El mes de marzo lo protagoniza Jane Walker, la edición limitada de whisky legendario Johnnie Walker

Últimamente vivimos un activismo masivo en defensa de todo aquello que es injusto: luchamos por la igualdad de género, intentamos alcanzar el equilibrio de los recursos, y eliminamos cualquier barrera que vulnere el derecho a una vida digna. En este campo de lucha social continua, entran las marcas demostrando solidaridad y apoyo, ya sea para aprovecharse de la situación o porque realmente quieren ser eficaces en esta lucha. Sin embargo, sean las que sean sus intenciones, las marcas presentan cada vez más, su lado humano con pocas, pero significativas acciones. El último lanzamiento de Johnnie Walker es un buen ejemplo, ya que el famoso y emblemático whisky escocés se convierte en Jane Walker, en una edición limitada de la bebida espirituosa, con el fin de apoyar la igualdad de género, coincidiendo con las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

jane walker

En Estados Unidos, el mes de marzo está asociado a la celebración histórica de la mujer y tiene como fin reivindicar la imagen de la mujer y sus méritos. Johnnie Walker, al ser el imperio del whisky escocés más consumido en el mundo, ha buscado debutar por todo lo alto y ha decidido dejar temporalmente su icónico logotipo de Striding Man, reconocido mundialmente, para presentar a Jane Walker, un extraordinario giro creativo en su identidad visual, con el fin de apoyar la igualdad de género y atraer a más mujeres a degustar esta bebida. Durante el mes de marzo, en Estados Unidos, la imagen de Jane Walker aparecerá en las etiquetas de Black Label, la edición especial y más significativa de este whisky. La compañía propietaria Diageo Plc señaló que las mujeres han desempeñado un papel importante en la historia de Johnnie Walker, que se remonta a 1893 y se espera que esta campaña amplíe el atractivo del producto mientras se celebra a las mujeres.

La nueva identidad visual de la marca, desarrollada por Anomaly, –con el diseño de Alex Trochut– presenta a una atractiva mujer con la misma vestimenta del Striding Man, pero con una apariencia más delicada. El famoso logotipo del caminante surgió gracias al caricaturista Tom Browne, quien en 1908, en un almuerzo con el director Lord Stevenson, dibujó en una tarjeta al famoso Striding Man, que se convirtió en la imagen reconocible a nivel mundial del whisky escocés, con su campaña Keep Walking. El nuevo packaging es completamente blanco y minimalista, contrastando la silueta de Jane Walker en color negro, y con su clásica etiqueta negra con tonos dorados. La botella presenta el clásico diseño de su Black Label, cambiando únicamente el logotipo impreso en la botella de vidrio.

jane walker

«Las conversaciones importantes sobre el género siguen estando a la vanguardia de la cultura, y creemos firmemente que no hay mejor momento que ahora para presentar nuestro icono de Jane Walker y contribuir con las organizaciones pioneras que comparten nuestra misión. Estamos orgullosos de brindar por los muchos logros de las mujeres y de todos en el camino hacia el progreso de la igualdad de género», comenta Stephanie Jacoby, la vicepresidenta de Johnnie Walker.

Diego Plc donará un dólar por cada botella de la edición especial a las campañas sin ánimo de lucro que defienden las causas feministas, y espera recaudar 250 miles de dólares en total. En particular, la marca apoyará a la organización Monumental Women, para crear un monumento que honre a las mujeres sufragistas estadounidenses en el Central Park de Nueva York. Johnnie Walker también donará a She Should Run, una compañía no partidista que brinda apoyo a mujeres líderes que están considerando presentarse como candidatas.

Para celebrar el Mes de la Historia de la Mujer, otras compañías también han realizado acciones, como símbolos de su compromiso con el progreso, como es el caso de la nueva versión de la primera portada de The New Yorker, que presenta a Eustace Tilley como mujer.

Jane Walker by Johnnie Walker Black Label Edition apoya la igualdad de género e intenta romper las barreras y los prejuicios existentes entre las bebidas para hombres y para mujeres, ya que, en realidad, lo único que importa es el sabor, y el sabor no tiene género. Así, esta edición es la parte devota y esencial de la estrategia Keep Walking, que anima la diversidad de América mediante las campañas publicitarias, donaciones y eventos que organizan. Jane Walker empuja a las mujeres a keep walking, es decir, a seguir caminando –como el propio eslogan del whisky indica–hacia el empoderamiento total. 

jane walker jane walker

jane walker

There is one comment

Deja un comentario