Reflexiones post ÑH7 2010

Captura de pantalla 2010-11-15 a las 19.29.10
Este viernes terminaba el ÑH7, el congreso de diseño periodístico más importante de España y Portugal. Si no pudiste asistir ahí van nuestras conclusiones. Lo primero que nos ha llamado la atención es ver cómo en esto la figura del diseñador tiene mucho futuro dentro del nuevo enfoque del periodismo. ¿Por qué?  Vivimos en la era de la imagen, lo que se traduce en un in put a favor del diseñador, ilustrador, infógrafo… Pero también porque el periodismo se ha convertido, como apuntaba Al Triviño, en un viaje múltiple con dos tipos de viajeros (lectores). Por un lado están los que quieren un viaje lineal, tradicional, con un ritmo marcado por un principio y un fin clásico. Por otro, están aquellos que quieren configurar su propio viaje, desde una perspectiva no lineal, un ‘yo me lo guiso, yo me lo como’. Desde el punto de vista del diseño, en estos momentos hay que desarrollar contenidos editoriales que sean atractivos para ambos públicos teniendo presentes una serie de factores fundamentales: el tiempo disponible para ‘viajar’, cómo empaquetar los contenidos para que sean atractivos visualmente y, finalmente, ese viaje debe pensado para la gente que quiere comprar (especialmente en esta nueva generación de ‘yo me lo guiso, yo me lo como’, los del iPad que buscan en una misma plataforma un juego, una propuesta editorial y una propuesta comercial).

Esto está muy relacionado con un nuevo tipo de profesional. La figura del periodista tal cual tiende a extinguirse o,  en cierto sentido, se cambian las tornas. Los diseñadores se convierten en reporteros combinando palabras y conceptos con un lenguaje gráfico-visual muy personal (Jaime Serra, Gabi Campanario, La Mosca) y los periodistas, a su vez, se transforman en ‘tratadores’ de imágenes, vídeos… (Ana Alfageme) y en ‘recomendadores’ de noticias. Todo ello porque existe ese nuevo público que cada vez quiere más que se le escuche y participar en un contacto de tú a tú, no leer páginas sino vivir a través de los contenidos una experiencia sensorial al más alto nivel. Y es que, la interacción con el lector está más presente que nunca. Una tendencia que va a más en consonancia con la evolución de las redes sociales y cómo éstas forman parte de nuestra vida.

Por otro lado, en el ÑH7 hemos sido conscientes como lectores/diseñadores de que hay editores/jefes (La Vanguardia, Metrópoli-El Mundo, Liberation) que se arriesgan y dejan en manos de sus directores de arte (Rodrigo Sánchez, Jaime Serra, Alain Blaise…) una total libertad creativa. Y algo inaudito, porque también hemos visto cómo en Italia hay vida más allá Berlusconi tras comprobar la existencia de proyectos editoriales tan sorprendentes, críticos y de una calidad excelente como IL e Internazionale.

También hemos disfrutado con la lección de tipografía de Eduardo Manso (gracias por hacernos ver que lo sencillo es lo que mejor funciona). Con el proyecto infográfico de Nicolas Felton. Con Graig Walker y su reportaje fotográfico del soldado Ian Fisher, ganador del Pulitzer 2010 y que nos dejó casi sin palabras. Todo ello sin olvidar los magníficos trabajos de presentados por  Alain Blaise para Libération.

Captura de pantalla 2010-11-15 a las 19.29.28

El día de la clausura también vimos cómo se mezclan los diseñadores-periodistas-lectores-directores-artistas-fotógrafos y gente de todo tipo para recibir los premios ÑH7. ¡Grandes profesionales!

El 2011 más. Desde gràffica esperamos que este evento se considere también como un foro habitable por diseñadores además de por periodistas y de este modo el año que viene el patio de butacas se llene hasta los topes, allá donde viaje el congreso.

+info: www.snd-e.com