¿Cómo funcionan?

Después de 7 años entregando premios, Gràffica sigue fiel a los mismos argumentos de sus inicios:

Solo buenos proyectos. Buenos trabajos. Buenos profesionales.

El funcionamiento de los premios es muy fácil, si bien dista del planteamiento de otros certámenes de diseño.

A los Premios Gràffica no se puede presentar nadie pero todos participan. No existen cuotas, ni inscripciones… Cualquiera puede ser nominado para recibir el premio. Proyectos y carreras profesionales desarrolladas en España.

Es el equipo editorial de Gràffica el que elige un jurado amplio formado por grandes profesionales, cuyo criterio está fuera de duda. Más de 20 personas de diferentes ámbitos de la cultura visual: directores de museo, periodistas, profesores, creativos, agencias, agentes culturales… y diseñadores.

Son ellos, los miembros del jurado, quienes postulan a los candidatos según su criterio profesional. Cada jurado expone los motivos por los que cada candidato merece un Premio Gràffica y el jurado vota, sin influencias entre ellos, de forma anónima y secreta.

Por supuesto, ningún jurado puede votar a sus propios candidatos y cada miembro del jurado sólo tiene 5 votos entre más de 60 propuestas. Cada voto se convierte en crucial.

Con todos los votos emitidos, los 10 más votados son los elegidos. Cada año es sorprendente ver la calidad y la cantidad de las propuestas y los premiados. Trayectorias, diseñadores, ilustradores, motion-graphers, divulgadores y gestores culturales, tipógrafos, eventos, exposiciones, programas de televisión, webs, proyectos personales… Para el equipo editorial de Gràffica es un orgullo y una alegría ver tantos proyectos. Una muestra del buen estado de salud que goza el diseño hecho en España.

Posteriormente los 10 trofeos se entregan cada año en una ciudad diferente de la geografía española durante el Festival Premios Gràffica. Donde además de entregar los trofeos, los ganadores tienen la oportunidad de explicar al público, en una mini conferencia, los detalles de su carrera o proyecto. Un momento para descubrir los motivos que dan valor a su premio.