¿Qué pilingui se esconde detrás de cada tipo?

Londres tiene numerosos iconos: el Big Ben, los buses de dos pisos, los black cabs… pero ninguno tan sensual, provocativo y caliente como las tart cards [‘puti-tarjetas’, versión castiza], con las que prostitutas empapelan las paredes de las cabinas de teléfono para anunciar sus servicios. Wallpaper ha lanzado un reto a los diseñadores, descubrir la prostituta que se esconde detrás de cada tipo y hacer su propia interpretación gráfica.

Tan sólo hay que entrar en cualquier cabina del centro de Londres para ver hasta 80 tarjetas de prostitutas invitándote a que las ates, las provoques, les zurres en las nalgas o las masajees. Las tart cards están tan extendidas que ahora se ven como artículos de arte accidental y tienen amplios seguidores de culto. Y mientras para unos es considerado como un estilo de diseño ‘marginal’, para otros las tart cards ejercen de musas, llegando a influir en la obra de muchos artistas importantes. Este es el caso de Tom Phillips y también los hermanos Ray y Nils Stevenson, diseñadores de los Sex Pistols.

Antes de que la proliferación de internet y del uso del teléfono móvil provoque la desaparición de estos sugerentes reclamos, la revista Wallpaper junto a St. Bride Library y UK Type, han pedido a los diseñadores -ya sean estudiantes o superfamosos- que encuentren a la prostituta oculta en cada tipografía y crear sus propios diseños gráficos. Fuente de inspiración no les ha faltado a los participantes y el resultado es de lo más creativo, con no pocos guiños de humor y numerosos juegos erótico-verbales y erótico-visuales.

Además de la selección las 450 tarjetas que se pueden -todas- en Wallpaper, éstas también se expondrán en KK Outlet en Londres, del 22 al 29 de junio.

Wallpaper quiere remarcar que, aparte de los brillantes diseños presentados, hay que subrayar el serio problema subyacente en estas tarjetas -el drama del tráfico de mujeres en la industria del sexo-. Es un tema citado frecuentemente por Mike Dempsey, de Studio Dempsey, que es voluntario en la Fundación Helen Barber, que ayuda a reconstruir las vidas rotas por la violación de los derechos humanos. Así, mientras la exhibición de Wallpaper es una oda a las cualidades gráficas del fenómeno puti-tarjeta, el diseño de Dempsey es un recordatorio del mundo siniestro que subyace en cada tarjeta.

………
+info: wallpaper.com