Fallece Richard Radford, el gran publicitario de la época dorada de la publicidad

El 4 de diciembre falleció Richard Radford, una leyenda, un referente y un maestro de la publicidad nacional. De perfil multidisciplinar –director creativo, publicitario y, más tarde, pintor–, Richard Radford está detrás del célebre anuncio de televisión de Fairy, así como del conocido mundialmente logotipo del descuento de los supermercados DIA. La noticia de su fallecimiento ha llenado de tristeza al sector, especialmente a aquellos creativos que, junto con él, vivieron la época dorada de la publicidad española.

Richrad Radford en la inauguración de su exposición Cerca y Lejos, 2011. Fuente: Galería La Reja

Richard Radford –conocido entre españoles como Ricardo–nació en Purley (Surrey, Reino Unido) en 1938. De padre británico y madre navarra, aseguraba que era un superviviente de la Segunda Guerra Mundial, porque su familia sufrió los bombardeos de la aviación alemana. Richard descubrió España con apenas 11 años, conquistándola con su talento. Instalados en Madrid, el artista recordaba  que desde muy pequeño dibujaba muy bien, hasta el punto de que los profesores le pedían que pintara en la pizarra escenas de batallas o, incluso, imágenes relacionadas con la ciencia.

Aunque empezó sus estudios universitarios en ingeniería, Radford brilló en diseño industrial y por ahí comenzó su relación con la publicidad. Becado por el Banco Ibérico, completó su formación en Nueva York y, a su regreso a España, obtuvo la nueva titulación en Publicidad. Trabajaba como director creativo en distintas multinacionales del sector en los años 70 y los 80 y ganó su reconocimiento gracias a las campañas para Renault, Nestlé, Citröen, Kodak, Ford, El Corte Inglés, Fairy —el célebre anuncio de televisión de Villarriba y Villabajo— Sunny Delight, y una larga lista de marcas nacionales.

En 1969 adquirió una casa en Colladillo (Segovia), el mejor sitio cerca de Madrid «que tiene una dimensión humana», según citó a Platón en una entrevista con El Adelnatado. Posteriormente,  Radford se había interesado mucho en la astronomía y la cosmologia, dos infinitos temas de reflexión que le servían como inspiración pictórica. En 2011, Radford abrió una exposición singular, Cerca y Lejos, una obra pictórica que el autor consideraba la fusión de gran parte de sus «percepciones e inquietudes».

→ lahistoriadelapublicidad.com

Deja un comentario