Arts et Métiers Graphiques. La revista francesa de la modernidad visual (1927-1939)

Si hay una revista del siglo pasado que a día de hoy aún seduce a muchos de los diseñadores gráficos europeos, esta es –fue- Arts et Métiers Graphiques. La iniciativa surgió del industrial Chales Peignot, que dirigía las imprentas Deberny-Peignot. En septiembre de 1927 se editó en París el primer número de la revista, considerada un lujo estético y visual. Tuvo una periodicidad bimensual, con una tirada de 4.000 a 5.000 ejemplares.

Arts portada 1

Portada del primer número, septiembre 1927

Charles Peignot dijo que tenía la ambición de hacer la revista de arte más interesante y más lujosa del mundo, y de tratar de todo aquello que de cerca o de lejos se refiere a la impresión, su historia y la de sus manifestaciones contemporáneas más diversas. En definitiva, ser el escaparate exquisito del conocimiento francés sobre tipografía, impresión y diseño gráfico.

Para imprimir la revista eligió la imprenta Vaugirard, puesto que las empresas más pequeñas o medianas, como era esta, solían estar más dispuestas a experimentaciones tipográficas, tiradas limitadas, y sobre todo eran más dinámicas, cosa que les permitía adaptarse rápidamente a nuevas propuestas, a menudo complejas, como las que planteaba Arts et Métiers Graphiques. Fue por esta razón de concepto y planteamiento la participación puntual de otros impresores o grabadores.

La revista cuidaba todos los detalles, casi hasta el punto del perfeccionismo, siempre reivindicando y poniendo por delante la profesión, a todos aquellos que intervenían como autores y también como técnicos artesanos: las empresas, las imprentas, los tipos de impresión, la marca de los papeles empleados, las tipografías, los diseñadores…

Fijémonos en el detalle de las referencias en los escritos; en cada revista variaban y según su criterio dejaban constancia. Vemos como ejemplo, el núm. 35, de 15 de mayo de 1933, página 63: ““…des divers papiers sur lesquels est imprimí ce 35me numéro de la revue “arts et métiers graphiques”. La couverture, a été tirée sur Bristol Ivoire des Papeteries G. Livert. L’intérieur de la revue est imprimé sur Papier couché deux faces double raisin de 50 kilos provenant des Papeteries Prioux. L’article de tète est imprimí sur Papier Ingres des Papeteries Canson et Montgolfier. Le dessin de Lucien Boucher page 40 et le dessin de J.-Cl. Fourneau page 56 son également imprimés sur papier Ingres des papeteries Canson et Montgolfier. La Danse des Poignards page 50 est imprimée sur Papier métallique Stanyn des Papeteries Louis Muller et fils”.

Destinada en principio a los impresores, la revista encontró rápidamente otros públicos como intelectuales, artistas, diseñadores, ilustradores y publicistas. Pronto la publicación traspasó fronteras y llegó a otros países de Europa: en Barcelona, causó verdadero interés entre el mundo editorial, diseñadores, tipógrafos, artistas e intelectuales, extendiéndose rápidamente por la península. Tuvo una influencia decisiva y un gran impacto porque era la revista que traducía el espíritu de los vanguardistas, particularmente del cubismo y su versión domesticada, el arte Decó, en el mundo del diseño y las artes gráficas.

Harper’s Bazaar, Vogue y Arts et Métiers Graphiques abrieron del todo la libertad gráfica: las innovaciones y los recursos visuales modernos estaban a la orden del día. Nuestros grandes cartelistas del momento, que fueron, entre otros, Clavé, Móra, Fontserè, Lau Miralles, Martí Bas, Enric Clusellas, Grau Sala o Ramon Rogent y el reconocido diseñador gráfico, tipográfico e impresor Ricard Giralt-Miracle (conjuntamente con su padre, Francesc Giralt III, estaban suscritos) estuvieron influenciados por las propuestas conceptuales y estéticas de la revista como también por los carteles publicitarios que reproducía. Arts et Métiers se asentaba en el mundo cultural de aquí: con sorpresa hemos encontrado que Eugeni d’Ors publicó un artículo (Eugeni D’Ors, Los libros de Amigos del Arte, Arts et Métiers Graphiques, núm. 29, de 15 de mayo de 1932), hecho que reafirma que la revista era conocida y admirada, y que resultaba prestigioso colaborar en ella.

La estructura de la revista era más bien clásica y se mantuvo sin variaciones; portada, créditos y dirección, índice, los artículos, la sección l’Oeil du Bibliophile, la de la actualidad gráfica (carteles publicitarios, a veces fotografías, etc.), y la sección Notes et échos, donde se hacía referencia a los tipos de papel empleado, las tipografías usadas y detalles técnicos precisos, y la contraportada. Se intercalaba publicidad principalmente del mundo de la imprenta y las artes gráficas, de fábricas de papel, de tintas para artes gráficas, de agencias de publicidad, de estudios de fotografía, de cámaras fotográficas y también de marcas lujosas de coches, agencias de viajes, bolsos, maletas y baúles de viajes…

La portada de los primeros números de la revista tenía un diseño muy austero, serio y más convencional. Al incorporarse el diseñador y cartelista Cassandre, se hizo un cambio radical hasta el número 37, cuando el diseñador pasa a ser N. Wagncovitch, quien apostó también por un diseño austero pero de una elegancia visual finísima, tanto por la proporción entre formas y texto, como por la combinaciones de colores.

