Vichy Catalan renueva su imagen en una edición limitada

El diseño evoluciona al mismo ritmo que la sociedad, los gustos y las modas cambian. Así, las marcas centenarias tienen que reinventarse constantemente y ajustarse a estos nuevos parámetros sin perder de vista los principios, valores y el carácter original que las definen. Hacer frente a esta disyuntiva en clave de diseño no es tarea fácil, pero sí una labor necesaria. Y así lo ha hecho Vichy Catalan, la marca de agua mineral carbónica más famosa del país nació en 1881. Ahora celebra su 125 aniversario y ha querido homenajear su nacimiento renovando su imagen pero con la mirada puesta en sus orígenes.

El nuevo envase de Vichy Catalan recrea el modernismo imperante en 1881 -presente en el logotipo histórico de la marca-, ahora transformado para la ocasión, gracias a un ejercicio de evolución en el diseño, con líneas modernistas pero con carácter más contemporáneo. El resultado es una botella de gran belleza, cuyo objetivo es realzar aún más la calidad de esta agua  ‘premium’ y otorgarle un carácter excepcional.

El logotipo mantiene los elementos florales que siempre lo han rodeado -el valle de Caldes de Malavella con los vapores de las aguas calientes remarcando el perfil del fondo montañoso-, incluso, pasan a ocupar un lugar preeminente sobre la superficie de todo el envase. Las flores blancas y amarillas se apropian del vidrio con el fin de transmitir una sana sensación de frescor y pureza. Es una botella que invita a abrirla, que invita a beber.

La inspiración modernista se observa en la profusión de líneas curvas, formas redondeadas y asimétricas y utilización de elementos vegetales. Una excelente manera de transmitir unos valores culturales íntimamente ligados al posicionamiento del producto y que, además, enaltecen su personalidad única. En medio destaca sobre un fondo blanco, en la parte frontal de la botella, su componente icónico principal: la marca: Vichy Catalan 1881, ni más ni menos.

El logotipo histórico de Vichy Catalan también aparece evolucionado y modernizado en el reverso del envase. Debajo se puede leer información sobre la composición analítica del producto e información de interés para el consumidor en diversos idiomas.

La nueva botella del agua mineral natural carbónica Vichy Catalan se distribuirá en un único formato reciclable de 750 ml en los canales horeca (hostelería, restauración y catering) y alimentación. Los otros envases de la gama tradicional de la marca también se continuarán comercializando.

Esta estrategia de renovar la marca y lanzar una edición limitada de la misma coincidiendo con la celebración de un acontecimiento no es la primera vez que Vichy Catalan lo realiza (y tampoco la única marca). Las obras de artistas como Dalí, Gauguin o Gaudí ya han protagonizado en diferentes ocasiones las etiquetas de Vichy Catalan. De hecho, un ejercicio similar ya lo hizo el año pasado coincidiendo con el 125 aniversario de la puesta de la primera piedra de la Sagrada Familia cuando la marca diseñó un etiquetado artístico inspirado en la obra de Gaudí. Vichy Catalan asociaba de nuevo los valores, la estética y el espíritu original de la marca.

Desde nuestro punto de vista, sólo nos queda tomar nota del ejemplo y a partir de ahí ser conscientes de cómo se puede llevar a cabo un cambio de diseño anexo a una buena estrategia de posicionamiento de marca.

  • Me gusta bastante, es original, diferente y fresco; aunque también decir que tiene su parte de extraño ya quizás po su diferencia con el diseño de otras marcas; que puede convertirlo en un aspecto de "poco serio"….ummmm, quizás necesitaría darle varias vueltas al tema pero imagino habrán hecho sus estudios de mercado. Saludos y felicidades por el blog.

  • Montserrat Bullich

    Me gusta!
    Es un diseño fresco y juvenil, quizás quieran captar a un público más juvenil.
    De quien es el diseño del envase?

    Solo eso…un saludo!
    Bullich