¿Tiene el grafiti derechos de autor? La nueva polémica entre H&M y el artista urbano REVOK

El gigante textil sueco H&M ha entrado en una nueva polémica. Esta vez, están involucrados el arte urbano y los derechos de autor. El pasado enero, H&M fue demandada por el grafitero estadounidense Jason ‘REVOK’ Williams, quien afirmaba que la compañía había usado su obra sin permiso, en la nueva campaña publicitaria de la línea deportiva New Routine.

H&M contra Revok

H&M respondió con una contrademanda, insistiendo en que esta obra de arte era fruto de una conducta delictiva vandálica y que REVOK no tenía derechos de autor, porque la protección de los mismos «es un privilegio bajo la ley federal que no se extiende a las obras creadas ilegalmente». La contrademanda de H&M recibió la furia de las críticas por parte de consumidores, celebridades y artistas, por lo que la empresa emitió un comunicado pidiendo perdón y afirmando que deberían haber actuado de manera diferente. No obstante, la polémica aún sigue abierta.

La nueva colección deportiva masculina de H&M, New Routine, presenta imágenes y vídeos de un modelo frente a una pared decorada con el street art de REVOK. El muro está ubicado en la cancha de balonmano William Sheridan Playground, en Williamsburg, Brooklyn, Nueva York.

En una carta de desistimiento a H&M, enviada el 8 de enero, el abogado de REVOK, Jeff Gluck, insistió en que el uso no autorizado de la obra original del artista y la manera en la que se utilizaba el arte, dañaba la imagen del artista, ya que los consumidores familiarizados con él y su obra, podían tener la impresión de que existía una relación laboral entre ambas partes. La comunicación pide a H&M dejar de publicar el trabajo de REVOK utilizado en la campaña publicitaria, en tanto que es un acto de infracción de los derechos de autor.

Como se sabe, H&M contestó con una contrademanda, afirmando que el grafiti era una muestra de vandalismo que no podía estar protegido por los derechos de autor. Además, en la misma carta, expresó que contrató a una agencia de producción externa para la campaña publicitaria en la cancha de balonmano, quienes, supuestamente, habían consultado al Departamento de Parques y Recreación de la Ciudad de Nueva York si necesitaban o no el permiso del artista responsable de la creación del mural en la pared. El NYCDP afirmó: «El grafiti en el muro de la pista de balonmano del parque no está autorizado y constituye vandalismo y desfiguración de la propiedad de la Ciudad de Nueva York».

El 15 de marzo, al ser presionada por la respuesta tan negativa de su público target y de la sociedad en general, H&M emitió un comunicado en el que anunció la retirada de su demanda contra REVOK:

«H&M respeta la creatividad y originalidad de los artistas, sin importar el formato. Deberíamos haber actuado diferente. Nunca fue nuestra intención establecer un precedente en el arte público o influenciar el debate de la legalidad del arte callejero. Como resultado, hemos retirado nuestra demanda. En este momento nos dirigimos directamente al artista para encontrar la solución. Agradecemos vuestros comentarios y preocupaciones, como siempre, vuestra voz importa mucho».

El mismo día, según comunicó el abogado de REVOK, H&M no retiró su demanda, pero, al día siguiente, informó de que, al final, la demanda había sido retirada voluntariamente.

Sabiéndose que las acciones dicen más que las palabras, ¿cuál ha sido la actitud de H&M? Pese a haber retirado la campaña publicitaria de la página web oficial de H&M Estados Unidos, esta aún aparece en otros sitios web, perjudicando los derechos intelectuales de REVOK. La polémica sigue abierta, esperando el desenlace de la lucha entre el gigante textil y el arte urbano.

Una publicación compartida de @_revok_ el Oct 24, 2017 at 9:45 PDT

Es una polémica bastante compleja, porque en EEUU, para obtener un copyright, la obra debe ser original y estar realizada en un medio de expresión tangible. Sin embargo, aún no hay una legislación que pueda aclarar si el grafiti está incluido o no en este grupo, principalmente porque hasta ahora todos los casos relacionados se han resuelto fuera de los tribunales, como apunta The Fashion Law.

Aun así, la contrademanda de H&M provocó una potente crítica en las redes sociales por parte de artistas, consumidores y celebridades, lo que acabó como un movimiento anti-H&M, bajo el hashtag #BoycottHM.

PROTECT ART and ARTIST’S | We stand with artist @_revok_ and others in the art community by supporting artists rights. Multinational corporation @hm shamelessly and blatantly was caught stealing the visual art of @_revok_ and when confronted by the artist #Revok the retailer #H&M had NO remorse and responded with threatening criminal charges and filed a lawsuit attempting to have all intellectual property rights for outdoor art’s overturned in favor of corporations. Please help protect artists to intellectual property rights & support #art, and #artists. To @hm, you lost me as a customer… Well said @susannemelanieberry @rys78 @theseventhletter #revok #SupportingArtistRights #SupportArt #NOtoH&M #ApologizeToREVOK #repost #Artcommunity #SayNotoH&M #PayRevok #artistrights

Una publicación compartida de Liz rice McCray (@lizricemccray) el Mar 15, 2018 at 3:02 PDT

#fhandm #boycotthandm #payrevok #tecnificent 🎨

Una publicación compartida de จิตรกร (@tecnificent) el Mar 15, 2018 at 7:27 PDT

Support Art. @_revok_ @hm #boycotthm #hm

Una publicación compartida de Rodolfo Baquier (@rodolfobaquier) el Mar 15, 2018 at 8:43 PDT

 

Deja un comentario