Arts Cassandre 1

Portada del número 33, enero de 1933, diseño de Cassandre

Arts Wagncovitch 1

Portada del número 37, septiembre de 1933, diseño de N. Wagncovitch

El precio  de un ejemplar en Francia era elevado, equivalía a 18/20 € actuales, y la importación la encarecía más. Uno de los importadores de la revista fue Edicions Científiques i Artístiques, sucesor de J.M. Fabre, con sede en Rambla Cataluña 52, de Barcelona, desde donde llegaba al resto del estado.

Arts et Métiers Graphiques publicó infinidad de artículos. Los temas tratados desde un principio fueron técnicos, como la linotipia, la litografía, los procedimientos de reproducción gráfica, la impresión a color, la tipografía y el grabado en su vertiente técnica y artística. Y también del mundo cultural/visual: la historia del libro y de la impresión, la bibliofilia y el libro contemporáneo, los ilustradores, la publicidad, la fotografía, el cine y un largo etcétera.

Enumerar todos los artículos que publicó, siempre interesantes, sería muy largo, pero queremos dejar constancia de algunos que bajo nuestro criterio hemos considerado más representativos. Por ejemplo, algunos curiosos:

  1. Galanis, La geometría del compás, núm. 38, 15 noviembre 1933; Edóuard Dolleans, El grafismo del sonido, núm. 41, 15 mayo 1934; Jacques Arnna, La letra autógrafa de algunos Jacobinos y Terroristas, núm. 35, 15 mayo 1933; Thirot, De la señalización de las carreteras, núm. 22, 15 marzo de 1931.

Sobre técnicas:

Henri Focillon, Estampas en colores gravadas sobre madera, núm. 29, 15 mayo 1932; Georges Degaast, La impresión anaglíptica para ciegos, núm. 25, 15 septiembre de 1931; Claude Roger Marx, La litografía en colores, núm. 22, 15 marzo de 1931; Philippe Soupault, Linotipia, núm. 13, 15 de septiembre de 1929; Réne Zuber. Los procedimientos de reproducción gráfica, núm. 12. Julio 1929; Léon Marotte, La fototipia, núm. 8, noviembre 1928; J.M. Mourlot, La impresión tipográfica, y Charles Peignot, La fabricación de los caracteres de imprenta, núm. 4, abril 1928.

Sobre la fotografía:

Maurice Tabard, Notas sobre la Solarización, núm. 38, 15 noviembre 1933; W.-E Barr, La fotografía de maquinaria, núm. 32, 15 noviembre 1932; Brassaï, La técnica de la fotografía nocturna, núm. 33, enero 1933.

Sobre la historia de las artes gráficas, el libro y la escritura:

Jean Gallotti, Sobre algunas formes deescritura antigua: El Árabe, núm. 41, 15 mayo 1934; Bertrand Guégan, Historia de la impresión de la música. El siglo XV, núm. 37, 15 septiembre 1933; Jean Gallotti, La invención de la imprenta en la China, núm. 38, 15 noviembre 1933; Robert Brun, La Cruz de Lorena y su uso en la ilustración del libro en el siglo XVI, núm. 30, 15 julio 1932; Marius Audin, La fundición de letras y los fundidores franceses, núm. 35, 15 mayo 1933; C. Lucas de Peslouan, El Arte del libro ilustrado en el siglo XVIII; Jean Gallotti, Sobre algunas viejas formas de escritura, núm. 24, julio de 1931; Adrienne Monnier, Elogio del libro pobre, núm. 25, 15 septiembre de 1931; Número especial dedicado al libro de arte internacional: Europa y EEUU, núm. 26, 15 noviembre 1931; Bertrand Guégan, Notas sobre la historia y la fabricación de los papeles de guarda, núm. 10, marzo 1929; Georges  Blaizot, La historia del Arte y la historia del Libro, núm. 11, mayo 1929.

Sobre cartelismo y publicidad:

J.E. Pouterman, 23 artistas soviéticos; núm. 36, julio 1933; André Beucler, Publicidad y poesía; núm. 30, 15 julio 1932; Charles Rosner, El cartel moderno en Hungría, núm. 21, 15 enero de 1931; Lucie Derain, Los carteles de cine; núm. 22, 15 marzo de 1931; Louis Cheronnet, Publicidad ambulante; núm. 12. Julio 1929; H.K. Frenzel, La exposición La Publicidad en Berlín, y L.R. Carteles electorales ingleses, núm. 13, 15 de septiembre de 1929; De Born, La publicidad en Los Ángeles, USA; núm. 15, 15 enero 1930; André Thérive, Alabanza de los carteles y Émile Dacier, Los carteles revolucionarios; núm. 4, abril 1928; Jean Carlú, La esotérica del cartel; núm. 7, septiembre 1928; A.M. Cassandre, Le Bifur, carácter publicitario, núm. 9, enero 1929.

