Verto & Greeno, una delicia gráficamente ilustrada con sabor a aceituna


La expresividad aromática del aceite de oliva virgen extra, las ilustraciones de Iban Barrenetxea y las divertidas etiquetas diseñadas por Global Image se funden en Verto & Greeno. Dos placeres para los sentidos unidos en esta nueva marca de aceite de oliva cuya identidad ha desarrollado el estudio de diseño Global Image en colaboración del ilustrador vasco. El resultado es esta joya, en la que diferentes personajes nos guían por las diversas variedades de intensidad de estos aceites catalanes (Arbequina, Arberquina, Argudell y Coupage). Una propuesta gráfica que incita a compartir la pasión de esta marca por el zumo de la aceituna.

«Como diseñadores, nos sorprendió encontrar un cliente con un objetivo final tan claro, y a la vez, con una mente tan abierta a la hora de hablar de la futura identidad», explica Laia Oliver, diseñadora de Global Image. «Nos dieron total libertad a lo largo de todo el proceso, supongo, que porque tuvimos una gran sintonía desde el minuto uno». La nueva identidad tenía que cumplir tres requisitos. Primero, que tuviera carácter internacional, ya que la marca se dirige a mercados como Japón, Rusia, Estados Unidos, Suecia… Segundo, transmitir calidad pero sin parecer un producto de superlujo. Finalmente, que fuera un proyecto didáctico, no una simple fachada bonita; sino que explicara las diferencias entre las distintas calidades de aceite de oliva, los perfiles organolépticos de sus productos…

Inicialmnete, Global Image enseñó tres propuestas de identidad gráfica. Entonces surgió la tentación de trabajar en el packaging «ya que es donde la marca acaba teniendo mayor presencia. Pero después de debatirlo varias veces, decidimos presentar sólo la marca aplicada a la papelería básica, aunque inevitablemente ya teníamos cosas en mente para el packaging —indica Laia—. Por suerte, la propuesta que más gustó al cliente era por la que más habíamos apostado, no tuvimos que tocar ni una sola coma».

Debido a la longitud del nombre, hicieron dos versiones, una horizontal y otra más cuadrada. Solventado este tema, estaba la selección tipográfica. La decisión pasó por la ITCAvantGardeMM y la Hera Big como base para el símbolo «&» y la Alright Sans para la coletilla Selected Extra Virgin Olive Oil.

A partir de ahí el estudio empezó a trabajar en el packaging y valoraron la posibilidad de colaborar con un ilustrador. «Esto nos permitía dar un aire más informal sin quitar sofisticación, a la vez que se nos habría un campo mucho más moldeable, y con el cual se nos permitiría contar muchas más cosas». Un recurso que Verto & Greeno destaca por su belleza y que ayuda a la marca para desmarcarse de la estética tradicional de los aceites de oliva.

La elección de Iban Barrenetxea a los pinceles no fue aleatoria. «Buscamos durante varias semanas algún ilustrador que nos encajara con el aire que queríamos darle al producto y descubrimos a Iban. Su estilo nos encantó y vimos enseguida que podía encajar perfectamente. Nos pusimos en contacto con él para explicarle el proyecto y nos cedió varias ilustraciones, que nosotros tuneamos un poquito, para que el cliente pudiera ver cómo podría llegar a ser la propuesta».

El siguiente paso era encontrar la clave que uniera todas las ilustraciones como «hilo conductor» y que sirviera para transmitir el discurso que se quería comunicar, calidad y salud». La fuerza de este proyecto era explicar minihistorias». Y asociando conceptos e ilustraciones surgieron estas magníficas etiquetas:

Calidad o mimo por el producto + aceite. Una mujer llevando una carretilla con una oliva gigante.

Dieta equilibrada y mediterránea + aceite. Un abuelo haciendo mucha fuerza para pescar una oliva gigante.


Ejercicio físico, salud cardiovascular + aceite. Personaje del circo haciendo malabares con olivas o haciendo equilibrios sobre una oliva gigante o el hombre forzudo levantando unas pesas de olivas.

«Este briefing estuvo muy pensado ya que las ilustraciones tenían que estar justificadas, igual que la decisión de poner a cada personaje con el aceite idóneo». Así, el niño aparece en el aceite de Empeltre y Albequina porque es el más suave de los cuatro y, en general, gusta más a los pequeños; mientras que el abuelo-marinero se asocia con el aceite de Arbequina Maduro, porque ser el que mejor marida con el pescado. «Empezamos por la idea del forzudo y cuando después de varios feedbacks con el ilustrador, encontramos el enfoque, seguimos con las demás ilustraciones. El proceso fue bastante largo, pero el resultado final valió la pena».

La propuesta que Global Image incluye el diseño de la web. Para trasladar la identidad, Iban desarrolló de tres fotogramas más de cada una de las ilustraciones generando una minianimación con unos gifs animados. «Nos lo pasamos muy bien pensando en qué les podría pasar a los protagonistas».

Ese tono divertido no está reñido con la información del producto. «Para el cliente era muy importante que en la web se pudiera encontrar mucha información acerca del aceite de oliva virgen extra, para que todo aquel que le interesara pudiera saber más de este producto y de sus beneficios –dice–. Para los contenidos, contamos con la colaboración de Albert Martínez López-Amor, que hizo todos los textos y nos ayudó a definir contenidos». A todo ello se suma la cuidada fotografía, realizada en parte en el estudio y el resto en l’Empordà y Cambrils para hacer las fotos de los olivares, del trabajo de los payeses y del proceso de producción del aceite de oliva virgen extra. Después de más de un año de trabajo, el resultado es  deliciosamente exquisito.

_______
+info: globalimage.es