Así es como creó Hannah Beachler el mítico mundo de ‘Pantera Negra’, Wakanda

Seguro que todos habéis visto ya –o planeáis ver– la nueva película Black Panther, de Marvel Studios, en la que el personaje de T’Challa regresa a Wakanda, su solitaria nación africana muy avanzada tecnológicamente, para asumir el papel de rey. Es la primera vez que podemos ver en la gran pantalla la representación de este país ficticio, que representa una cultura futurista, sobrenatural y profundamente arraigada a la tradición africana. Ser la primera en crear y mostrar Wakanda, le ha permitido a Hannah Beachler, la diseñadora de producción, idear un nuevo mundo paradisíaco. La diseñadora ha revelado cómo se creó el hogar de la Pantera Negra de un modo con el que jamás habíamos visto o imaginado anteriormente.

La diseñadora Hannah Beachler es conocida por su trabajo en la película Moonlight, ganadora del Óscar en 2017, por los visuales de Lemonade, el álbum de Beyoncé, y por los debuts Ryan Coogler como director en Fruitvale Station y Creed; películas en las que el futuro director de Pantera Negra, descubriría el talento de la diseñadora, a quien finalmente eligió para la producción de la nueva cinta de Marvel.

Beachler recuerda la necesidad de ofrecerle a un macro-negocio como Marvel Studios, una idea que realmente valiera los 164 millones de euros que la compañía tenía pensado invertir en producción. En ese momento se acordó de Zaha Hadid, la arquitecta anglo-iraquí procedente de la corriente del deconstructivismo y de algunos de sus proyectos como el DDP edificio en Seúl, el MAXXI Museo en Roma o el Wangjing SOHO en Beijing, que se convirtieron en las fuentes de inspiración de Beachler.  A partir de ellas nació Wakanda, una patria africana ficticia, oculta para el resto del mundo, tecnológicamente muy avanzada, industrial, no colonizada, montañosa e impresionante.

DDP Edificio en Seúl. Proyecto de Zaha Hadid

«Lo que me inspira no son sólo las curvas modernistas de Zaha Hadid, aunque estas parecen gritar “¡el futuro!” con su diseño… A lo mejor, es la forma en la que la arquitecta diseña los interiores. Todos los edificios de Hadid son de gran escala, pero hay algo especial en ellos: cuando entras, tienes esta sensación de intimidad, ¿verdad? Yo sabía que eso era algo que yo quería traer a Wakanda. Hadid consigue la intimidad mediante pequeños trucos como la forma de curvas de las escaleras o el uso de una gran cantidad de madera en espacios mayoritariamente metálicos. Un truco fundamental que yo apliqué en Pantera Negra fue llevar los techos hacia abajo, de manera que cuando estás en ese espacio enorme, no te sientes desconectado o perdido». Hannah Beachler.

Hanna Beachler también afirma que otra ventaja de utilizar los espacios de Hadid como inspiración para Wakanda es el resultado orgánico e incluso biomiméticos, que adquieren los edificios al final, lo que es importante dado que uno de los temas principales de Pantera Negra es el conflicto entre tradición e innovación. Wakanda abraza la naturaleza y la tecnología al mismo tiempo, por lo que la diseñadora ha intentado que los edificios futuristas, emplazados en bosques o en montañas, parezcan naturales. Beachler afirma, asimismo, que no quería que Wakanda se pareciese a la ciudad de Dubái: «Yo quería que la Ciudad de Oro fuera como un viaje a otra parte de la Tierra, pasando por un holograma. Quería que fuera inspiradora y majestuosa, pero no como Nueva York o Manhattan. Wakanda necesitaba ser una parte de la naturaleza».

Wangjing SOHO en Beijing. Proyecto de Zaha Hadid

Sin embargo, mientras el sentido estético de Zaha Hadid constituye la parte orgánica de Wakanda, la arquitectura moderna se opone a lo que Wakanda necesita ser: una nación que podría encarnar la historia y el potencial del movimiento de pan-africanismo, uniendo a 54 países reales de todo el continente bajo una sola bandera. Wakanda es el punto de encuentro de todas las culturas, sin perder el sentido de individualidad. Así, la diseñadora ha encontrado una manera exitosa de combinar diferentes estéticas culturales para crear la estética de Wakanda, con la que ha acercado África al universo arquitectónico de Hadid, después de haber estudiado archivos históricos, como los de las pirámides de Malí y de combinar la arquitectura africana con otras existentes, para crear la silueta de la Ciudad de Arte. 

La ideación y desarrollo del concepto de Wakanda ha sido solo el primer paso. Hannah Beachler tuvo que crear la película completa, por lo que viajó a África e invirtió meses en una investigación profunda, en la que la historia mundial fue esencial para crear la auténtica crónica de Wakanda. Por eso, la reconocida diseñadora se manifiesta emocionada por el interés que ha despertado esa visión de un mundo unido, cuyo aglutinante es la herencia africana. 

Pantera Negra fue rodada, mayoritariamente, en los Pinewood Studios de Atlanta, en la ciudad de Busan, Corea del Sur y en Sudáfrica, Zambia y Uganda. El director Ryan Coogler ha logrado que la película sea más que una historia de superhéroes, apartándose, incluso, de la fórmula Marvel, con una trama de espionaje, intriga y más contenido social, sin renegar de los combates cuerpo a cuerpo, del vértigo o de los extravagantes efectos especiales.

«Ryan Coogler necesitaba saber dónde estaba poniendo la historia, y yo tenía que ser parte de eso. Porque al final, lo que importa es la historia. Así que, si yo tenía que crear el mundo de Wakanda, tenía que convertirme en una wakandana. Solo así la gente que vea la película, también será capaz de integrarse en ese mundo…  Porque a través de la comprensión, podremos resolver algunas de las heridas más profundas que tenemos, y los afro-americanos no serán el guion que está uniendo ahora estas dos palabras», enfatiza la diseñadora.

La diseñadora de producción de ‘Pantera Negra’, Hannah Beachler.

El mundo paradisíaco de Wakanda

Hannah Beachler diseña el mítico mundo de ‘Pantera Negra’, Wakanda

 

 

Deja un comentario