Sobre grabado artístico y artesano:

Claude Roger Marx, Los aguafuertes y las litografías de Renoir, núm. 36, julio 1933; Henri Focillon, Estampas en colores grabadas sobre madera, núm. 29, 15 mayo 1932; Edy Legrand, Notas sobre el grabado, núm. 18, 15 julio de 1930; Georges Gabony, André Derain, litógrafo, xilógrafo, aguafuertista y Maximilien Vox, Un grabado sobre madera moderno: Valentin leCampion, núm. 21, 15 enero de 1931; Claude Roger Marx, La litografía en colores; núm. 22, 15 marzo de 1931.

La dirección puso mucha atención en la fotografía, publicitando varios números especializados, sobre todo por la influencia de Lucien Vogel, persona que resultó determinante para la evolución de la revista. Desde el año 1931 Vogel formaba parte del comité de dirección, junto con Léon Pichon y Walter Maas. Lucien Vogel fue forzado a dimitir en 1936 debido a que tomó partido en defensa de la República Española, y también por su posicionamiento público contra el nazismo.

Publicaron artículos de personas que marcarían la historia cultural francesa del siglo XX: André Malraux, Paul Valéry, Max Jacob, Philippe Soupault, Robert Desnos, Pierre MacOrlan… También participaron habitualmente el grafista y especialista en fotomontajes Maximilien Vox, el cartelista publicitario Cassandre (Adolphe Mouron), Jean Cassou (posteriormente conservador del Museo Nacional de Arte Moderno, París), Georges Limbours, poeta y crítico de arte, los grafistas y cartelistas Leonetto Capiello, Jean Carlu, Paul Colin y el pintor Dunoyer de Segonzac entre muchos otros.

En el año 1939 se publicó el último número. La bonanza económica que propició su inicio desapareció y se hacían evidentes los malos tiempos. El vacío que dejó fue tan grande que unos años más tarde, terminada la segunda guerra mundial, comenzó a editarse anualmente Caractère Noël, que casi era un catálogo donde volvía a intervenir lo mejor de la elite de la profesión gráfica francesa, siguiendo el espíritu de Arts et Métiers. Maquetado y bajo la dirección de Maximilien Vox y con la dirección técnica de Jacques Hallé, fue también un producto visual lujoso, con artículos, dossiers de fotografías, reproducciones gráficas, diferentes papeles, composiciones tipográficas, etc. Aparecía por Navidad, de ahí su nombre.

Arts Ultimo Numero 1

Portada del número 68, mayo 1939, el último número publicado

Noventa años después de la publicación del primer número, cuando miramos la revista tenemos la sensación de un producto visual de la más absoluta modernidad contemporánea. Fijémonos en la riqueza de las diferentes tipografías, tan variadas y escogidas cuidadosamente para cada uno de los numerosos artículos que se imprimieron, la alternancia de imágenes con el texto, las combinaciones con diferentes tipografías… apreciamos la atención de las reproducciones que con diferentes técnicas de impresión se encartaban en cada número, la composición visual de las páginas y el juego entre el blanco y la mancha… y disfrutamos de detalles como impresiones en seco sobre diferentes papeles, metales o sobre plástico, como también el número especial, de 15 de agosto 1934, dedicado a la publicidad, que llevaba una sobreportada transparente de plástico semirrígido de color naranja que interaccionaba con los colores del diseño especial que Jean Carlu hizo para la portada. Como detalle, hasta se explicaba que la revista estaba encuadernada con un nuevo sistema de espiral metálica.

Arts et Métiers Graphiques, fue y es un pequeño tesoro: un gozo visual y creativo, un ejemplo de conocimiento, respeto y dominio profesional que sigue hoy en día vigente.

[Agradecimientos: Joan Vila-Grau, Daniel Giralt-Miracle]

Más sobre el autor, Eusebi Vila.

Arts Interior anuncio 1

Número 14, noviembre 1939, anuncio interesante por la composición gráfica

Arts Affiches 1

Número 22, marzo 1931

Arts Columnas 1

Número 15, enero 1930, ejemplo de dos columnas por página

Arts 3 columnas 1

Número 15, enero 1930, ejemplo de tres columnas por página

Arts Photographie 1

Núm. 15, enero 1930

Arts AMG 1

Núm. 22, marzo 1931

Arts Portada texte 1

Núm 33, enero 1933

Arts Notes 1

Número 33, enero 1933, en Notes et Échos se detallaba el tipo de papel de cada parte de la revista

Arts 37 1

Núm 37, septiembre 1933, índice de la revista

Arts Num 1930 1

Portada del número 15, enero 1930

  • Muchísimas gracias por publicar un texto sobre una de las revistas pioneras del grafismo francés. Está cargado de datos interesantes que desconocía, aunque es una lástima que también esté plagado de errores. Habría sido fantástico además que se citasen las fuentes de donde surge toda esa información, así como mencionar que se pueden ver todos los números, en alta resolución, en la página de la International Advertising & Design DataBase.