Nueva polémica entre Nike y Donald Trump

Ya no es noticia que Estados Unidos sea un país partido en dos políticamente. Y Nike, lanzando un debate necesario para los ciudadanos, ha entrado en una polémica politizada gracias a su nueva campaña protagonizada por, el también polémico, Colin Kaepernick.

Colin Kaepernick para la campaña publicitaria de Nike

Esta semana, celebrando 30 años del eslogan más legendario, Just Do It, Nike ha relevado al protagonista de su nueva campaña publicitaria: Colin Kaepernick, el antiguo quarterback de los 49ers de San Francisco, considerado desde 2016 el símbolo de las protestas antirraciales. La respuesta en las redes sociales al anuncio de Nike han sido para todos los gustos.

«Cree en algo», dice el anuncio en letras blancas en una foto en blanco y negro de Kaepernick. «Incluso si significa sacrificarlo todo». Nike eligió a Colin Kaepernick para su campaña publicitaria por ser un deportista inspirador e influyente. En la temporada 2016 de la Liga de Futbol Americano (NFL), Kaepernick empezó a hincar la rodilla en el césped para escuchar el himno nacional, demostrando ante la bandera –como símbolo de Estados Unidos– el rechazo a la brutalidad policial contra la comunidad afroamericana.

Algunos jugadores, como Eric Reid, siguieron su ejemplo, convirtiendo el hincar la rodilla en el césped en una protesta abierta contra las injusticias sociales. El presidente Donald Trump calificó este movimiento, iniciado por el antiguo quarterback y ahora apoyado por Nike, como falta de respeto hacia el país, el himno y la bandera. Mientras varios consumidores fieles de la marca apoyaron este nuevo movimiento de Nike, otros, más conservadores, expresaron su desacuerdo en las redes sociales con el hasthtag #BoycottNike o #JustBurnIt.

En cuanto a la respuesta del presidente, en una entrevista exclusiva con The Daily Caller este martes, Trump compartió su visión del movimiento: «Nike está enviando un mensaje terrible, y se equivoca al poner como protagonista a un ex-jugador de NFL en su campaña de marketing». Aunque Trump reconoce que Nike tiene toda la libertad de determinar la dirección de sus estrategias publicitarias, expresó su desacuerdo con el comportamiento de Kaepernick.

«Colin ha sido la estrella de Nike desde 2011», recuerda la portavoz de la marca Sandra Carreon-John, al justificar su inclusión en la campaña publicitaria, en la que ahora también aparecen la tenista Serena Williams, el jugador de los Giants de Nueva York, Odell Beckham, y Shaquem Griffin de los Seahawks de Seattle.

Este es otro ejemplo que muestra el poder que tiene la publicidad de las grandes corporaciones cuando dan un paso al frente y forman parte de los debates más relevantes para el ciudadano de a pie como es el racismo, la inmigración o incluso el cambio climático. En el caso de Nike, no es la primera vez que baña sus campañas publicitarias de compromiso social y puede que esta no sea la última.

 

Deja un comentario