Argentina renueva su marca-país y da lugar a nuevas polémicas

El 9 de marzo Argentina lanzó la nueva marca-país que representa a toda la nación a nivel global. Y, al ser un cambio tan grande, ésta recibió muchas opiniones, críticas y quejas. Analizamos los pros y los contras de la Marca Argentina.

marca-país de Argentina

El gobierno de la República Argentina, unido con el Ministerio de Turismo, aunó esfuerzos con FutureBrand y relanzó su marca-país, apostando por una imagen sencilla, básica y bicolor, en blanco y celeste. Según indica el propio Boletín Oficial de Argentina, este cambio está inspirado por el deseo de posicionarse internacionalmente, de promocionar el turismo y las exportaciones, así como de fomentar la inversión extranjera directa.

La renovación de la marca-país, impulsada para reinsertarse en el mundo y difundir la cultura argentina fuera de sus fronteras, presenta un círculo celeste como la representación del globo terráqueo, en el que se sitúa la letra ‘A’ de Argentina, con el objetivo de marcar la ubicación del país en el mundo. La tipografía utilizada es Gotham Rounded, de la misma familia tipográfica que se utiliza para la identificación de la Presidencia de la Nación.

 

Las opiniones difundidas por las redes sociales se convirtieron, como siempre, en una tormenta de críticas y debates. Mientras unos usuarios consideran el diseño minimalista del nuevo logotipo como la evolución positiva del estilo de la marca-país, con un carácter moderno y juvenil, otros hablan de que la identidad visual de Argentina carece de originalidad, es demasiado simple y parece encontrarse a medio terminar.

Aunque todavía la nueva marca no está puesta en práctica en el mercado, y todavía se desconocen los detalles del briefing, las críticas han sido varias:

«Es demasiado flojo; no queda clara cuál es la utilidad de logo; ‘A’ puede referirse tanto a Argentina como a cualquier país que se inicie con ‘A’, por lo que no representa la personalidad de la nación; la tipografía Gotham Rounded es la misma que usa el partido del gobierno Cambiemos en su logotipo; el logo es parecido al del blog de tecnología Mashable o al de la emergente red social Telegram (algunos, incluso, hablaron del plagio); el logotipo es demasiado blando, genérico y no memorable; el diseño cumple los objetivos de representar el país, pero no enamora», y un grande etcétera.

A pesar de las críticas e interminables comparaciones con otras marcas-países de diseño simple como, por ejemplo, Uruguay, Costa Rica y Perú, hay que recordar que cuanto más simple sea un logotipo, más probabilidad hay de que presente similitudes con otras marcas.

marca-país de Argentina

Según opina Norberto Chaves, la marca-país es una marca-paraguas, una marca de marcas, y su función no se limita a indicar pertenencia, sino, primordialmente, a transferir valor. Aún es pronto para juzgar la nueva marca-país de Argentina, y para pronosticar el éxito o el fracaso de los valores que transmitirá. No obstante, hay que admitir que la identidad visual de Argentina presenta un sinfín de posibilidades, dada la naturaleza de su diseño simplificado que puede ser fácilmente adaptado a las tendencias que vayan surgiendo y a diversas plataformas. El círculo cambiante del logotipo sería muy útil a la hora de fomentar los diferentes aspectos que ofrece Argentina.

Marca-país de Argentina

marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina

marca-país de Argentina

marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina marca-país de Argentina

There is one comment

  1. Emiio

    no me gusto… la anterior marca pais estaba como las mejores de la region… para que cambiarla… y encima las coincidencias con la marca del partido de gobierno es un bochorno… gasto de dinero y cambio de rumbo que nos va a costar mucho

Deja un comentario