¿Por qué un concurso de diseño?

Los concursos de diseño son una enfermedad. Se han ido extendiendo como un virus pandémico y, por lo que vemos, parece que nadie los va a poder parar.

shutterstock_159625445

Shutterstock – 159625445.jpg

Prácticamente a diario nos llegan propuestas para que los creativos participen en concursos de diseño. Y de entrada, al menos en mi caso, la respuesta siempre es NO. Por definición, por convencimiento, porque no me da la gana trabajar sin saber si voy a cobrar. Tengo la sensación de que alguien está intentado aprovecharse de mí. Que es una especie de juego de Casino en el que ganar a la banca es prácticamente imposible, es más, si te dedicas profesionalmente al juego se gana mucho más dinero que participando en concursos de diseño.

Y al principio pensaba que con esta actitud, y con un poco de proselitismo podría, podríamos, desactivar esta costumbre. Pero el tiempo me quita la razón. Es un mal que no tiene ninguna perspectiva de remisión. Todo lo contrario.

Las empresas han descubierto un verdadero filón para su autopromoción, para viralizar sus acciones, para buscar nichos de mercado más joven… para hacer branding de otra manera. Ya no piensan en hacer campañas con mensaje para un público determinado, normalmente joven. Ahora es mucho mejor hacerles participar de una ‘experiencia’ creativa. Que participen, que comenten, que compartan, que twiteen… Las redes sociales han cambiado muchas reglas.

Y no es que las empresas, como creen muchos, se gasten de este modo menos dinero. En la mayoría de los casos, con lo que se gastan montando todo el festival podrían pagar varias veces el proyecto a una agencia. En ocasiones, hay presupuestos para ‘viralizar’ concursos de diseño que cuestan 10 veces lo que les costaría pagar por hacer una botella, una tarjeta o un cartel. El objetivo es otro.

Y entonces, si se gastan más, ¿por qué no encargan el trabajo a un profesional y se dejan de experimentos concursiles? Pues porque el resultado, en la mayoría de los casos, es lo de menos. Lo que interesa es que la marca se pase por delante de los jovenzuelos con barba y gafa-pasta que son multitud y de ese modo la marca organizadora quede grabada en sus cerebros. Que vaya con su filosofía, que forme parte de su subconsciente colectivo.

Para cosas más serias e importantes las reglas siguen intactas. No es que las grandes empresas no trabajen con profesionales y empresas cualificados; claro que siguen haciéndolo. Lo que ocurre es que los concursos generan tanto ruido que parece que todo lo quieren hacer de ese modo. Incluso cuando alguna empresa seria ha pretendido cubrir una necesidad real con un concurso, al final, ha visto que no es posible.

El diseño necesita de colaboración mutua, de reuniones, de objetivos claros, de propuestas y contrapropuestas… De trabajo en equipo, en definitiva.

Los concursos son odiosos, pero hay que conocer los objetivos de cada uno y tomar decisiones al respecto. Cada uno es dueño de sus decisiones y de sus circunstancias y aunque yo no lo veo, hay muchos –lo sé– a quienes lo de concursar les va y además le sacan partido. Y entre estar parado y estar haciendo cosas manteniendo la cabeza ocupada y en forma, hay ocasiones en las que lo segundo es incluso recomendable.

 

  • Javier

    me quedo con la última frase: “Y entre estar parado y estar haciendo cosas manteniendo la cabeza ocupada y en forma, hay ocasiones en las que lo segundo es incluso recomendable”.

  • Yo participaría solo por el gusto de diseñar y tener exposición, si se puede ganar dinero con ello pues que más que genial ¿no?

  • creando

    Los concursos por lo general no suelen salir bien.

  • Liliana

    estoy totalmente de acuerdo. en mi larga trayectoria por la profesión jamás, nunca, nos hemos presentado o prestado a concursar

  • magoxulin

    Para muchos, el concurso es la única opción que nos queda, porque muchas agencias de publicidad están llenas de tíos que se creen “diseñadores” porque saben poner cuatro fotos y un texto en Photoshop.

