El estudio de diseño Baxter and Bailey juega con la belleza de la tipografía

AGL es una agencia de coaching que trabaja con personas de altos cargos públicos para aumentar y profundizar sus habilidades comunicativas. La nueva identidad de AGL, rediseñada por el estudio de diseño Baxter and Bailey, busca celebrar la belleza de la gramática, del lenguaje y la tipografía.

Baxter and Bailey le han dado a AGL una nueva identidad, que se enfoca en el arte de lenguaje y celebra la gramática y la tipografía como nuevo concepto de belleza. El nuevo logotipo está diseñado mediante una tipografía serif acompañada por un punto en un vibrante y llamativo magenta.

Para las aplicaciones, la paleta de colores elegida para AGL se basa en fondos monocromáticos de tonos pasteles –rosa, azul y verde–, que ayudan a que el color negro contraste y ayude a transmitir la sensación de la mancha de tinta sobre papel de las letras de una máquina de escribir. Además del contraste, estos colores hacen que la marca sea más suave, ya que una alternativa basada en el blanco y negro podría resultar demasiado formal.

Como admite Baxter and Bailey, los pictogramas y símbolos de puntuación –comillas, signos de exclamación, de interrogación, puntos suspensivos, etc.– se han convertido en los elementos gráficos principales de toda la identidad visual: se han utilizado en carteles impresos, en la página web; se han utilizado para crear fondos a modo de patterns y como iconos que representan los diversos servicios de la compañía.

Los signos de puntuación se han utilizado con atención, según afirma Rory Brady, el director de diseño de Baxter and Bailey, y no son puramente decorativos, sino que tienen un significado especial tras ellos.

«AGL ayuda con todo que está conectado con el lenguaje, escrito u oral, –dice Brady–. Sentimos que las palabras, la puntuación y la gramática deberían estar en el corazón de esta identidad corporativa. Sabíamos que la imagen debería “notarse” tipográfica y ser una celebración no solo de las palabras, sino también de cómo esas palabras se rompen. Se trataba de celebrar la belleza de tipografía».

Baxter and Bailey

Deja un comentario