Una cámara Leica de 1923, la más cara del mundo tras venderse por 1,32 millones

Una cámara Leica del año 1923 se ha convertido en la más cara del mundo tras ser vendida por 1,32 millones de euros en una subasta en la galería Westlicht, en Viena. Del comprador solo se sabe que es un coleccionista asiático. Hace solo tres años, la galería vienesa había vendido la misma Leica a un europeo por 320.000 euros. La cámara, que estaba valorada en unos 400.000 euros, entró en la puja el pasado 28 de mayo con un precio de salida de poco más de 200.000. Tras veinte minutos de subasta, su precio fue creciendo hasta alcanzar finalmente los 1,32 millones.

+info: El País


  • Que tenga cuidado el comprador para que no se le caiga.