    • magoxulin

      Y para los que sabemos ya no hay sitio.

  • Nacho Lavernia Amador

    Os Imagináis?:
    Necesito hacerme un By-Pass. Concurso!!!! Es la oportunidad que todo aprendiz de médico ha deseado. El premio (si sobrevivo) será el reconocimiento y la gratitud de haber hecho un buen trabajo!!! abierto a todo el mundo, seas médico o no, ahora es tú oportunidad!!!!!

  • gustavo berocan

    Prefiero incluso trabajar para mi mismo en mi tiempo libre. Sea pensando un producto o haciendo cosas sin el afán económico pero que ejerciten mi creatividad. O incluso haciendo algo que no sea vaya a reproducir, por el simple placer de experimentar.

  • Cynthia Torres

    Participar en los concursos en nuestro “tiempo libre” como diseñadores nos permite desarrollar nuestras habilidades creativas, mantenernos al día y con ideas frescas, ganemos o no, son experiencias que nos ayudan a mantenernos vigentes y en constante movimiento…

    • Miriam

      Y, de paso, desvalorizar nuestra profesión. Creo que hay que pensar en el colectivo, en el futuro del diseño, que está bastante crudo, y no solo en los beneficios personales que te va a aportar. Menos individualismo y más conciencia colectiva.

      • magoxulin

        Se nota que no necesitas el dinero para vivir.

        • pedemillo

          si pretendes vivir ganando concursos la llevas clara…y en casa no encuentras clientes..hay que buscarlos en la calle. y te aseguro que hay un gran sector de la población muy desatendido a nivel de diseño…pero claro…todos queremos optar a un laus no te jode.

    • Marcos

      Cynthia, si te presentas a un concurso abierto estas trabajando gratis con la esperanza de que suene la flauta, ya que los jurados raramente están formados por expertos en diseño. Que sepas también que en la mayoría de los concursos se quedan con los derechos de propiedad, ganes o no, y por lo tanto ya no será tu proyecto. Al presentarte a estas convocatorias abiertas a cualquier persona, profesional o no, estas admitiendo que la profesión del diseño no implica tener formación alguna, además de realizar un trabajo gratuíto. Te propongo que la próxima vez que quieras instalar una estandería en tu casa convoques un concurso entre carpinteros profesionales o no profesionales, que se vengan a tu casa, cada uno de ellos te instale una estantería pagando materiales y mano de obra. Luego tu decidirás cual te gusta más, te quedarás con todas ellas y solo pagaras una. Finalmente les daras las gracias a todos los carpinteros por participar y les diras que estas muy contenta con el resultado. Los carpinteros, levemente decepcionados se resignarán y dirán… bueno, casi gano, otra vez será, lo seguiré intentando. Suena absurdo verdad?? pues eso es lo que estas haciendo tu al presentarte a un concurso abierto de diseño.

      • magoxulin

        Al presentarme a un concurso de diseño, estoy en la posibilidad de demostrar mis capacidades como creativo y conseguir que otras personas se fijen en mi trabajo, abriendo puertas a un trabajo. Si no participo por miedo a perder, ni puedo demostrar mis capacidades en una empresa porque todas tienen ya a “diseñadores profesionales” que en su mayoría son cuñados o sobrinos con conocimientos básicos de Word y Paint, estoy tirando todo lo que he aprendido, y mejor intentarlo en un concurso que quedarme en casa mirando para el techo porque las agencias “profesionales” no contratan a nadie.

        • Evita

          Tus capacidades como creativo las puedes demostrar día a día, no hacen falta concursos que devalúen los trabajos de todo un sector profesional, abre un Tumblr muestra tu obra al mundo y demuestra tus capacidades. Dudo que en una agencia profesional contraten personal que solo tenga conocimientos básicos de Word y Paint, creo que hablas desde la frustración. STOP CONCURSOS DE DISEÑO

    • Laura

      Claro que sí. Actualizas book y puedes ganar. Y no siempre son mal pagados. No seamos ilusos, las grandes agencias y estudios también van a concurso y compiten con los mejores, es lo mas habitual.

