Sergio González, director de Design Walk: «Nadie tiene nada que esconder sino más bien lo contrario, mucho que enseñar»

Con el cartel de «entradas agotadas» desde hace semanas, este lunes 24 de octubre empieza en Madrid Design Walk 2011. Una aventura en la que durante 5 días 25 estudios abrirán sus puertas de para que profesionales, estudiantes y empresas interesadas, se introduzcan y observen diferentes formas y métodos de trabajo en torno al diseño.

Sergio González, fundador del estudio de diseño Barfutura, es quien dirige por primera vez esta iniciativa. Hoy nos habla de cómo se ha ido forjando DW 2011. Un proyecto al 100% autofinanciado, que nace simplemente por la voluntad de trasladar y compartir una experiencia al universo particular de Madrid, la ciudad en que trabaja.

¿Cómo surge la idea de Design Walk? Design Walk surge por una experiencia parecida que tuve en Estocolmo durante la celebración de los Premios Europeos del Diseño. El evento tenía una pequeña sección opcional de poder visitar estudios, pero en este caso al ser una ciudad relativamente más pequeña que Madrid se hacía en bicicleta y todos los estudios en una sola jornada.

Lo que hicimos fue adaptar la idea a Madrid. Es decir, Madrid no se puede hacer en bicicleta (por desgracia), así que decidimos que la mejor forma es a pie, que también es una forma simpática de entablar conversación con otra gente y a la vez conocer la ciudad desde una perspectiva diferente. Luego lo tuvimos que dividir por barrios puesto que por su tamaño, Madrid no se puede hacer en una sola jornada.

Imaginamos que programar un evento de este tipo, no estará exento de esfuerzo. ¿Cuántos meses de trabajo ha llevado la organización? Organizar el evento han sido casi 5 meses de trabajo, desde principios de junio, cuando decidimos lanzarnos, hasta la fecha del último recorrido, es decir el 28 de octubre.

Presupuesto… Al no tener patrocinadores el evento ha sido autofinanciado. Todo lo que hemos sacado con la venta de las entradas se ha destinado a cubrir los materiales para la promoción. Esperamos poder tener patrocinadores en próximas ediciones y poder así hacer que la entrada sea gratuita. ¡Algún posible patrocinador leyendo estas líneas?

Inicialmente, un evento de este tipo puede parecer que se dirija más a estudiantes. ¿Hasta qué punto esta perspectiva es cierta? ¿Qué otras posibilidades ofrece DW? ¿Hacia qué otros públicos se abre? Esa es la primera perspectiva que uno considera pero realmente el panorama es bastante más amplio. Te puedo confirmar que hay mucho profesional, desde importantes empresas que buscan estudios con los que trabajar, hasta profesionales que quieren curiosear y conocer de primera mano el panorama actual de diseño en Madrid. También tendremos participantes venidos expresamente desde otros puntos de Europa como Italia, Portugal, Francia…

La acogida del público, en general, ha sido muy positiva. Sin embargo, siempre hay alguna voz por ahí que plantea ‘¿por qué hay que pagar para visitar un estudio de diseño?’. ¿Qué les dirías a estas voces más críticas? Cierto, la acogida por parte de los participantes ha sido magnífica puesto que se vendieron todas las entradas en menos de dos semanas. ¡Gracias a todos por vuestro interés y hacer que este esfuerzo sea una realidad!

Es cierto que ha habido algún que otro comentario desafortunado diciendo ‘por qué pagar para ver máquinas y cafeteras’. Primeramente decir que al no tener patrocinadores, o se paga entrada para cubrir los gastos o el evento no sería viable. Y referente a que no hay nada que ver en un estudio, pues mi mejor consejo es que se apunte al Design Walk.

Respecto a los 25 estudios de diseño que participan, ¿por qué estos y no otros? La selección de los estudios ha sido difícil puesto que hay mucha más gente que realiza trabajos fantásticos y que por razones de distancia no hemos podido contar con ellos. Pero, ¡dejemos algunos más para próximos eventos!

¿Os habéis planteado algún criterio o premisas concreto para realizar esa selección? La selección ha sido en función de la calidad en los trabajos, variedad de proyectos y que puedan entrar en el recorrido.

Cuando vas a Pep Carrió, Zinkia, Base Design o a cualquiera de los estudios 25 estudios que finalmente van a participar y les ofreces la posibilidad de que 15 personas ‘extrañas’ se infiltren por 30 minutos en su espacio de trabajo, ¿cómo ha sido su reacción? Nuestra gran duda a la hora de decidirnos a organizar el evento fue saber si los estudios estarían dispuestos a mostrarnos sus entrañas. Finalmente la reacción ha sido muy positiva, nadie tenía nada que esconder sino más bien lo contrario, mucho que enseñar. Los estudios nos han abierto sus puertas de par en par -nunca mejor dicho-. La acogida ha sido fantástica, lo cual es de agradecer.

A la hora de planificar las visitas, ¿hay unas premisas previas hay libertad total para que el estudio muestre lo que quiera? Nosotros simplemente hemos contado nuestra experiencia y, a partir de ahí, preferimos que cada estudio se muestre a su manera para que tengamos presentaciones variadas y diferentes puntos de vista. Que cada uno lo haga como mejor le identifique, para eso son creativos, ¿no?

30 minutos por estudio, ¿no es un tiempo muy ajustado? Creemos que es el tiempo adecuado, que la visita sea lo más intensa posible y el recorrido dinámico.

Después de haber cubierto las plazas para asistir al DW Madrid en un tiempo récord, ¿tenéis pensado llevar el proyecto a otras ciudades? La verdad que la acogida ha sido tan buena que sería una pena no seguir adelante con ello. Para no machacar de nuevo Madrid, estamos pensando para próximas ediciones hacerlo en otras ciudades. Cada año una ciudad diferente y que sea un circuito rotativo.

_______

+info: barfutura.com //  www.design-walk.com