Roy Lichtenstein, destellos pop elevados a la categoría de arte

Roy Lichtenstein encumbró la cultura popular a ese terreno sagrado que es el arte. El artista gráfico, pintor y escultor estadounidense sobre todo es conocido por sus interpretaciones a gran escala del arte del cómic. Look Mickey, Whaam! y Drowning Girl son algunas de sus piezas más conocidas.
_

Roy Lichtenstein. fotografía retrato
Nosotros pensamos que la generación anterior intentaba alcanzar su subconsciente, mientras que los artistas pop intentamos distanciarnos de nuestra obra. Yo deseo que mi obra tenga un aire programado e impersonal, pero no creo ser impersonal mientras la realizo.
Roy Lichtenstein

Roy Lichtenstein nació el 27 de octubre de 1923 en la ciudad de Nueva York. En la Escuela de Bellas Artes de Ohio descubrió que «el arte trata de la percepción organizada». Al finalizar la II Guerra Mundial, Lichtenstein trabajará en Cleveland de dibujante gráfico y mecánico, decorador de escaparates, diseñador de chapas metálicas… De esta época datan sus abstracciones geométricas, inspiradas especialmente en el Cubismo.

Lichtenstein, Look Mickey (1961)

Ya en la década de los 60, al mismo tiempo en que Roy Lichtenstein trabajaba en su taller como un artista posmoderno en piezas como Look Mickey (1961) Whaam! (1963) y Drowning Girl (1963), paralelamente iba explorando los diferentes terrenos dentro del arte en busca de nuevas expresiones. A través de piezas de referencia en la historia del arte y de los artistas y estilos específicos –Picasso, Mondrian, Cézanne, el cubismo, el expresionismo abstracto y así sucesivamente– se fue adentrando en un universo cada vez más amplio y complejo, con enfoques diferentes en el arte.

Roy Lichtenstein, Whaam! (1963)

Con su característico sentido del humor, Lichtenstein se las arregló para mantener una cierta distancia entre él y su objeto, ofreciéndonos siempre el lado divertido del arte, pero siempre exento de crítica. Porque para Lichtenstein, el mundo del arte tiende a tomarse a sí mismo demasiado en serio. De hecho, este es uno de los mensajes subyacentes en su ingenioso trabajo: la autocrítica. Con gran brillantez técnica trabajó en una variedad de medios artísticos, escultura y grabados, así como la pintura.

Al final de su carrera abordó una nueva era en la historia del arte: paisajes chinos. Estos se exploran con su marca personal de humor pop, dando como resultado obras sorprendentemente atmosféricas como Landscape in Fog (1996). Aquí, el primer y segundo plano se representan en una masa de puntos, mientras que la niebla en el medio terreno es un remolino pictórico expresivo, en marcado contraste con la separación propuesta por la matriz de puntos.

Lichtenstein, Landscape (1997)

Lichtenstein falleció el 30 de septiembre de 1997, como legado nos dejó su lenguaje visual inteligente, sorprendente y atractivo.

Quien a lo largo de este verano esté por tierras parisinas puede descubrirlo en la retrospectiva que el Centro Pompidou le dedica al artista nortemericano. Del 3 de julio hasta el 4 de noviembre.

Centro Pompidou
Rue Beaubourg, 19
75004 París
Del 3 de julio hasta el 4 de noviembre
_______
+info: visitparis-cultureguide.parisinfo.com

Roy Lichtenstein, Drowning girl