  • Íñigo Escodín

    Me uno al NO rotundo ante este tipo de propuestas, antes prefiero dedicarme a poner Gin Tónics. Me parece una aberración para cualquier profesión. ¡Por nuestro futuro decid no!

    • magoxulin

      Pues ponte a servir gintonics. Otros preferimos aprovechar la única oportunidad que tenemos de demostrar lo que sabemos hacer.

      • Alvaro

        Pues si tu única oportunidad son los concurso déjalo ya…

      • ella

        Me parece que te confundes con eso de que sea una oportunidad… en los concursos, estas compitiendo con gente que no son diseñadores, por lo tanto aquí ya te desvalorizas, por otra parte, ganes o no ganes, ese diseño que se supone que ha de formar parte de tu porfolio, es en realidad propiedad de los organizadores…por lo tanto, pierdes tiempo, tu trabajo, en la mayoría de los casos, aunque ganes, no está pagado correctamente, y encima te pones en contra de los compañeros de profesión, porque ya está dura la cosa, como para andar trabajando gratis, si todos decidieramos no presentarnos a nada, al final no habria mas remedio que contratar y punto, como en las otras profesiones. Mi consejo, no te centres en diseñar para concursos y haz cosas para tí, que le den valor a tu empresa o a ti mismo como feelance. Al final, el esfuerzo y las cosas buenas salen a la luz.

        • Llepa

          Sospecho que si no puedes “ganar” a un no-profesional,deberias pensar lo de los gintonics (entonces estarás jugando al mismo juego)…o reciclarte y ver porque esa persona “sin conocimientos” ha realizado algo que ha preferido el cliente.Los concursos no son una garantía de calidad y ciertamente la mayoría tienen “jueces” dudosos,pero el HECHO es que el mercado esta cambiando.Los precios que imponen las academias por un simple certificado de estudios siempre hicieron pensar al gremio que se podía presupuestar a unos precios astronómicos (refiriéndome al coste de la mano de obra),ciertamente influidos por los costes de software y hardware,obvio,pero pareciendo una carrera por parte de los profesionales por recuperar su dinero generando beneficios en tiempo récord (lógicamente,excepciones las hay).He visto presupuestos de una web ridículamente mala por 1800€ por gente con titulación,pero ninguna creatividad ni sentido del espacio.Cosas como esa son las que han fomentado esos cambios.
          No es que las grandes compañías gasten menos,es que esos concursos abren la posibilidad de acceder a un “equipo” de diseño a gente con pocos recursos,a particulares que sacan un disco;básicamente a cualquiera que jamás habría entrado por la puerta de tu estudio a pedirte presupuesto…
          Son estos momentos cuando hay que mirarse el ombligo…
          DEMONIZAR NO ES NINGUNA SOLUCIÓN

      • Íñigo Escodín

        Lo siento pero es más triste el tema de los concursos que servir gin tónics. De momento no ponen a concurso quien se lo va a servir detrás de la barra… pero dale tiempo. Echa hielo, pon buena cara, la tónica bien fresquita, pero igual no te sirve para nada, no te eligen y no cobras…

  • Hola, me parece interesante la manera en como se aborda este tema

    hago una pregunta por ignorante….¿ en el caso de un novato ilustrador/diseñador grafico como yo que me la paso ofreciendo mis servicios, y aunque confio en mis trabajos, a los clientes no parece importarle mucho al igual que las grandes marcas el resultado sino mas bien preguntan por logros o trabajos grandes anteriores (los cuales todavia no tengo como record). entonces los concursos o ser ganador de uno parece darles cierta credibilidad. ¿de que forma puedo ir evitando esto de los concursos, o mas bien como puedo ir ganando credibilidad si siempre me piden que muestre trabajos pasados que no me dan por ser novato?

