Wim Crouwel, gran experimentador de las formas y las letras

Wim Crouwel es uno de los autores más prolíficos que ha dado la historia del diseño gráfico. Nació en 1928 en Groningen, Holanda. Su carrera abarca más de seis décadas en las que se ha dedicado plenamente en todas sus facetas profesionales como diseñador, profesor, comisario y director de museo.

Wim Crouwel, experimentador de las formas y las letras
Wim Crouwel estudió Bellas Artes entre 1946 y 1949 en la Academia Minerva en Groningen. Aunque era una ciudad pequeña, destacaba por tener una cultura vibrante. Desde muy temprana edad, el joven Crouwel sintió fascinación por las líneas y las formas geométricas. Le gustaba admirar la belleza austera de los postes de electricidad, las vías del ferrocarril y el cableado eléctrico. Así, en una visita al circo dedicó más tiempo a examinar la construcción de la gran cúpula antes que observar el rugir de los leones.

Finalizados sus estudios, realizó el servicio militar y en 1951 se muda a Ámsterdam. Fue en este momento cuando se decidió por el diseño aplicado, antes que las Bellas Artes, ya que esta posibilidad ofrecía más seguridad económica. Es así como Crouwel comenzó su carrera en diseño como diseñador de exposiciones.

A través de la colaboración con diseñadores de diferentes disciplinas, diversificó su práctica, generando una plataforma para trabajar a mayor escala.

En 1952 se unió a una empresa dedicada al diseño de exposiciones, Enderberg, donde obtuvo su primera experiencia como diseñador gráfico. Allí permaneció hasta 1954 y tuvo como maestro a Dick Ellfers, diseñador, ilustrador y artista multifacético que le abrió todo un mundo en el terreno editorial y de la impresión.

Paralelamente, entre 1952 y 1953, empezó a asistir a clases nocturnas en la Art Academy IVKNO de Ámsterdam (actual Rietveld Academy), donde aprendió los principios de la tipografía a través de su tutor, Charles Jongejans, quien le puso en contacto por primera vez con el diseño gráfico modernista.

Como diseñador gráfico, Wim Crouwel estableció un lenguaje visual consistente y distintivo, creando sorprendentes soluciones de diseño para una amplia gama de clientes.

Luego, después de trabajar un tiempo como freelance y como profesor en la Royal Art Academy’s-Hertogenbosch, entre 1956 y 1960 fundó su propio estudio con el diseñador de interiores de origen indonesio Kho Liang Ie.

Wim Crouwel, experimentador de las formas y las letras

Cartel para el Van Abbemuseum de Eindhoven, 1963.

Un sistema visual para el arte moderno
Una de las relaciones laborales más importantes y duraderas de la vida de Wim Crouwel comenzó en 1954, cuando conoció al entonces director del Van Abbemuseum de Eindhoven, Edy de Wilde. Ambos compartían un interés común por el arte abstracto y apreciaban el valor del buen diseño, de forma que los dos conectaron de inmediato. De Wilde designó a Crouwel como el único diseñador para el museo, otorgándole completa autonomía creativa al tiempo que le apoyaba sin cortapisas en su enfoque del diseño. Los carteles y catálogos diseñados para el Van Abbemuseum tuvieron un desarrollo conceptual significativo a través del enfoque de Crouwel. Como diseñador creó imágenes tipográficas a medida, dibujadas a mano, para evocar el tema o el trabajo del artista.

Esa misma metodología es la que Crouwel estableció para el Stedelijk Museum de Ámsterdam, un sistema que aplicó rigurosamente desde 1963 a 1985. Este enfoque aportó amplio material publicitario al Museo de gran valor, dada su gran flexibilidad al tiempo que conservaba un lenguaje visual reconocible.

Wim Crouwel, experimentador de las formas y las letras

Equipo de Total Design.

Total Design
Crouwel es principalmente conocido por ser uno de los cinco fundadores de Total Design, un estudio de diseño multidisciplinar creado para trabajar en los principales ámbitos del diseño. Bajo el epígrafe ‘Total’ se quería reflejar el mix de habilidades de cada uno de los socios en su conjunto. Esa experiencia diversa les permitía ejecutar proyectos complejos y de amplio alcance para un nutrido grupo de clientes, desde la industria, el comercio, el gobierno y los sectores culturales. Como Total Design, el estudio sólo estuvo en funcionamiento durante cinco años, entre 1980 y 1985, pero su experiencia como consultora multidisciplinar sirvió de ejemplo para muchos otros estudios que siguieron sus pasos.

Abanderado de la cuadrícula
La naturaleza formal del diseño suizo afectó profundamente a Crouwel: la claridad, la estructura y el empleo de las cuadrículas se convirtieron en aspectos clave de su lenguaje visual. Al principio de su carrera estrechó lazos con diseñadores suizos afines. Entre su círculo de amistades era fácil encontrar a los diseñadores Gerard Ifert, Karl Gerstner y Josef Müller-Brockmann.

Sobre la base de los principios modernistas, el enfoque lúcido y sistemático del diseño de Crouwel se articulaba en una metodología basada en la cuadrícula. Su proceso, lógico pero experimental, pasaba por analizar y sintetizar un tema hasta su esencia absoluta. A través de su larga y productiva carrera, Wim Crouwel ha generado un portfolio ejemplar en el diseño de exposiciones y de carteles, calendarios, tipos de letra, marcas comerciales y sellos.

Wim Crouwel, experimentador de las formas y las letras

Cartel para el Stedelijk Museum, 1968.

Tipógrafo experimental
Wim Crouwel es reconocido por la creación de tipografías experimentales y modulares. Sus trabajos en este campo se sitúan muchas veces bordeando los límites de la legibilidad. Estas tipografías innovadoras de Crouwel están a menudo respaldadas por tipos de letra sana serif, que se ubican dentro de un marco cuidadosamente estructurado. Sus tipografías fueron digitalizadas a finales de los años noventa y están disponibles para que los diseñadores las utilicen digitalmente.

A lo largo de seis décadas, la carrera de Wim Crouwel se ha diversificado en diversas áreas. En 1985, tomó una nueva dirección tras su nombramiento como director en el Museo Boijmans van Beuningen en Rotterdam, donde estuvo hasta 1993. Crouwel continúa diseñando y participando intermitentemente en una amplia gama de proyectos para encargos de diseño gráfico y de exposiciones.

Wim Crouwel, experimentador de las formas y las letras

Cartel para el Stedelijk Museum de Ámsterdam.

Deja un comentario