Opinión

Manifiesto de un logo cabreado, por Juan Ramón Martín

Manifiesto de un logo cabreado, por Juan Ramón Martín

«Soy un logo, esa imagen que pretende representar a una institución, empresa, o producto. Y vengo a deciros que estoy harto y estresado. Los clientes quieren echar una carga sobre mis espaldas con la que no puedo. Me quieren responsabilizar de toda la comunicación de la empresa… ¡hasta me exigen que aumente las ventas!»