    • Marcos

      Enoc, los clientes valoran el trabajo bien hecho, no los concursos. Se me ocurren muchas maneras de coseguir un buen porfolio, sobre todo en el terreno de la ilustración, en el que puedes trabajar con proyectos propios. No conozco a ningún diseñador relevante que se haya presentado a algún concurso, ni cuando empezaron, tu podrias decirme alguno. La carrera del diseño es una carrera de fondo, y hay que ir poco a poco construyendola, quizas empezando por clientes y proyectos más pequeños para ir evolucionando.

      • magoxulin

        ¿Y cuando no hay ni un puto cliente porque nadie suelta un duro? ¿Qué hago, me quedo en casa mirando las moscas?

        • ella

          Veo que estas irritado, y entiendo porque la cosa está dura, pero me viene una pregunta ¿ganas todos los concursos a los que te presentas? e

    • maria

      Para hacerte un buen portafolio, puedes trabajar con proyectos imaginarios, propios, hacer re-brandings de marcas conocidas (esto con suerte hasta puede tener algo de viralidad) o trabajar pro-bono, es decir, sin cobrar, para alguna asociación o organización benéfica que tú elijas y donde con un poco de suerte apreciarán tu trabajo (los entendidos del tema aquí recomiendan hacer factura para que vean lo que cuesta ese logo, póster o web que les has hecho, donde posteriormente aplicas un 100% de descuento). Si te interesa esta opción busca “pro-bono” en Internet, se ha escrito bastante sobre el tema y es muy interesante.

      Si aún así optas por los concursos, muy respetable, yo tiraría por los que no se quedan los derechos del trabajo de los no-ganadores y así los podrás compartir y mostrar en tu portafolio y, sobre todo, evitar aquellos concursos que requieren inversión económica por tu parte (impresiones a tamaño cartel sobre cartón-pluma, por ejemplo).

      Y como han dicho por aquí también, no esperéis todos a ganar Laus, diseñando un vinilo para la peluquería de tu barrio, por ejemplo, también se pueden pagar facturas.

  • Carina Vivaldi

    En mi experiencia, para el mega evento de los concursos brandinezcos que nombras, contratan una agencia para hacer el Branding, organización y comunicación del “Concurso”. Los resultados del mismo la gran mayoria de las veces no se usan mas que para exponerlos en un evento. Si el objetivo esta claro, ninguna agencia o profesional va a participar del concurso en sí, por lo tanto no me preocuparía demasiado de esos casos. Distinta es la viveza criolla de las empresas que creen que pueden obtener mejores resultados llamando a concurso para resolver piezas de diseño pero indudablemente los resultados suelen no servirles para nada y quedan archivados en un cajón. Los concursos en los que vale la pena participar deben ser acordes al nivel profesional y deben estar bien sustentados. (se cuentan con el dedo de una mano).

  • Santiago Molina Pons

    Pienso igual. Cuando me llegan propuestas de este estilo, mi primera respuesta siempre es no, por cuestiones de ética profesional. Puede que a otros le funcione pero a mi no.

    • magoxulin

      Pues te pierdes oportunidades como la de ganar 3000 euros por presentar un cartel, una propuesta real organizada por una marca seria con muchos años en el mercado. Yo estoy participando en esa oportunidad.

  • attik comunicación visual

    Hola Victor. Pienso exactamente igual que tu, que la cuestión va más allá del diseño sino de la movida de mkt para imponer la marca en cuestión… Lo paradojal del caso, es que la única vez que participé en un concurso para el diseño de una botella de vino…. gané!! Y la alegría fue comparable al festejo de los colchoneros del sábado pasado. Saludos.

    • magoculin

      Y si no hubieras participado, como no hacen los “profesionales” que aquí postean, te hubieras perdido el premio, que tal vez era una buena cantidad de dinero ¿me equivoco?

      • Mario

        No sé si te das cuenta que eres el único que está defendiendo tanto los concursos, con tanta pesadez e insistencia y cuando ni siquiera te han nombrado, que parece que lo que te pasa es que tienes remordimientos de conciencia por algo…