día internet facilita las cosas, las fronteras comerciales se desvanecen y el mercado se agranda. Hay mucha más competencia, pero es una herramienta que puede hacer visible tu trabajo a directores de arte de marcas como las que has mencionado, sin que tengas que ir físicamente a enseñarles el book. Gracias a internet también me salieron representantes en UK y en Madrid y esto también me ha facilitado mucho la labor comercial. También he hecho y hago viajes con el book bajo el brazo buscando clientes.

¿Cómo ves el diseño gráfico que se hace en España respecto a otros países? ¿Crees que goza de buena salud?
Sí, creo que goza una salud magnífica. Justo este año he vivido seis meses en Nueva York y allí, desde fuera, se hace más evidente. Barcelona, por ejemplo, concentra a muchísimos creativos y es un foco hacia el mundo. Hay mucho talento y quizás deberíamos considerarlo seriamente como un potencial activo.

Son muchos los jóvenes diseñadores que se plantean hacer las maletas y salir del país en busca de forjarse un futuro mejor dentro de la profesión. ¿Crees que es necesario? ¿O más bien es inevitable?
Sí, creo que es necesario. Cada país tiene su tradición gráfica y esto se aprende mejor in situ. Es como las lenguas, ayudan a abrir un poco más la mente. También hay dinámicas diferentes de trabajo dependiendo de cada país, y de esto también podemos aprender. No sé si tal y como están las cosas hoy en día en España es inevitable, que seguramente, pero sin duda es algo que sí hay que hacer puede ser muy positivo e incluso recomendable.

¿En qué proyectos trabajas ahora?
Estoy trabajando en un proyecto personal de tipografía que tendrá formato de libro. Supongo que lo sacaremos entre 2013 y 2014. También estoy dibujando un abecedario para niños que irá acompañado de poemas de Josep Pedrals. Y esta semana estoy trabajando la pared para una pequeña exposición del Centre d’Art La Panera, de Lleida. También estoy haciendo la web para el despacho de mi hermano y la imagen para un pequeño café que abrirá una amiga en Nueva York.
_____
+info: martacerda.com