‘El olvido del juego’, Guillem Vidal captura alegrías congeladas en espacios arruinados

El olvido del juego es una serie de fotografías del diseñador y fotógrafo barcelonés Guillem Vidal, que muestran espacios de juego, infantiles y adultos, abandonados. Esta serie captura historias congeladas de espacios que van desde cabañas infantiles efímeras hasta espacios organizados y construidos con materiales duraderos. Estos espacios, antes vivos y ahora olvidados, se transforman en un templo de ruinas de memorias.

Para el fotógrafo, el olvido es la metáfora de unas capacidades que «la sociedad relega a una fase del desarrollo de los individuos, la niñez». Así, en el mundo ya adulto, donde reinan otros valores e intereses –cada vez más prácticos y materiales, privados de inocencia y espontaneidad–, lo lúdico queda solamente como recuerdo. Con el paso de años, marcados por una era, estos espacios de juego, insertados en plena naturaleza, son absorbidos por ella en el lento proceso de su transformación en ruinas.

En pleno silencio y soledad, estos espacios –recopilados en el mapa de alegrías perdidas de El olvido del juego– plantean dos niveles de lectura, como admite Guillem Vidal. Una social –de crítica del lugar que ocupa el juego dentro de la sociedad de consumo, visto como industria o espectáculo–; y otra más intima y personal, una mirada a niñez donde se encuentran las ruinas del paraíso de donde, una vez ya mayores, fuimos expulsados.

«Estas fotografías son una mirada a un microcosmos pasado, un espacio y un tiempo, la infancia. En ella el juego, la creatividad y el goce eran posibles, de ellos solo quedará el rastro que subyace en estas fotografías», concluye el autor de la serie Guillem Vidal.

Guillem Vidal

   

Deja un comentario