10 lecciones de vida desde el diseño: el decálogo de consejos de Paula Scher

Coincidiendo con el lanzamiento de su último libro, ‘Paula Scher: Works’, la aclamada diseñadora ha concedido una charla donde ha revelado 10 consejos de vida imprescindibles para diseñadores. Tras comenzar su carrera en los años 70, Paula Scher se consolidó a mediados de los 90 con su identidad para el Public Theater. Socia del prestigioso Pentagram, Scher es una figura fundamental en el ámbito del diseño gráfico. A continuación, recogemos sus principales consejos:

Paula Scher Consejos1

Imagen: Pentagram.

1. Enamórate de algo que haya sido diseñado. 

Cuando te dispones a diseñar algo es inevitable que, para inspirarte, recuerdes cómo te hizo sentir a ti un diseño que te haya impactado, o del que, efectivamente, te hayas enamorado en algún punto de tu vida. Muchos de los trabajos que más han repercutido en el estilo de Paula Scher, precisamente, llegaron a su vida como ‘epifanías’. En este sentido, considera imprescindible los trabajos realizados para los Beatles, como los álbumes Revolver, Sgt. Pepper y el White Album.

2. Ten héroes y mentores. 

Dos son las personas que han tenido más impacto sobre la vida y trabajo de Paula Scher: el ilustrador polaco Stanlisław Zagórski, que fue profesor suyo en la Tyler School of Art en Philadelphia, y su marido, el diseñador e ilustrador Seymour Chwast. Tener un héroe o un mentor obliga a aspirar a algo más, a tener siempre a alguien en el punto de mira. «Ilustra con tipografía» es uno de los consejos que recibió de Zagórski que más le ha influido.

3. Fuérzate a plantarte frente a algo.

Para Scher, es saludable encontrar algo contra lo que haya que trabajar. En su caso, la Helvetica, tipografía que odiaba. Gracias a ello, precisamente, se obligó a no aceptar esa conformidad y a crear otros tipos de fuentes. Su amor por el eclecticismo en esta materia la condujo directamente a Pushpin Studios, donde conoció, entre otros, a Milton Glaser.

4. Desafía los ‘status’ profesionales.

Se tiene la concepción de que a los 20 años un profesional está comenzando en el mundo del diseño y que, por lo menos hasta los 50, no alcanzará la llamada ‘edad de oro’. Scher propone no tomar estos pretextos muy en serio. En cualquier momento se puede hacer algo diferente, y alcanzar el éxito mucho antes de lo que los status profesionales suelen ofrecer.

5. Percibe los trabajos en la distancia.

Una colaboración con un cliente se puede alargar durante muchos años (casi toda una vida) si la relación es correcta y agradable. Nunca sabes qué deparará el futuro, por lo que conviene siempre ser cordial con quienes se trabaja. Como ejemplo, Scher menciona su colaboración con The Public Theater de Nueva York, cuya relación profesional todavía mantiene a día de hoy.

6. Sé un neófito.

Con este término, Paula Scher se refiere a que nunca se ha de dejar de aprender y que, por tanto, siempre se debe ser ‘nuevo’ en algún ámbito o materia. Ello no significa, necesariamente, empaparse de todas las últimas herramientas digitales y destacar todo lo demás. Por ejemplo, cuando muchos diseñadores solo aspiraban a trabajar en este terreno, ella decidió hacer proyectos más relacionados con exteriores. La fusión de ello con Photoshop fue lo que le permitió aportar algo diferente.

7. Encuentra una expresión personal.

Más allá del estilo de cada uno, es necesario encontrar un área de trabajo o vida donde se pueda desatar toda la pasión que se tiene contenida procedente de otros aspectos. Después de algunos proyectos, Scher se dio cuenta de que necesitaba sacar lo que sentía y, así, comenzó a trabajar en sus reconocidos mapas a gran escala. Una nueva vocación que le ayuda, todavía hoy, a resolver muchas de sus cuestiones más artísticas y personales.

8. Trabaja gratis.

«Esto va a ser controvertido», reconoce la diseñadora gráfica al tocar uno de los temas más polémicos en el sector. Para explicarlo, alude a algunos trabajos gratis que ha realizado durante su carrera profesional que, finalmente, le han conducido a otros éxitos laborales. Independientemente de ello, también indica que no tener un cliente que paga permite una mayor flexibilidad y creatividad en los trabajos («puedes desatar tu ira, o tu opinión política»). «No ser pagado por algo no significa que no haya valor», añade.

9. Rodéate de gente inteligente.

Scher señala que desde el principio de su carrera ha tenido la suerte de haberse rodeado de personas inteligentes que han conseguido inspirarle y de los que ha aprendido. Con Pentagram, señala, esa aspiración se ha visto completamente realizada, siendo un estudio con importantes socios y compañeros hoy referentes en el sector.

10. Haz lo que mejor sabes hacer, pero sé capaz de cambiar con el tiempo.

Paula Scher reserva su consejo más difícil para el final. En él, alude a que es importante preservar el estilo de uno mismo, pero también hay que tener la capacidad de saber evolucionar, y no anclarse en la comodidad de lo que ya se sabe. Hay proyectos que mueren, y proyectos que nacen, y en mitad de ellos es importante también marcarse nuevos retos profesionales y atreverse a romper y generar un cambio con lo que se haya hecho antes.

Paula Scher Mapa 002

Imagen: Paula Scher.

Paula Scher Mapa Act 002

Imagen: John Madere.