Tubular Bells, álbum debut de Mike Oldfield y un símbolo

Tubular Bells, el primer disco de estudio de Mike Oldfield, ha cumplido los 40 años. El álbum compuesto por Oldfield a la temprana edad de 17 años salía a la luz casi tres años después, el 25 de mayo de 1973. A través de un compendio de estilos que se abría paso entre el rock progresivo y sinfónico para coquetear con la new age, Tubular Bells es un símbolo de la música del siglo XX. Pero, ¿quién diseñó su portada?

Tubular Bells, álbum debut de Mike Oldfield y un símbolo del rock progresivo

Tubular Bells es el primer disco de estudio del Mike Oldfield (Reading, 1953) editado por una desconocida Virgin Records (fue el primer álbum con el que la discográfica hacía su debut). A través de un compendio de estilos, Oldfield marcó un hito en la música del siglo XX. El compositor y multi-instrumentista se abría paso entre el rock progresivo y sinfónico para coquetear con la new age, y su portada, formada por ese extraño cielo azul repleto de nubes al fondo y una campana tubular retorcida que asalta a la vista en primer plano hizo de Tubular Bells todo un símbolo.

La portada de Tubular Bells también fue el debut en el diseño de portadas de discos del británico Trevor Key (1948-1995), quien a su vez diseñó el logo de la recién nacida Virgin Records y posteriormente se asoció con Peter Saville y Factory Records.

La idea de utilizar una campana tubular retorcida hasta formar un triángulo partió del propio Mike Olfield. Su nacimiento no deja de tener miga. Oldfield toca este instrumento al final de la primera parte del álbum, pero en vez de usar los tradicionales martillos de madera, golpeó las campanas con uno de hierro: «Realmente –explica– quería un sonido como de campanario de iglesia, un sonido fuerte, así que decidí usar esos martillos de hierro. Golpeé las campanas después de tomar carrerilla por todo el estudio». Como era de esperar, las campanas se destruyeron, doblándose sobre sí mismas. Esto le hizo a Mike pensar en una forma para la portada. Fue entonces cuando llamó a Trevor Key, un fotógrafo especialista en objetos metálicos, quien dio forma final a la famosa campana retorcida de Mike Oldfield.

El montaje es totalmente artesanal –en 1973, los Mac y los programas de edición de imágenes estaban a años luz–, muy en sintonía con el trabajo que Storm Thorgerson y Aubrey Powell habían iniciado al frente del grupo Hipgnosis. Las fotografías de la portada y la contraportada fueron hechas en la misma localización. Muy probablemente se trate de las localidades del sur de Inglaterra de Hastings o Eastbourne.

Asociado con Peter Saville y Factory Records, Trevor Key también trabajó en el diseño de portadas para Peter Gabriel, Phil Collins o New Order en numerosas ocasiones, además de Sex Pistols – The Great Rock ‘n’ Roll Swindle (1979), Joy Division – Love Will Tear Us Apart (1980), Roxy Music – Take a Chance with Me (1982), entre otros.

La famosa campana tubular representa hoy en día todo un símbolo: es el ‘símbolo Mike Oldfield’.
______
+info: mikeoldfieldofficial.com