¿PowerPoint nos hace estúpidos?

Un libro critica el programa porque altera los hábitos de argumentación. |+info|